Conéctate con nosotros

Cultura

CC Los Pinos a 3 años de abrir sus puertas al pueblo: un espacio para el arte, la cultura y la lucha social

Publicado

en

El Complejo Cultural Los Pinos cumple hoy 3 años de abrir sus puertas al pueblo de México, una de las primeras acciones de gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien decidió convertir la Residencia Oficial de Los Pinos, símbolo de la opulencia y la superficialidad de nuestros gobernantes, en un espacio cultural donde pueden entrar todas y todos. 

El CC Los Pinos ha sido sede de actividades inimaginables hasta hace tres años; albergó a las y los representales del movimiento estudiantil de 1968 y el “2 de octubre no se olvida” retumbó por las casas semivacías de los expresidentes de México, fue sede también del Premio Carlos Montemayor, y desde el salón Adolfo López Mateos se escucharon las consignas de las familias que buscan en fosas clandestinas a sus desaparecidos por la Guerra Sucia. 

Te puede interesar

“Este salón fue mandado a construir por Carlos Salinas para los XV años de su hija. Este lugar fue bastión del poder, símbolo y templo del neoliberalismo, que gracias a este gobierno hemos tomado y hemos derribado y poco a poco vamos a ir redignificando y resignificando, con la ayuda de todos ustedes”, dijo el director del CC Los Pinos, Homero Fernández en aquella ocasión. 

Te puede interesar: ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!: Premio Carlos Montemayor 2021 a víctimas de la Guerra Sucia

Ahí, en las instalaciones donde antes se decidía la estrategia de seguridad en tiempos de Felipe Calderón, los y las principales afectados de aquella guerra contra el narco, -cientos de personas que perdieron a sus hijos e hijas, hermanas y hermanos y hoy los buscan en fosas clandestinas-, representados en colectivos de mujeres buscadoras, alzaron la voz con dignidad y al unísono siguen preguntando “¿dónde están?”, a la vez que montaron una exposición, en las entrañas de la inmensa casa que habitó Enrique Peña Nieto, con los rostros de las madres luchadoras que llevan años exigiendo reparación y justicia. 

El CC Los Pinos ha ofrecido conciertos, funciones de teatro, espacios de lectura y hasta pasarelas de moda con diseños textiles de las comunidades indígenas del país, como lo fue “Original”, un evento de 4 días en donde artesanos y artesanas tradicionales y no tradicionales encontraron un espacio para comerciar sus piezas originales, víctimas de plagio por casas de diseño hiperprestigiosas en el mundo, y que se vieron obligadas a recular, pedir disculpas y sentarse a negociar con los verdaderos creadores y creadoras de los diseños que robaron. 

Se inauguró también el “Cencalli: casa del maíz y la cultura alimentaria” en lo que antes era el Molino del Rey y a sus alrededores se montó un mercado de productores y artesanos mexicanos que comercian sus productos a precios justos y sin intermediarios. 

Te puede interesar: Un paseo por el museo “Cencalli, la Casa del Maíz y la Cultura Alimentaria”

Quizá falte mucho por hacer, o quizá no, pero está claro que el CC Los Pinos tiene un objetivo fijo: ser espacio para las diversas expresiones artísticas, culturales y de lucha social para el pueblo de México. Apropiárselo es una tarea de la gente, que poco a poco reconocerá y resignificará este espacio que por momentos sigue recordando a los años oscuros en que la opulencia, la simulación y el privilegio eran el símbolo principal de este lugar, ubicado en la 1era sección del Bosque de Chapultepec, y al que solo unos cuantos podían entrar. 

Te puede interesar: Clausura Original México. “Somos una potencia cultural y estamos poniendo el ejemplo al mundo”: Alejandra Frausto

Leer más
Clic para enviar comentario

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cultura

FARO Tecómitl invita a sus festejos por su aniversario 16 

Este viernes 23 y sábado 24 de septiembre se llevarán a cabo actividades artísticas y culturales para conmemorar su aniversario

Publicado

en

Este 2022 la FARO Tecómitl celebra su  Aniversario 16 con un gran programa  de actividades culturales, así como la exhibición de obras diseñadas por alumnos y talleristas y espectáculos artísticos. 

Las actividades inician este viernes 23 de septiembre con a las 13:00 horas con la Celebración Infantil que contempla los talleres de Dibujo y Pintura, Sellitos corporales, Activación y manualidades infantiles, así como Filigrana para niños. 

Te puede interesar

A las 14:30 horas inicia el Festejo para Peques, un espectáculo mágico de títeres. 

Mientras que a las 15:00 horas es momento del show de música y humor Payasadas Rockeras II.

Los festejos continúan el sábado 24 de septiembre con un amplio programa, que inicia a las 14:00 con la exhibición de talleres. 

A la misma hora, en otro punto de la FARO Tecómitl se presentará la Cuentacuentos Araceli Segura

A las 14:20 horas inicia la muestra de ballet, a cargo de las y los estudiantes de este taller. 

Posteriormente es el turno del espectáculo Chinampower, banda de rock alternativo, seguidos de una Muestra de Break dance a cargo de estudiantes de la FARO Tláhuac

A las 16:00 se presenta Lengualerta, espectáculo de hip hop y reggae. Mientras que a las 17:00 se realizará una exhibición de body paint

Hacia el final de la jornada de actividades llegará Manueloko, show acústico. Y para cerrar los festejos la banda de punk Defekación ofrecerá un concierto. 

Todas las actividades son gratuitas y para toda la familia. Para más información consulta la cuenta de facebook de la FARO Tecómitl. ¡No te lo puedes perder!

Leer más

Cultura

MEXTRÓPOLI 2022: Las 10 Rutas de la Arquitectura en la CDMX que debes recorrer

Las rutas forman parte del Festival de Arquitectura y Ciudad MEXTRÓPOLI 2022; son recorridos por la obra de arquitectos referenciales del siglo XX en México, como Teodoro González de León y Mathias Goeritz

Publicado

en

El Festival de Arquitectura y Ciudad MEXTRÓPOLI 2022, llegó a la Ciudad de México con todas sus actividades de manera presencial luego de dos años de la pandemia de Covid-19; se realiza del 21 al 25 de septiembre.

Cien actividades conforman su programa, entre ellas 10 Rutas de Arquitectura en la CDMX que las y los capitalinos no se pueden perder;se trata de recorridos por la obra de arquitectos referenciales del siglo XX en México, como Teodoro González de León y Mathias Goeritz

Te puede interesar

Las rutas inician el viernes 23 de septiembre con el Recorrido de Luz, a las 20:00 horas en el Centro Histórico de la capital mexicana; concluyen el domingo 25. Todos se realizan en transporte especial.

El sábado 24 y domingo 25 se realizarán los recorridos, desde las 9:00 hasta las 11:00 horas, todas con acceso gratuito con registro previo en la página de MEXTRÓPOLI: https://mextropoli.mx/

Rutas:

Recorrido de la Luz, ruta por el Centro histórico, viernes 23 de septiembre, 20:00 horas. 

Recorrido Goeritz, recorrido por obras escultóricas del artista mexicano de origen alemán. Sábado 24 de septiembre 09:00 horas. 

Ruta Teodoro, recorrido por obras escultóricas del artista mexicano Teodoro González de León. Sábado 09:00 horas.

Ruta Condesa, ruta a pie por calles de la Condesa. Sábado 24 de septiembre 10:30 de la mañana.

Ruta ReUrbano, se visitarán 3 proyectos en rehabilitación de edificios patrimoniales. Sábado 24 de septiembre, 11:00 horas.

Ruta Tlatelolco, recorrido por un espacio emblemático de la Ciudad de México. Sábado 24 de septiembre, 11:00 horas. 

Ruta Tres Torres, este recorrido incluye tres edificios modernos, referentes de la capital. Sábado 24 de septiembre, 11:00 horas.

Ruta Candela. Recorrido arquitectónico a través de las obras más emblemáticas del arquitecto del exilio español en México, Félix Candela. Domingo 08:30 horas. 

Ruta Rodar al margen. Exploración de la memoria urbana y dimensionamiento de la escala física de lo que alguna vez dieron las ciudades-islas de México Tenochtitlan y Tlatelolco. Domingo 25 de septiembre, 09:00 horas. 

Además habrá talleres gratuitos donde profesionistas y público en general podrán sumarse al diseño de ciudad y arquitectura.

También puedes leer: Festival MEXTRÓPOLI 2022 llega a la CDMX con más de 100 actividades

Las actividades del Festival de Arquitectura y Ciudad MEXTRÓPOLI 2022 se llevarán a cabo en diversas sedes, entre ellas el Museo Franz Mayer, El Centro Cultural España, FORO Caep, la Alameda Central, el Museo de la Ciudad de México, el Centro Cultural el Rule, Museo de Arte Popular, por mencionar algunos. 

Para más información, visiten su página web https://mextropoli.mx/ 

XII Bienal Iberoamericana de Arquitectura (BIAU)

La novena edición de MEXTRÓPOLI 2022 incluye la XII Bienal Iberoamericana de Arquitectura (BIAU) que, a través de exposiciones y coloquios, reflexionará sobre Habitar al margen.

Los organizadores, encabezados por Andrea Griborio y Miguel Adrià, director de Arquine, agencia de arquitectura en México, destacaron que el Festival como la Bienal serán un punto de encuentro y reflexión para reivindicar la dimensión social de la arquitectura y su potencial para proponer soluciones a los retos urbanos del siglo XXI, entre ellos la habitabilidad en las ciudades y sus periferias. 

Bajo el lema Habitar al margen buscan compartir propuestas y experiencias sobre la vivienda y la habitabilidad.

Las mejores exposiciones de arquitectura 

MEXTRÓPOLI 2022 también incluye en su programación las mejores exposiciones de arquitectura, la primera de ellas en el Museo Franz Mayer: Ciudades de Agua del Taller Capital, oficina fundada por Loreta Castro, con la que se expondrá una investigació sobre el destino del agua en la capital mexicana. 

En tanto que el colombiano Camilo Restrepo inaugurará la muestra en Laguna (Doctor Erazo 172) la exposición Ambigüedad específica, una pieza que pone en tensión las ideas del canon de la arquitectura moderna y la producción arquitectónica del trópico. 

La tercera exposición es Latinitudes del fotógrafo Leonardo Finotti, la cual se podrá disfrutar en el Museo de la Ciudad de México, muestra que busca establecer una relación entre ocho ciudades, las cuales son ordenadas por su latitud. En este mismo recinto también será inaugurada TATIANA BILBAO ESTUDIO, exposición monográfica del célebre despacho de la arquitecta Tatiana Bilbao.

Los espectaculares Pabellones en la Alameda Central 

Como en cada edición del Festival, no puede faltar la exhibición de los Pabellones en la Alameda Central, muestra con la que se fortalece la celebración de la urbe extraordinaria que es la Ciudad de México. Esta ocasión se inauguran este viernes 23 a las 10:00 horas.

Las  instalaciones en este espacio público tienen el propósito de invitar a la ciudadanía a interactuar con la arquitectura. 

Se cuenta con la participación de instituciones educativas como el Tec de Monterrey Campus CDMX, la Universidad Anáhuac de Querétaro, el Instituto Tecnológico de Massachussets, la UNAM, entre otras.

La pieza principal del Pabellón es la que recibió el primer lugar del Concurso Arquine No. 24- Pabellón MEXTRÓPOLI 2022, diseñado por un equipo conformado por Daniel Daou, Carlos Moreno y Carlos Galido, de Xalapa y Ciudad de México.

Leer más

Cultura

EL ESPEJO DE EUGENIA: El Universal contra el Fondo de Cultura Económica

Publicado

en

El 10 de mayo de 1933 en la Plaza de la Opera de Berlín,  jóvenes nacionalsocialistas procedieron a la quema de libros de autores que, según su creencia o frenesí, atentaban contra la cultura alemana: Marx, Engels, Freud, Remarque. Entre los asistentes que promovían y festejaban tal acción, en contra de lo que denominaban bolchevismo cultural,  se encontraba el ministro de propaganda del régimen nazi, Joseph Goebbels. 

Probablemente ninguno de aquellos jóvenes partidarios del Tercer Reich conocía la máxima del gran poeta Henrich Heine: donde se queman libros, al final se acaba quemando gente, pero sería absurdo pensar que la jerarquía nazi, que se ufanaba de poseer exquisito y vasto conocimiento de las artes, hubiese ignorado a Heine, de ahí que podamos afirmar que ignaros e instruidos, desde el fascismo hasta el estalinismo, han compartido por igual su obsesión por la censura, la estigmatización y la represión. En la batalla de las ideas el nazismo no actuó desde el oscurantismo medieval, sino desde la perspectiva del corporativismo cultural y la  apropiación del pensamiento de Nietzche, Kant o Shopenhauer, estos últimos invocados por el propio Fuhrer. 

Te puede interesar

Por décadas se atribuyó a Millán Astray la frase: cuando escucho la palabra cultura, pongo mi mano en el revólver. Es posible que haya invocado aquella expresión en la escaramuza en la cual ultrajó al rector de la Universidad de Salamanca, Miguel de Unamuno, pero el legionario fascista no fue el autor de tal despropósito. El burdo enunciado fue producto de la degradación de un tal Albert Leo Schlageter, icono del nazismo que fuera fusilado en 1923 y desde entonces glorificado como mártir, al punto de ser citado por Hitler en su obra Mi lucha

El recientemente desaparecido cineasta suizo Jean Luc Godard propuso en su film El Desprecio, una apostilla a la frase de Schlageter que se acerca más a lo que vivimos en México: Cuando escucho la palabra cultura, pongo mi mano en la chequera, enunciado, para hablar en términos coloquiales, más apegado a la cultura empresarial que a la universal. 

A propósito de esta última palabra, en el diario que lleva ese nombre se ha desatado una cruzada en contra del Fondo de Cultura Económica y de su director, Paco Ignacio Taibo II. Esa campaña mediática no es fortuita, forma parte del vendaval que contra las políticas de la 4T se instrumentaliza para desprestigiar instituciones que han sido objeto de profunda transformación y que, al parecer, hieren a élites acostumbradas a sus círculos de alta cultura, vale decir, cofradías de eruditos e iniciados que crearon aristocracias del pensamiento contrastantes con la presunta vulgaridad de los plebeyos. En esa maniobra vierten epítetos, acusaciones e infamias, como la difundida en su edición del 2 de septiembre, cuyo titular reza: Taibo II favorece a amigos con dinero público del FCE

La adquisición de veinticuatro mil ejemplares del antiguo sello Etiqueta Negra, comercializados a un valor que supera con creces la inversión original, ha devenido ultraje a la honra del escritor y director del FCE. No es casual ni espontáneo el acoso, detrás, como siempre, se parapetan el antagonismo ideológico, el desprecio por lo que no se ajusta a sus patrones estéticos, la obcecación que los conduce a imprecar a un pasionario de las letras, cuyo cometido ha sido desenraizar prácticas burocráticas y miserables que el viejo establisment consolidó a través de publicaciones, pautas, canjes, viajes y privilegios. 

Esa casta era representada por figuras más cercanas al oropel que a las bibliotecas, el caso de una directora del Fondo que, al decir de Taibo II: exigía galletas inglesas de una marca especial para tener en el stand de la feria del libro de Guadalajara, o de aquel gobernador que usurpó una librería del FCE para entregarla a la esposa de un hombre prominente que la convirtió en tienda de artesanías.

Más allá de los anecdótico, la acometida contra Taibo II se manifestó a partir de su nombramiento como director del Fondo. Ante la inminente titularización de un mexicano naturalizado,  la chismografía chovinista subrayaba, como si se tratase de un pecado,  el nacimiento de Taibo II en Gijón, España. Tras desdeñar esos denuestos xenófobos,  presté atención a una reseña de Cristopher Domínguez Michael de junio de 2021.

He subrayado en tertulias públicas  y conversaciones privadas mi reconocimiento a la erudición de Domínguez Michael, de quien atesoro ciertos libros como La sabiduría sin promesa, Servidumbre y grandeza de la vida literaria y Octavio Paz en su siglo.  Sobre la base de su cultura literaria, Domínguez Michael hace pormenorizado análisis de la trayectoria de Paco Ignacio, pero, más allá de ciertas flores y halagos sobre la cualidad del narrador y biógrafo, lo que de verdad le interesa al crítico, y que estructura la columna vertebral de sus observaciones, es la tendencia política de Taibo. 

Domínguez escribe, al esbozar un perfil de Taibo II: Cercano a la izquierda neardenthal, bolche enervado de coca cola y nicotina.  A pesar de aquellas  maromas desdeñosas, cabe resaltar que el crítico no se solaza en marañas vulgares, aunque sí presenta hipótesis trastornadas, como decir que: En 1997 hizo campaña para dirigir la cultura en el primer gobierno perredista de la ciudad de México, pero su intención manifiesta de imponernos a los chilangos una Revolución Cultural al estilo Lin Piao (sic) frustró el éxito de su candidatura. Tras pendejear al enemigo de clase y culpar del desaguisado a la influencia de los “estalinistas de derecha”, Taibo II desistió y volvió a lo que sabe, a vender libros. 

Cabe, para inflamar la contradicción, una mención al presidente López Obrador y su obra A la mitad del camino, en la que detalla con fechas y números los alcances del antiguo régimen en su relación con entes culturales privados, como las subvenciones por un valor superior a quinientos treinta y siete millones de pesos a los grupos Nexos y Letras Libres, publicación que vendió quinientos cuarenta mil ejemplares al gobierno de Peña Nieto. No es una inculpación, sino constatación del menjurje con el que se cocina la doblez moral.

Vale diferenciar, sin embargo, la crítica literaria del vilipendio. Quienes firmaron la crónica de El Universal contra el FCE están muy lejos de Domínguez Michael y, por supuesto, a años luz de Paco Taibo. Cuando Christopher Domínguez reconoce, ironía de por medio, que lo mejor que sabe hacer Taibo es vender libros, le da la razón al proyecto del nuevo Fondo, capaz de poner en ferias y a un costo de 215 pesos la serie de 16 libros de la colección popular Vientos del Pueblo, con títulos como El intérprete griego, de Conan Doyle, Vientos de agosto, de Rosario Castellanos, o Apuntes para mis hijos, de Benito Juárez. Tras el impacto de la pandemia, el FCE repartió de manera gratuita más de dos millones de ejemplares de la colección histórica y literaria 21 para el 21 a campesinos, normalistas, estudiantes, maestros, personal de salud, vecinos de colonias populares. ¿Será acaso un émulo de Lin Biao o un testaferro de sus antiguos mecenas el que impulsa esta revolución?

No hablen mal de la cultura, quizá algún día van a necesitarla, dijo García Lorca meses antes de que una horda franquista lo asesinara en el Barranco de Viznar. Quizá para los pensadores de conservadurismo, Lorca y Taibo II representen la amenaza a la que suelen tachar de extremista. Quizá tengan razón, porque al nacer en los extremos de la geografía española, Granada y Asturias, merecerían el calificativo de extremistas.

Ellos, extremistas del pensamiento, jamás quemaron libros. 

Leer más

Tendencia