Conéctate con nosotros

Cultura

Jueves de Debate: ¿Quiénes vencieron, quiénes fueron vencidos en la llamada Conquista?

Especialistas analizaron la construcción artificial de la imagen de los vencidos y de la figura del indígena, así como del proceso de desindianización para borrar el pasado indígena

Publicado

en

Se llevó a cabo el tercer “Jueves de Debate” en el FARO Cosmos, como parte del programa de los 500 años de la Resistencia Indígena de México-Tenochtitlan organizado por el Gobierno de la Ciudad de México.

La mesa de análisis se centró en el tema: “¿Quiénes vencieron, quiénes fueron vencidos?”, bajo la moderación del historiador Federico Navarrete con la participación de Violeta Vázquez Rojas Maldonado, lingüista e investigadora en el Colegio de México; Carlos Arturo Hernández Dávila, etnólogo y antropólogo; y Marta Martín Gabaldón, historiadora y antropóloga.

Te puede interesar

Asistió Vannesa Bohórquez López, titular de la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México, funcionaria que encabeza la organización de las mesas de análisis.

Los especialistas abordaron puntos como el proceso de sometimiento de los indígenas, su lucha por la defensa de las tierras, la construcción artificial de la imagen de los vencidos, la heterogeneidad de las comunidades indígenas y su extensión territorial a través de sus lenguas. Los ponentes también analizaron el concepto de mestizaje y el proceso de desindianización para borrar el pasado indígena.

La visión de los vencidos y todos sus matices

La maestra en historia Marta Martín Gabaldón inició el debate hablando de la importancia de hacer un análisis crítico de la visión de los vencidos y todos sus matices, planteó tres dicotomías que se han forjado a lo largo del tiempo y se han cristalizado hasta influir en el presente.

La primera dicotomía que expuso está relacionada con la idea de que los pueblos  indígenas fueron vencidos, misma que se forjó durante el siglo XIX y XX de la mano del nacionalismo.

“Fueron vencidos los indígenas contemporáneos, por así decirlo, mientras que se veía el pasado prehispánico como un elemento glorioso de la historia, que en el siglo XX cobraron mucho protagonismo pero han sido reclamos turísticos y de territorio”.

La segunda dicotomía o binarismo, es pensar que el contexto indígena en 1521 era totalmente homogéneo, cuando el análisis contemporáneo señala que no es así porque se debe recordar que la conquista se realizó con indígenas aliados, puntualizó. 

“Se ha ido poniendo sobre la mesa el protagonismo de ciertos indígenas en estos procesos de sometimientos de los pueblos (…) existían rivalidades y sometimientos. También hubo indígenas que fueron conquistadores que contribuyeron a la Conquista, literal”.

La tercera dicotomía planteada por Marta Martín indica que no todos los indígenas “vencidos” en este proceso histórico fueron iguales, pues señala que “hubo elites que luego obtuvieron el estatus de señores naturales, primero, posteriormente caciques que supieron conservar sus privilegios”.

“Tampoco podemos encajonar de manera tan gratuita y tan simplista del lados de los vencidos, porque supieron ejercer toda esta serie de privilegios, y muchos, lo vemos muy bien en el estado de Oaxaca, donde muchos cacicazgos sobrevivieron incluso al periodo de la Independencia y se extinguieron después. Estamos hablando de caciques indígenas que eran enormes terratenientes”, expuso.

Construcción artificial de la imagen los vencidos y la figura del indígena

El doctor y etnólogo Carlos Arturo Hernández Dávila resaltó que a lo largo del tiempo se trabajó en la construcción artificial de la imagen los vencidos de la llamada Conquista, y con ello se inventaron a los vencidos como a los vencedores, historias que se ve plasmadas en murales e iconografías conocidas, como el mural “La fusión de dos culturas” del artista mexicano Jorge González Camarena; afirma no se sostienen porque los grupos indígenas de algún modo conservaron su independencia, misma que mantiene las comunidades indígenas actuales.

“Siguen teniendo referencias muy interesantes que sin embargo no se sostienen en una buena parte de la experiencia de la memoria ritual, hoy en los pueblos indígenas”.

En este mismo sentido citó el libro “México Profundo”, escrito por el antropólogo Guillermo Bonfil Batalla, fallecido hace 30 años, que habla de la invención de la imagen del indígena folclórico.

“Con el indígena del turismo, del huipil, de la artesanía, el indito o la indita de la india María (…) con este asunto que es una mezcla de desprecio y de conmiseración. Pobres indios. Y el asunto está en que hoy contamos con voces poderosas como Yásnaya Aguilar, escribiendo desde la zona mixe donde ella tiene su pueblo, donde ejerce cargos comunitarios, una excelente lingüista, repensando de qué hablamos cuando hablamos de victoria o de derrota”.   

Diversidad lingüística indígena y la extensión de las comunidades ancestrales

La doctora y lingüista Violeta Vázquez Rojas Maldonado expuso que la heterogeneidad que existe de las comunidades indígenas de México se puede ver a través de sus lenguas y su extensión territorial, mismas que aportan una idea de cómo han sido los movimientos poblaciones.

“Las lenguas que conforman esta extensión territorial, que como dije es cinco veces más pequeña que la de Europa (en donde existen cerca de 200 lenguas que derivan de una familia) las lenguas que se hablan aquí se agrupan en 11 familias que tienen la profundidad temporal  del indo europeo”. 

“La diversidad lingüística de México te habla de las relaciones que hay entre las lenguas, de cómo se fue poblando y de una densidad, de cómo están relacionadas unas con otras”, abundó. 

Destacó que en México sólo hay 4 lenguas que están aisladas y no se sabe de dónde provienen con exactitud y cuáles son sus lenguas parientes, una de ellas es la purépecha, que durante la Colonia se mantuvo como una lengua de poder. 

Explicó que cuando los españoles llegaron a México se enfrentaron al patrón con esta diversidad de lenguas, que si bien no tenían un vínculo genético entre ellas, sí una relación cultural entre las comunidades, diversidad que se mantiene hasta ahora.  

También se refirió a la disminución de lenguas, así como del número de hablantes, que pasó de ser toda la población del territorio nacional a solamente 6% que se registra hoy; un fenómeno que ha venido ocurriendo a partir de la instauración del Estado mexicano moderno. No obstante, señaló que se mantiene la diversidad de lenguas y que éstas no mueren sino que cambian.

“Algo que tenemos que quitarnos de la cabeza es que las lenguas no mueren, las lenguas cambian. Si mueren es porque las matan, matan las políticas lingüísticas, entonces creo que en la diversidad lingüística que hay en la actualidad, el hecho de que se hayan mantenido todos estas lenguas con estas estructuras de diversidad de familias (…) es porque la diversidad también se mantuvo”.    

Al respecto, del historiador Federico Navarrete puntualizó que en 1821, época de la consumación de la Independencia de México, más del 75% de la población del país hablaba lengua indígena y sólo la cuarta parte hablaba español, y que el cambio de porcentajes de hablantes sucedió durantes los últimos dos siglos.   

El proceso de desindianización para borrar el pasado indígena / La defensa de la tierra

Los ponentes también analizaron el concepto de mestizaje y el proceso de desindianización para borrar el pasado indígena, como resultado de políticas educativas del estado, implementadas a lo largo de los años.

Marta Martín Gabaldón apuntó que para entender este tema hay que hablar del concepto de lo que es ser indígena, el cual nace en el siglo XIV como oposición a lo español, pero también hay que hablar de la privatización de tierras de indígenas, un embate al que se han resistido las comunidades originarias hasta la actualidad.

Al hablar del Códice Techialoyan del Estado de México, el doctor Carlos Arturo Hernández Dávila dio cuenta de los debates por las tierras que aún ocurren, algunos sustentados en documentos coloniales.

“Se anclan no solamente en documentos, también rituales, también en el santo patrón, también en documentos de este tipo que dan cuenta de la alianza de estas élites (…)”.  

Refirió que en Noticonquista (sitio web del Instituto de Investigaciones Históricas de la UNAM) se documenta que regiones enteras de Oaxaca fueron tomadas por españoles sin la presencia de los mismos españoles.

Habló también de la moralización de las figura del indígena como alguien malo y el español como alguien bueno.

Desigualdades sociales propicia el reemplazo lingüístico; con gobiernos neoliberales creció

La doctora y lingüista Violeta Vázquez Rojas Maldonado, coincidió en que definir qué es un indígena es algo complejo, pero dijo que como se conoce hoy es a partir de una categoría política y no necesariamente a una categoría de pertenencia étnica.

“Ciertamente el estado mexicano ha identificado al indígena como el que habla una lengua indígena, así es como te cuentan en el INEGI (Instituto Nacional de Estadística y Geografía), y esas son las referencias que tenemos”.

Sobre la defensa de la tierra explicó que los casos más emblemáticos están ligados a la resistencia lingüística. Señaló que una peculiaridad de las comunidades indígenas de México es que nunca se resisten a hablar español.

En este sentido, expuso que la desindianización comienza por el reemplazo lingüístico, es decir, reemplazar la lengua  por el español, algo que siempre va atado a ciertas justificaciones.

“Generalmente se justifica con cosas como: bueno es que esas lenguas no sirven para expresar estos conceptos elaboradísimos, siempre hay una justificación, por lo general falsa, para el reemplazo lingüístico, y la verdad es que ninguna de estas lenguas es ni menos meritoria, ni menos compleja, ni le faltan cosas que decir. Todas las lenguas son igualmente complejas, son igualmente expresivas”.

Destacó que una de las razones que ha propiciado el reemplazo lingüístico son las desigualdades sociales que surgen cuando dos comunidades entran en contacto, por ejemplo aludiendo que su diferencia de lenguas no funciona para relacionarse.

Puso como ejemplo el fenómeno ocurrido en la década de los 80, cuando los censos poblacionales registraron que más personas hablaban una lengua indígena, por diversas razones, pero que durante los gobiernos neoliberales ese fenómeno se revirtió.

“En esa década del 80 al 90 hubo un repunte de hablantes de la lengua indígena, que todavía no se puede explicar, algunos dicen que simplemente cambiaron sus condiciones materiales de vida y a lo mejor tuvieron más hijos, lo importante es que transmitieron su lengua y la gente afirmaba en esos censos que hablaban una lengua. Después con los gobiernos neoliberales se perdió porque ahora lo bueno es hablar el inglés, entonces otra vez empezó este mito de desigualdad de lenguas, donde unas son más buenas que otras y eso es lo que ayuda al reemplazo lingüístico y a la sustitución de lenguas”, expuso. 

La serie “Jueves de Debate” es una producción de Capital 21 y la Secretaría de Cultura Ciudad de México que iniciaron el pasado 15 de julio y continuarán hasta el 12 de agosto próximo.Participan expertas y expertos en los temas relacionados con los 500 años de la Resistencia Indígena de México-Tenochtitlan

Se transmiten en Capital 21 a través de su señal en televisión, redes sociales y su página web, y por las redes sociales de la Secretaría de Cultura de la CDMX, Canal 11 y Canal 14.

La programación de los cinco “Jueves de Debate” es la siguiente: 

– 15 de julio. Malintzin y las mujeres indígenas (Revívelo en el canal de YouTube de Capital 21: https://youtu.be/dHcPwH76Y6w).

– 22 de julio. La guerra por México-Tenochtitlán y sus participantes (Revívelo en el canal de YouTube de Capital 21: https://youtu.be/y7jb8Um3AvI).

– 29 de julio. ¿Quiénes vencieron, quiénes fueron vencidos?

– 5 de agosto. Pensar la guerra de 1521 ¿más allá de la conquista?

– 12 de agosto. Pueblos originarios de Anáhuac. El valor de la palabra y sus derechos en la Constitución de la Ciudad.

Cultura

EL ESPEJO DE EUGENIA. Víctor Jara: Pájaro inmortal

Publicado

en

Conocimos a Víctor a través de casetes y discos de vinyl producidos por la Discoteca del Cantar Popular y su sello Alerce. Poco a poco fuimos descubriendo a ese hijo de campesinos que legaba a su pueblo y al continente un hálito de esperanza a través de sus canciones. Dedicó a sus padres, Manuel Jara y Amanda Martínez, una oda digna de la gran poesía chilena: Te recuerdo Amanda/ la calle mojada, corriendo a la fábrica/ donde trabajaba/ Manuel …

Las corrientes diversas nacidas bajo la sombra protectora de Alonso de Ercilla dieron a Chile un lugar protagónico en la poesía mundial: Gabriela Mistral, Vicente Huidobro, Nicanor Parra, Gonzalo Rojas, Pablo y Winnét de Rokha, Enrique Lihn, Oscar Castro, y ese océano llamado Pablo Neruda. Hombre sencillo nacido en La Quiriquina, Víctor no aspiraba a tanto, solo a ser testigo y cronista  de vivencias y sobrevivencia de los humildes, gracias a las enseñanzas de su madre, cantora y guitarrista. Tras la muerte de Amanda, Víctor ingresó al  seminario de la Congregación del Santísimo Redentor, en el cual formaba parte del coro del canto gregoriano. No sería sacerdote, sí arcángel y mártir. 

Te puede interesar

Grabó sus primeras canciones en 1959 en un disco llamado Villancicos Chilenos, y, dos años después, tras conocer a Violeta Parra, compuso obras como Paloma quiero contarte. Formó parte de la agrupación Cuncumen por cinco años, trabajando en el rescate de la tradición oral. No obstante ese preludio musical, fue el arte escénico al que se consagró al ingresar a la Escuela de Teatro de la Universidad de Chile. El círculo de tiza, de Brecht, Antígona, de Sófocles, fueron puestas en escena con la dirección de Víctor, pero el canto popular fue ganando espacio al tomar conciencia de que  solo requería de una guitarra para elevar un mensaje directo, capaz de convertir un teatrino en mitin.

Entre 1966 y 1969 fue director artístico de un grupo que se convertiría en el mayor icono continental de la canción protesta: Quilapayún, al tiempo que asesoraba al otro conjunto emblemático, Inti Illimani. Brotaban canciones como El arado, realizaba presentaciones en Finlandia en actos contra la guerra de Vietnam, y su compromiso se iría radicalizando al proponer temas como El Aparecido, dedicado al Che: Su cabeza es rematada/ por cuervos con garra de oro/ como lo ha crucificado/ la furia del poderoso.

Tras una brutal masacre acontecida en la localidad de Pampa Irigoin, grabó su canción Preguntas por Puerto Montt, en la que responsabilizaba de la matanza al ministro Edmundo Pérez Zújovic, quien, tiempo después, sería ejecutado por un comando de la Vanguardia Organizada del Pueblo. Se dice que, desde aquel suceso, quedó marcada la suerte de Víctor, al convertirse en objetivo de las fuerzas de la reacción, de militares y carabineros. Esa canción formaba parte de un L.P. titulado Pongo en tus manos abiertas, manifestación del canto combativo de un comunista confeso y convencido. Tras el triunfo de Allende en 1970, y en medio del conflicto que evidenciaba polarización de la sociedad chilena, Víctor publicó El derecho de vivir en paz, que incluyó la canción bandera: Plegaria a un labrador, con la que se hizo acreedor al primer premio en el festival de la nueva canción y a través de la cual, desde su posición militante con reminiscencias de su formación religiosa, anuncia la vida que vendrá: Líbranos de aquel que nos domina en la miseria/ tráenos tu reino de justicia e igualdad/ sopla como el viento la flor de la quebrada/ limpia como el fuego el cañón de mi fusil.

Merced a documentos desclasificados conocemos que la conspiración del gobierno norteamericano se urdió incluso antes de la posesión del gobierno de la Unidad Popular. Con Nixon y Kissinger a la cabeza, y en defensa de los intereses económicos de las familias Rothschild y Rockefeller, afectados por la nacionalización del cobre, Estados Unidos decretó el embargo a sus exportaciones afectando la economía de Chile. La oligarquía local, con la prensa como intermediario, agudizó la confrontación hasta llegar al fatal desenlace del 11 de septiembre y la fractura violenta del orden constitucional. Allende cumplió su promesa de pagar con su vida su lealtad al pueblo y fue encontrado muerto tras los bombardeos al Palacio de la Moneda. La persecución y represión, con especial obsesión en artistas y escritores, rompió todo límite moral. La cacería apuntó a Víctor Jara quien, con sus dotes de augur y profeta, había anunciado:

De nuevo quieren manchar mi patria con sangre obrera

Los que hablan de libertad y tienen las manos negras.

Los que quieren dividir a la madre de sus hijos

Y quieren reconstruir la cruz que arrastrara Cristo.

Junto a muchos maestros, profesores y estudiantes, Víctor fue detenido en el campo de la Universidad Técnica y de allí trasladado hasta el Estadio Chile donde, tras cuatro días de ultrajes y torturas innombrables, fue asesinado con cuarenta y cuatro balazos. El ejecutor del crimen fue el capitán Edwin Timer Bianchi, quien el mismo 16 de septiembre asesinó al abogado ecuatoriano socialista Sócrates Ponce Pacheco.

El fascismo demencial quitó la vida terrenal a un hombre que hizo de la solidaridad un cántico de clase: Que no es guitarra de ricos, ni cosa que se parezca. Mi canto es de los andamios, para alcanzar las estrellas.

Decía antes que Víctor era premonitorio y vidente, y su hermosa canción, El alma llena de banderas, parece haber sido escrita pensando en su propio destino: Allí, debajo de la tierra, no estás dormido, hermano compañero. Tu corazón oye brotar la primavera, que como tú soplando irá en los vientos. Allí enterrado cara al sol, la nueva tierra cubre tu semilla. La raíz profunda se hundirá y nacerá la flor del nuevo día.

Y nacieron miles de flores, iridiscentes y fugaces, vergel de luz que floreció en la noche. Flores clandestinas como la orquídea de la noche, como la flor de luna o el nenúfar tropical, protegidas por la sombra para brotar en la madrugada. Y así, el pueblo de Chile fue bordando en el crepúsculo un tejido de pétalos, estambre y cáliz para perfumar un nuevo tiempo. 

Recuerdo la visita que hicimos a la tumba de Víctor en el Cementerio General. Elevamos nuestras voces para cantarle a ese plebeyo que se convirtió en solista del coro de la memoria, el que en su último escrito, mientras permanecía secuestrado en el estadio que hoy lleva su nombre, pintó el más crudo retrato de la muerte y la ignominia:

¡Qué espanto causa el rostro del fascismo!
Llevan a cabo sus planes con precisión artera
Sin importarles nada.
La sangre para ellos son medallas.
La matanza es acto de heroísmo
¿Es este el mundo que creaste, dios mío?
¿Para esto tus siete días de asombro y trabajo?

A cuarenta y nueve años de aquel crimen atroz, los victimarios son apenas nombres registrados en procesos penales. Víctor, resurrecto, Lázaro de la canción y el amor, sigue cantando y soñando. Quizá, a propósito de agoreros, bien se pueda pensar en Víctor Jara cuando leemos versos de John Keats en su Oda a un  ruiseñor:

¡No conoces la muerte, Pájaro inmortal¡

Leer más

Cultura

¡Rompen récord! 280 mil asisten a concierto de Grupo Firme en Zócalo: reporta Sheinbaum

La Secretaría de Seguridad Ciudadana reportó que el concierto concluyó con saldo blanco; dio a conocer que antes y durante el show se presentaron conatos menores

Publicado

en

Grupo Firme rompió récord de asistencia al reunir 280 mil personas en el Zócalo de la Ciudad de México; la cifra fue dada a conocer por la jefa capitalina, Claudia Sheinbaum Pardo.

La multitud emocionada inundó la Plaza de la Constitución, que desde muy temprana hora comenzó a llegar para disfrutar del show del grupo de música regional mexicana, misma que salió al escenario, instalado frente a la Catedral Metropolitana, en punto de las 20:15 horas.

Te puede interesar

En edificios aledaños y calles cercanas, se instalaron pantallas;  la multitud era tal que se desbordaba por arterias aledañas a la plancha del Zócalo, como fue la calle 20 de noviembre.

El tema “El amor no fue pa’ mí”, fue el primero que interpretó Grupo Firme, desde que comenzaron a sonar las primeras notas de la melodía la gente estalló en alegría. A lo largo de 2 horas con 45 minutos, la agrupación interpretó sus éxitos, entre ellos “Pídeme”, “Efectos del alcohol” y “En tu perra vida”, éste último uno de los hits de la agrupación, fue uno de los más coreados por el público.

Posteriormente sonó “Juro Por Dios”, canción que Eduin Caz calificó de “muy especial” porque fue uno de los primeros que empezaron a sonar de Grupo Firme.

En un punto del concierto, Eduin Caz y Jhonny Caz, vocalistas, pidieron al público portarse bien, para “amanecerse” cantando con la música de la banda.

La banda también sorprendió a su público al interpretar el tema “La Tusa” de Karol G y Nicki Minaj, con el que pusieron a bailar a sus fans; enseguida desfilaron “El Tóxico”, “El Güero” y “El Roto”.

Más tarde, el concierto cambió a un tono romántico cuando Grupo Firme deleitó a su público con los temas “Cada vez te extraño más”, “Hasta la miel amarga”, “Calidad”, “Tu”, “Música romántica” y “Mundo a tus pies”.

Hacia el final del show, Eduin, enfundado en un traje blanco, pronunció las primeras líneas del tema “Ya supérame”, otro de los más coreados de la noche en el Zócalo de la CDMX. Enseguida sonaron los acordes de “Ni el dinero ni nada” para finalmente cerrar con “Gracias”, en medio de un espectáculo de fuegos artificiales.

Si quieres revivir el concierto de Grupo Firme en el Zócalo hazlo a través de la transmisión de Capital 21 en YouTube y sus redes sociales.

Saldo blanco en concierto de Grupo Firme: SCC

Miles de fanáticos, entre jóvenes y familias enteras, llegaron de diferentes puntos de la capital y de otras entidades del país para disfrutar del concierto de Grupo Firme, organizado por el Gobierno de la Ciudad de México, el cual también se pudo ver por la señal de Canal 14 y Capital 21, ambos medios públicos. 

La Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) reportó que el concierto concluyó con saldo blanco. Asimismo, dio a conocer que antes y durante el show se presentaron conatos menores en los alrededores de la Plaza, debido a que algunos ciudadanos intentaron ingresar de último momento, y a pesar de los filtros de seguridad, se detectaron personas que ingresaron con bebidas alcohólicas.

Los integrantes de la banda llamaron a los asistentes a no empujarse, el líder de la banda, Eduin Caz, pidió apoyo para trasladar a una personas que se había desmayado.

En total se otorgaron 215 atenciones en el lugar, se realizaron 2 traslados hospitalarios y 4 atenciones de policías sin traslado.

Con información del GobCDMX, La Jornada y La Razón 

Leer más

Cultura

FARO Tecómitl celebra su Aniversario 16 con actividades artísticas, talleres y conciertos

Autoridades, talleristas, alumnas, estudiantes, padres de familia y la comunidad de San Antonio Tecómitl celebraron a lo largo de tres días

Publicado

en

Con tres días de actividades artísticas, culturales, talleres y conciertos, el equipo de la FARO Tecómitl celebró su Aniversario 16, junto con sus estudiantes: niñas, niños y jóvenes, así como padres de familia y la comunidad que se ha conformado a lo largo de los años.

Del 22 al 24 de septiembre se llevaron a cabo las presentaciones, charlas, talleres y exhibición de las obras, performance, shows musicales y por supuesto el corte de pastel, que hicieron de este festejo uno de los más memorables para todas y todos, particularmente en el contexto del regreso a la normalidad tras dejar atrás la pandemia de Covid-19. 

Te puede interesar

La jornada de clausura se llevó a cabo este sábado en la Plaza la Corregidora, ubicada en el centro de San Antonio Tecómitl, en la alcaldía Milpa Alta; inició en punto de las 14:00 horas con la realización de los talleres, entre ellos el de alebrijes, dibujo y pintura, cartonería, stencil, cestería, telar de cintura, filigrana, vitrales y ballet, por mencionar algunos, así como la exhibición de los trabajos desarrollados por las y los estudiantes, tanto pequeños como personas adultas.

16 años el aniversario de corazón; reconocen labor de talleristas

Yesenia Rodríguez Vidal, coordinadora general de la FARO Tecómitl, destacó que “estos 16 años son el aniversario de corazón.

“De corazón porque en verdad todo el esfuerzo y todo el trabajo de talleristas, promotores culturales, personal administrativo y elenco, lo hacemos con todo el corazón para que ustedes, como público, disfruten de estas actividades de cultura”.

A nombre de la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México dio las gracias por las facilidades para la realización de los festejos, y al mismo tiempo reconoció la labor y entrega de todo el personal, desde el administrativo, servicio social, difusión y talleristas, a quienes reconoció de forma especial por su colaboración y entrega.

“Son una parte fundamental, son la columna vertebral de este Faro” expresó y enseguida citó a casa una de las y los talleristas quienes fueron recibidos por una lluvia de aplausos por parte de las personas reunidas.

  • Jesús Linares, tallerista de lengua y náhuatl 
  • Pedro Alejos, tallerista de cuento y ensayo
  • “Biek”, Óscar Iván Rosas, tallerista de esténcil
  • Armando Vergara, tallerista de grabado 
  • Jesús Pacheco, tallerista de gastronomía
  • Jonás Maríquez, tallerista de cerámica
  • Raymundo Yael, tallerista de cartonería
  • Freddie Pineda, tallerista de dibujo y pintura
  • Claudia Chaparro, tallerista de ballet
  • Valeria Estrella, tallerista de filigrana
  • Mónica Elena Ríos, tallerista de amigurumis
  • Claudia Pérez Rivera, tallerista de radio
  • Frida, tallerista de creación de prenda, 
  • Thelma, tallerista de telar de cintura
  • Héctor Navarrete, tallerista de dibujo y alebrijes
  • Jaime Rodea, tallerista de creación en madera
  • Karla, tallerista de iniciación lúdica
  • Misael, tallerista de vitral
  • Maestro Arnulfo, tallerista de cestería
  • Lalo, tallerista de serigrafía
  • María Eugenia, tallerista de bordado

Yesenia Rodríguez también recordó a Pedro Guerrero, tallerista de arte en papel china, quien falleció a inicio de este año; el público y el equipo de la FARO se sumaron al homenaje con aplausos.

Invitan a participar en los talleres permanentes de la FARO Tecómitl 

Al mismo tiempo, la promotora cultural aprovechó la ocasión para invitar a las familias de la región a participar en los talleres permanentes que se imparten en la FARO Tecómitl así como en sus actividades especiales, como esta celebración.

A nombre de la directora y subdirector de la Red de FAROs, Magali Cadena Amador, y  Daniel Guzmán Contreras, respectivamente, Christian Cruz reconoció el trabajo del equipo y talleristas de la FARO Tecómitl por su esfuerzo para realizar las actividades artísticas y culturales para esta ocasión.  

“Es un esfuerzo de todos los maestros y directivos tener este evento aquí (…) que la fiesta siga”.
Tras el acto oficial, los asistentes también pudieron disfrutar del show de la Cuentacuentos Araceli Segura, que fue del agrado de chicos y grandes. Posteriormente fue el turno de Chinampower, que puso el ambiente con su rock alternativo.

Rock, reggae, hip-hop y ska pusieron a bailar a los asistentes

Cerca de las 16:00 llegó el turno de la Muestra de Break dance a cargo de niños, niñas y jóvenes de la FARO Tláhuac; su estilo y buena vibra contagiaron al público que los acompañó con aplausos y vitoreos. 

En seguida se presentó Rodrigo López U, mejor conocido como Lengualerta, que con su hip hop y reggae puso a bailar a todos, además llamó a la reflexión sobre el valor del agua y su cuidado con uno de sus temas que precisamente habla sobre el líquido vital.

El músico originario de Naucalpan tiene una trayectoria exitosa, ha sido parte de Tijuana No!, uno de los grupos más reconocidos e influyentes en la escena del rock y del ska mexicano de mediados y finales de los 90.

A las 17:00 se realizó una exhibición de body paint, con la que desfiló una pareja que lucieron diseños espectaculares que plasmaron en sus cuerpos, inspirados en las cultura de los pueblos originarios de México, especialmente de Milpa Alta

Al finalizar, fue el turno de la muestra de ballet, a cargo de las y los estudiantes de este taller, niñas y niños que presentaron un show inspirado en ballet clásico y uno más en La Familia Adams, un clásico de la televisión estadounidense de los años 60. 

Hacia el final de la jornada de actividades se presentó Manueloko (Manuel Corona Hernández, ex vocalista de la Tremenda Korte) que con su nueva banda puso a bailar y saltar a las y los jóvenes asistentes que ya lo esperaban en la Plaza la Corregidora.

A lado de su banda, interpretaron temas nuevos y clásicos de su ex agrupación, tales como “Mezcal”, “Llanto de sirenas”, “Tres Patines” y “Veneno”. 

Para cerrar los festejos, la banda de punk Defekación, originaria de Xochimilco, ofreció un concierto, con el que destacaron que “El punk es reflexión, no destrucción”. A lo largo de una hora tocaron  temas como: “Otra historia más”, “Extraños sentimientos”, “Historia triste”, “Empeñando mi vieja”, “Te sientes muy punk drogándote en la esquina” y un cover de “Gloria”. 

Cobertura especial de Capital 21 web, con fotografías de Faro Tecómitl, Moisés Paniagua de la Red de Faros, Héctor Navarrete de Faro Tecómitl y Claudia Sáenz de Capital 21.

Leer más

Tendencia