Conéctate con nosotros

Internacional

Arrestan a Jeanine Añez, expresidenta de Bolivia

La expresidenta interina de Bolivia está acusada de sedición y terrorismo por haber participado en el golpe de estado contra Evo Morales, en noviembre de 2019

Publicado

en

El gobierno de Bolivia arrestó la madrugada de este sábado, 13 de marzo, a la expresidenta interina Jeanine Añez Chávez. Se le acusa de sedición y terrorismo, por haber participado en el supuesto golpe de Estado contra Evo Morales en noviembre de 2019.

Fue detenida en la ciudad de Trinidad, Beni, las autoridades la encontraron oculta bajo una cama. Posteriormente la trasladaron al aeropuerto de El Alta, escoltada por Carlos Eduardo del Castillo, ministro de gobierno interior.

La trasladaron en un avión Hércules de la Fuerza Aérea Boliviana desde la amazónica Beni hasta la ciudad de La Paz bajo un fuerte resguardo policial.

Permaneció en las celdas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) para luego trasladarla en una camioneta de la policía hacia la Fiscalía de La Paz para dar su declaración informativa como parte del proceso por las investigaciones del supuesto golpe de Estado en 2019.

En el momento del traslado, Jeanine Añez calificó su aprehensión como un “atropello absoluto” y declaró a los medios que se trata de un “amedrentamiento político”.

Advirtió que acudirá a instancias internacionales, acusando que no se respeta su “estatus de expresidenta” y señaló que ella siguió una “sucesión constitucional”.

En el mismo operativo también fueron aprehendidos Álvaro Coimbra, extitular de Justicia, y Rodrigo Guzmán, de Energía, quienes continúan en las dependencias de la Felcc.

El exministro transitorio Coimbra dijo a la prensa que se trata de un “proceso político” y que esto “es una aberración jurídica lo que me están haciendo”, afirmó.

La denuncia presentada por Lidia Patty, exlegisladora del Movimiento Al Socialismo (MAS), partido de Morales, llevó a la captura de los exfuncionarios. 

Cabe señalar que además de ellos, tres ex ministros más tienen orden de aprehensión en su contra, por lo que se prevé su pronta captura.

Por la tarde de este mismo sábado, la expresidenta Añez Chávez, publicó dos oficios con los que pide a la Organización de los Estados Americanos (OEA) y a la Delegación de la Unión Europea en Bolivia “que envíen observadores, frente al plan del gobierno del Movimiento al Socialismo (MAS) para instalar una dictadura en Bolivia”.

En tanto, el expresidente de Bolivia, Evo Morales, pidió justicia y verdad por las víctimas del movimiento que lo destituyó como presidente, señaló que aún hay personas detenidas injustamente. 

El pasado 12 de marzo, Jeanine Añez denunció a través de sus redes sociales que era víctima de persecución política y de abuso, publicó dos mensajes, en el primero acusó que el regreso de una dictadura. 

Mientras que en su segundo mensaje hace una denuncia, ante Bolivia y el mundo, de que el gobierno del Movimiento al Socialismo (MAS) la ha mandado arrestar. 

El gobierno del partido MAS, que regresó al poder en octubre del 2020, busca el arresto de exfuncionarios de la administración de Añez, así como de exlíderes policiales y militares que, afirman, están detrás del golpe de estado contra Evo Morales

Añez asumió el poder a fines de 2019 después de que Morales renunció en medio de protestas violentas contra su gobierno, por acusaciones de que había robado una elección cuando se postulaba para un cuarto mandato, sin precedentes e inconstitucional.

El expresidente Morales y sus partidarios han señalado que fue víctima de un golpe de Estado respaldado, supuestamente, por militares y gobiernos extranjeros. 

El partido de Evo Morales regresó al poder en las elecciones de octubre con el presidente Luis Arce al frente. 

Con información de EFE y Reuters

Internacional

“Unidad de toda América” AMLO en mensaje a la CELAC; rechaza actos antidemocráticos en Brasil y Perú

México está representado en la VII Cumbre de la CELAC por el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard

Publicado

en

En el marco de la VII Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), que se lleva a cabo en Argentina, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, reafirmó que América debe unirse e integrarse para fortalecerse como región estratégica en el mundo capaz de garantizar mejores condiciones de vida a los habitantes de cada país del continente.

“Vamos hablando y vamos preparando las condiciones para la unidad de toda América, el continente americano. La Unión Europea comenzó como la Comunidad Europea. Nosotros podemos unirnos en todo el continente. Esto demanda mucho esfuerzo para la integración económica, comercial, pero sobre todo que nos ayudemos mutuamente, que haya programas para el bienestar de nuestros pueblos y algo que es fundamental: que nos respetemos”, expresó.

En su mensaje emitido a través de sus redes sociales, el presidente de México destacó que la unión del continente fue un planteamiento en la pasada X Cumbre de Líderes de América del Norte.

Recordó que hizo un llamado al presidente de Estados Unidos, Joe Biden y al primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, a dejar de lado la “anacrónica, caduca” Doctrina Monroe que establece: “América para los americanos”.

“Que no haya hegemonías, que se respete la independencia de todos los países. Bajo esas condiciones tenemos que buscar la unidad de todos los pueblos, de todos los gobiernos de nuestra América”.

AMLO se solidariza con Brasil y Perú

El presidente López Obradorl aprovechó para reiterar la solidaridad del gobierno de México con el pueblo de Brasil y su presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

“No podemos aceptar intentos y mucho menos golpes de Estado. Ni militares ni técnicos. Se tiene que respetar la libertad y la auténtica democracia. Es el pueblo el que manda, no las oligarquías”, aseveró.

También se refirió a la situación de Perú; reprobó la acción penal contra Pedro Castillo y la represión a quienes se manifiestan por ese hecho.

Propuso escribir un pronunciamiento en conjunto con el objetivo de exigir que pare la violencia contra los peruanos, se fomente el diálogo y convoque a elecciones en las que la ciudadanía decida libremente.

“No al autoritarismo y libertad a Pedro Castillo porque está injustamente encarcelado”.

“Tenemos que buscar la unidad”, reafirma el presidente López Obrador

El jefe del Ejecutivo federal también expresó su solidaridad con todos los pueblos de América Latina y el Caribe. Sostuvo que, a pesar de las diferencias políticas e ideológicas, comparten la lucha a favor de los pueblos.

“Tenemos que buscar la unidad; es mucho más lo que nos une en todo: en lo económico, en lo comercial, en lo cultural, en nuestra vecindad, en las tradiciones de amistad, de solidaridad política, en el exilio. Muchas cosas buenas son lo que nos une que las que nos pueden separar. Vamos hacia adelante, a seguir juntos, unidos”, remarcó.

Asimismo, reiteró su respaldo al presidente de Argentina, Alberto Fernández, quien asume la presidencia pro témpore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños.

“Lo que ustedes acuerden, lo vamos a secundar. Nosotros apoyamos la resolución de la CELAC; ya les puedo decir que hasta por anticipado porque es más, repito, lo que nos une que lo que nos puede separar. Un abrazo cariñoso, fraterno a sus pueblos, que son hermanos del pueblo mexicano”, apuntó.

El presidente mencionó que México está representado por el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubón.

Desde Buenos Aires, Argentina, el canciller Ebrard celebró que “la mejor noticia de esta VII Cumbre de CELAC es el regreso de Brasil a la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños”, por lo que le dieron una calurosa bienvenida al presidente Lula da Silva.

“Todo el apoyo de México al gobierno democráticamente electo por el pueblo de Brasil”, expresó a través de sus redes sociales.

Ebrard Casaubón también adelantó que en mayo de este año se llevará a cabo con los países hermanos del Caribe la Cumbre México-CARICOM.

Leer más

Internacional

Intento de golpe de estado en Brasil es ataque a la democracia: Lula y mandatarios del mundo

Miles de seguidores de Jair Bolsonaro, expresidente de Brasil, irrumpieron en edificios de gobierno; mandatarios del mundo y el Papa condenaron los ataques

Publicado

en

Este fin de semana Brasil fue víctima del caos orquestado por miles de seguidores del expresidente Jair Bolsonaro, pues lograron irrumpir en cuatro edificios gubernamentales en Brasilia, acciones que el presidente Luiz Inácio Lula da Silva calificó como un intento de golpe de Estado y un acto fascista.

Los ataques contra las instituciones del Estado brasileño, se consideran los peores desde el regreso del país Latinoamericano a la democracia en la década de 1980.

Los disturbios, que iniciaron por la tarde del domingo, cuando un grupo de cientos de bolsonaristas vestidos con banderas de Brasil logró romper las barreras de seguridad establecidas por las fuerzas armadas, con lo que lograron ingresar al edificio del Congreso y la Corte Suprema del país, además del Palacio Presidencial de Planalto.

Al condenar el ataque, Lula da Silva dijo que los atacantes son “fascistas”. Cabe recordar que el presidente de Brasil apenas lleva una semana de haber regresado como jefe de estado del país, luego de una pausa de 12 años.

“Estas personas son todo lo abominable de la política… invadieron el Congreso como vándalos, destruyendo todo a su paso”.

De acuerdo a informes de medios locales e internacionales, los alborotadores construyeron barricadas con muebles dentro del Palacio Presidencial para impedir que la policía pudiera entrar en el edificio, lo que de inmediato recordó escenarios similares a los vistos en el Asalto al Capitolio de Estados Unidos en 2021.

Además, rompieron ventanas, tumbaron muebles, destruyeron obras de arte y robaron la Constitución original del país, de 1988; se llevaron armas de una oficina de seguridad presidencial. 

Uno de los manifestantes fue visto en redes sociales con una foto de Bolsonaro argumentando que él era su “verdadero héroe”.

El expresidente Bolsonaro se limitó a condenar los hechos a través de sus redes sociales, y argumentó que se encontraba fuera de Brasil.

“Las manifestaciones pacíficas, dentro de ley, son parte de la democracia. Sin embargo, las depredaciones e invasiones de edificios públicos como las ocurridas hoy, así como las practicadas por la izquierda en 2013 y 2017, escapan a la regla”, agregó en su mensaje.

Intervienen Policía antimotines y Fuerzas Armadas  

Tras la intervención de la Policía antimotines y las fuerzas armadas de Brasil se originaron enfrentamientos con los bolsonaristas, tanto en Brasilia, como en otras ciudades del país. 

A las afueras del Congreso, policías lanzaron gases lacrimógenos contra los manifestantes que se negaban a dejar las instalaciones. 

¿Cómo burlaron los manifestantes la seguridad?

Tras iniciar los ataques, aliados y simpatizantes del presidente Lula no tardaron en cuestionar cómo burlaron los manifestantes la seguridad  y las fuerzas de seguridad pública no estaban preparadas para una emergencia como la que estaba ocurriendo. 

Señalaron que fueron fácilmente superados por los alborotadores, quienes habían anunciado sus planes de manera anticipada en las redes sociales.

“Este absurdo intento de imponer la voluntad por la fuerza no prevalecerá”, señaló el ministro de Justicia de Brasil, Flavio Dino, al visitar la sede de su ministerio.

En tanto que Gleisi Hoffman, presidenta del Partido de los Trabajadores, afirmó que la insurrección bolsonarista “es un crimen anunciado contra la democracia, contra la voluntad de las urnas y por otros intereses”

Hoffman también dijo que el Distrito Federal fue “irresponsable ante la invasión de Brasilia y el Congreso Nacional”.

Ante este panorama, la Defensoría Pública Federal (AGU) de Brasil le solicitó a la Corte Suprema  que emitiera una orden de arresto contra el secretario de Seguridad Pública del Distrito Federal Anderson Torres y “otros agentes públicos responsables de actos y omisiones” tras la invasión de edificios federales brasileños el domingo.

Lula da Silva también responsabilizó al gobernador del Distrito Federal, Ibaneis Rocha, un ex aliado de Bolsonaro, acusándolo de no hacer nada para detener el avance de los manifestantes.

Por lo anterior, Rocha fue destituido de su cargo temporalmente, por tres meses, por orden de la Corte Suprema Federal.

Tras lograr el control, elementos de seguridad aprehendieron a más de 400 personas la noche de este domingo, y el interventor del Distrito Federal, Ricardo Cappelli, designado por el presidente Lula para gestionar la situación de seguridad, dijo “la situación está bajo control”.

Lula ordenó desmantelar campamentos de bolsonaristas

Brasil se ha enfrentado en los últimos meses la violencia de los seguidores de Bolsonaro, quienes desde la derrota electoral en octubre de 2022, se han reunido en los cuarteles militares del país para exhortar al ejército que intervenga, pues según ellos las elecciones fueron robadas

Es por eso, y tras los ataques de este de este domingo, el gobierno de Lula está buscado la manera de detenerlos, es así que el juez de la Corte Suprema de Brasil, Alexandre de Moraes, ordenó a los militares desmantelar todos los campamentos de partidarios de Bolsonaro en todo el país en 24 horas. 

La orden judicial también solicita a la policía arrestar a los manifestantes que aún se encontraban en las calles vandalizando.

El juez determinó que los comandantes de las fuerzas armadas, la policía y el ministro de defensa serán responsables ante los tribunales si no se desmantelan los campamentos, y agregó que todas las carreteras del país deben ser despejadas este lunes.

Tras la jornada violenta, la misma noche del domingo Lula da Silva hizo presencia en el Palacio Presidencial y en la Corte Suprema, a fin de tomar el control de las instituciones del país. Expresó su rechazo a los “golpistas”, quienes, aseguró, serán identificados y sancionados.

“Mañana retomamos labores en el Palacio del Planalto. Siempre Democracia. Buenas noches”.

Protestas en Brasil son “ataque a la democracia”, “fascismo” e “intento de golpe de Estado”, señalan gobiernos de Latinoamérica

Gobiernos de Latinoamérica no tardaron en pronunciarse este domingo sobre las protestas de simpatizantes del expresidente de Brasil, Jair Bolsonaro, 

Calificaron estos actos de “ataque a la democracia”, “fascismo” e “intento de golpe de Estado”.

Entre los principales mandatarios y líderes se encuentran: 

El primero en pronunciarse en redes sociales fue el presidente de Colombia, Gustavo Petro, para pedir la aplicación de la Carta Democrática de la Organización de Estados Americanos (OEA)

“Toda mi solidaridad a Lula y al pueblo del Brasil. El fascismo decide dar un golpe. Las derechas no han podido mantener el pacto de la no violencia. Es hora urgente de una reunión de la OEA, si quiere seguir viva como institución y aplicar la Carta Democrática”.

Argentina manifestó su “solidaridad” con el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, condenando unos hechos calificados por el Gobierno argentino como “golpistas”.

“Quiero expresar mi repudio a lo que está sucediendo en Brasilia. Mi incondicional apoyo y el del pueblo argentino a Lula frente a este intento de golpe de Estado que está enfrentando”, escribió el presidente argentino Alberto Fernández en Twitter.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, condenó el “reprobable e antidemocrático intento golpista”.

“Reprobable y antidemocrático el intento golpista de los conservadores de Brasil azuzados por la cúpula del poder oligárquico, sus voceros y fanáticos”, escribió. “Lula no está solo, cuenta con el apoyo de las fuerzas progresistas de su país, de México, del continente americano y del mundo”.

El presidente de Chile, Gabriel Boric, también rechazó los ataques, calificó de “cobarde y vil ataque a la democracia”.

“Impresentable ataque a los tres poderes del Estado Brasilero por parte de bolsonaristas. El gobierno de Brasil cuenta con todo nuestro respaldo frente a este cobarde y vil ataque a la democracia”, escribió en Twitter.

El presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, también repudió los violentos asaltos.

“Lamentamos y condenamos las acciones llevadas a cabo en Brasil que atentan contra la democracia y las instituciones” y adjuntó en su mensaje de Twitter un comunicado de su Cancillería en el que se hace un llamado a respetar el Estado de derecho y la democracia.

El presidente de Bolivia, Luis Arce Catacora, también repudió el “asalto” de “grupos antidemocráticos”.

“Condenamos enérgicamente el asalto al Congreso, Palacio y Tribunal Supremo de Brasil por parte de grupos antidemocráticos. Los fascistas siempre buscarán tomar por la fuerza lo que no lograron en las urnas. Nuestra solidaridad con el pueblo brasileño y el presidente @LulaOficial”, escribió en Twitter.

Evo Morales, ex presidente de Bolivia y líder del partido oficialista boliviano MAS, hizo un llamado “a que la comunidad internacional, los organismos multilaterales y gobiernos democráticos formen un solo bloque de defensa de la democracia en Brasil. El golpismo no pasará. La democracia prevalecerá. Todo nuestro apoyo al hermano Lula y a su pueblo”.

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, condenó “enérgicamente” los actos “violentos y antidemocráticos” en Brasil, ya que entiende que tienen como objetivo “generar caos” e incumplir “la voluntad popular” expresada en las elecciones e 2022, de las que salió derrotado Bolsonaro.

Por su parte, el jefe de Estado de Ecuador, Guillermo Lasso, se sumó a las críticas contra “las acciones de irrespeto y vandalismo” perpetradas contra “instituciones democráticas”, ya que “atentan contra el orden democrático y la seguridad ciudadana”.

La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), encabezada actualmente por Argentina, expresó su “respaldo” al Gobierno del mandatario brasileño.

“La Presidencia Pro Tempore de la Celac manifiesta su respaldo al Gobierno de @LulaOficial, elegido por el pueblo de Brasil, y rechaza las acciones violentas contra las instituciones democráticas brasileñas”.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, calificó lo sucedido de “escandaloso”, en tanto que su asesor de seguridad nacional, Jake Sullivan, dijo que Washington “condena cualquier intento de socavar la democracia”.

La Unión Europea (UE), la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el Papa Francisco también condenaron la toma de los edificios gubernamentales de Brasil por parte de seguidores del ex mandatario Jair Bolsonaro,  expresaron su apoyo al actual presidente del gigante sudamericano, Luiz Inácio Lula da Silva.

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, condenó este domingo los disturbios registrados en varios edificios de instituciones brasileñas por parte de simpatizantes del expresidente Jair Bolsonaro.

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, expresó su “absoluta condena” por el “asalto a las instituciones democráticas” de Brasil, con un mensaje en el que también ha querido dar en nombre del bloque el “pleno apoyo” a Lula.

El Alto Representante de Política Exterior de la UE, Josep Borrell se mostró “consternado” por “las acciones de violencia y la ocupación ilegal” de instituciones a manos de miles de “extremistas”. “La democracia brasileña prevalecerá sobre la violencia y el extremismo”, dijo.

El secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA) Luis Almagro condenó “el ataque a las instituciones en Brasilia, lo cual constituye una acción repudiable y un atentado directo a la democracia”. “Estas acciones son inexcusables y de naturaleza fascista”, afirmó en un tuit.

A través de un comunicado, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) expresó que “repudia los ataques a las instituciones y la violencia en Brasilia”, lo califica de “ataque a la democracia”. “El derecho de reunión debe ser pacífico, sin armas y con estricto apego al estado de derecho”.

China, Rusia, Canadá, España y Francia se sumaron al rechazo de los ataques

El gobierno de China manifestó que “se opone firmemente al ataque violento” contra las sedes del poder en Brasil, declaró el portavoz de la cancillería, Wang Wenbin, destacando que Pekín “apoya las medidas tomadas por el gobierno brasileño para calmar la situación, restaurar el orden social y preservar la estabilidad nacional”.

En tanto que en Rusia, la oficina del Kremlin dijo condenar “de la manera más firme las acciones de los instigadores” de los disturbios, y afirmó apoyar “plenamente al presidente brasileño” Luiz Inácio Lula da Silva.

Canadá también condenó la intrusión y manifestó su “apoyo al presidente Lula y a las instituciones democráticas de Brasil”. “El respeto del derecho democrático de las personas es primordial en toda democracia”, escribió en su cuenta de Twitter el primer ministro, Justin Trudeau.

El presidente del gobierno de España, Pedro Sánchez, también expresó su apoyo al presidente brasileño Lula y condenó la toma de los edificios.

“Todo mi apoyo al presidente Lula y a las instituciones libre y democráticamente elegidas por el pueblo brasileño. Condenamos rotundamente el asalto al Congreso de Brasil y hacemos un llamamiento al inmediato retorno a la normalidad democrática”, escribió.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, condenó las acciones de cientos de simpatizantes del ex presidente Bolsonaro y expresó su apoyo a Lula.

“¡La voluntad del pueblo brasileño y las instituciones democráticas deben ser respetadas!” tuiteó. “El presidente Lula puede contar con el apoyo incondicional de Francia”.

“Preocupante el debilitamiento de la democracia”: Papa Francisco

El Papa Francisco lamentó este lunes “las tensiones” y “violencias” en varios países del continente americano, atenazados por crisis políticas, entre ellos Brasil, donde bolsonaristas invadieron el domingo sedes de gobierno.

“Pienso en las numerosas crisis políticas en diversos países del continente americano, con su carga de tensiones y formas de violencia que agudizan los conflictos sociales. Pienso especialmente en lo que sucedió recientemente en Perú y en las últimas horas en Brasil”.

El sumo pontífice tachó de “preocupante” el “debilitamiento, en muchas partes del mundo, de la democracia”.

Con información de CNN, Reuters, EFE y AFP

Leer más

Internacional

Presidente AMLO se reunirá con Biden y Trudeau el 9 y 10 de enero de 2023

Además de la reunión sobre el T-MEC, el presidente AMLO planea junto a Colombia una conferencia para replantear la política antidrogas

Publicado

en

El presidente Andrés Manuel López Obrador informó que se reunirá con Joe Biden y Justin Trudeau, sus homólogos de Estados Unidos y Canadá, respectivamente, los días 9 y 10 de enero de 2023.

Durante su conferencia de prensa matutina, el mandatario indicó que Raquel Buenrostro, titular de la Secretaría de Economía, se reunirá hoy jueves 1ro de diciembre con Katherine Tai y Chrystia Freeland, sus contrapartes norteamericanas, para consultar los temas energéticos del T-MEC.

“Hay una actitud muy favorable de parte del gobierno de Estados Unidos y de Canadá, se ha avanzado bastante y estoy seguro de que Raquel nos va a traer buenas noticias”, adelantó.

Por otra parte, López Obrador destacó que en conjunto con Gustavo Petro, su homólogo colombiano, se planea una conferencia internacional entre los mandatarios latinoamericanos a fin de rediseñar y replantear la política antidrogas, ya que “la idea pues es atender más lo preventivo, el que se pueda evitar que la gente, sobre todo los jóvenes, por necesidad se dediquen a estas actividades ilícitas”.

El presidente mexicano estimó que la conferencia podría llevarse a cabo en Colombia; sin embargo, aún no existe fecha para su realización. Esperará a la reunión de la Alianza del Pacífico, que se llevará a cabo el 14 de diciembre, para consultarlo con los representantes de Chile, Perú y Ecuador.

“Esa reunión en Colombia posiblemente sea después de la visita del presidente Biden, de esta cumbre en la Ciudad de México”. indicó. 

Te sugerimos: Presidentes de México y Colombia analizarán estrategia para combate al tráfico de drogas

Sobre la política antidrogas actual, López Obrador aseguró que lo importante es considerar la visión de América Latina respecto a la problemática, no solo la postura del gobierno estadounidense, para atender las causas y no solo actuar con medidas coercitivas.

“Esto no significa confrontarnos, sino analizar cómo podríamos enfrentar este problema y sobre todo que no haya violencia […] se tienen que buscar formas más eficaces para enfrentar los problemas del crimen organizado, el narcotráfico”, aseguró. 

Para finalizar, el mandatario apremió el avance que el programa Sembrando Vida ha tenido en Centroamérica, donde se dan opciones a la gente para que “no se vean obligados a abandonar sus pueblos, que tengan trabajo en sus comunidades”.

También puedes leer: AMLO viajará a Perú para reunión de la Alianza del Pacífico

Con redacción de Tania Ávila

Leer más

Tendencia