Conéctate con nosotros

Noticias

Rumbo a la Consulta: documentales y reportajes sobre sexenios anteriores solo por Mx Play

La plataforma de contenidos producidos por el Estado, Mx Play, tiene en su catálogo una lista de reproducción sobre la Consulta Popular.

Publicado

en

La plataforma digital de contenidos audiovisuales producidos por entidades públicas, Mx Play, tiene entre su catálogo una lista de reproducción sobre la próxima Consulta Popular del 1 de agosto. 

La lista de reproducción, que incluye documentales y reportajes sobre sucesos acontecidos en sexenios anteriores, tiene entre su selección la investigación documental “La Maquinaria del Fraude”, producida por el Canal 6 de julio, que recoge testimonios sobre los fraudes electorales practicados históricamente por el priísmo. También incluye la serie documental de 4 episodios, “Ayotzinapa. La esperanza vive”, que ahonda en el proceso actual donde el Estado mexicano, encabezado por Andrés Manuel López Obrador, impulsa el reconocimiento de las víctimas de aquella noche del 26 y 27 de septiembre de 2014. 

Te puede interesar

Asimismo se encuentra “Quien consulta no se equivoca”, una producción de Capital 21 y Procine, con 4 mesas de análisis sobre la Consulta Popular del próximo domingo, con la participación de las periodistas Alina Duarte, Meme Yamel y Abraham Mendieta; así como la secretaria General de Morena, Citlali Hernández; el escritor Fabrizio Mejía Madrid y los conductores de Informe Capital, Azul Alzaga y Juan Becerra. Cuenta también con la participación de los colaboradores y colaboradoras de Capital 21, Renata Turrent, Víctor Aramburu y Alberto López; Pedro Miguel, Andrea Chávez, Óscar Moreno, Ángel Balderas, Óscar Alzaga y Manuel Hernández. 

La plataforma Mx Play, creada y desarrollada por el Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano (SPR) y lanzada en diciembre de 2018, es la primer plataforma gratuita de contenidos producidos por el Estado mexicano. Se encuentra disponible para Android, iOS, así como en Smart Tv’s y los Setup Boxes de Chromecast, Rómulo, Amazon Fire y Apple TV. 

Cultura

Inauguran “Travesuras de Helguera” en Los Pinos, a un año de su fallecimiento

“Es muy difícil leer La Jornada sin ti”, afirmó Alma Muñoz al señalar que con esta exposición se tiene una oportunidad para encontrarse nuevamente con el trabajo de su esposo, Antonio Helguera

Publicado

en

A un día de cumplirse el primer aniversario luctuoso del caricaturista Antonio Helguera, se inauguró en el Complejo Cultural Los Pinos una exposición que rinde homenaje a su trabajo como caricaturista. 

Este sábado 25 de junio se abrió al público la muestra titulada “Travesuras de Helguera: Un crítico de Los Pinos en Los Pinos”, que consta de 295 piezas de la colección particular de la familia Helguera Muñoz, curadas por Rafael Barajas “El Fisgón”, de la mano de la viuda de Helguera, Alma E. Muñoz

Te puede interesar

La ceremonia estuvo encabezada por Homero Fernández, director general del Complejo Cultural Los Pinos; Alejandra Frausto Guerrero, titular de la Secretaría de Cultura; Alma Muñoz, viuda de Helguera y sus hijos Mariana y Pedro Helguera; Marina Núñez Bespalova, subsecretaria de Desarrollo Cultural; y Rafael Barajas, “El Fisgón”, amigo y compañero de trabajo de Antonio

Al inicio del acto participó Pedro Helguera, quien interpretó con dos amigos “Blackbird” de The Beatles, dedicada a su padre. 

“Es muy difícil leer La Jornada sin ti”, afirmó Alma E. Muñoz, viuda de Helguera al señalar lo mucho que se extraña la presencia de Antonio y su trabajo en el diario donde colaboró por 36 años, pero destacó que con esta exposición se tiene una oportunidad para encontrarse nuevamente con el trabajo de su esposo.   

“Finalmente apareció una oportunidad para reencontrarte a través de tu obra, de la cual se exhibe aquí una importante muestra; seguro exclamarías ‘No mames, no mames’ con la noticia de esta exposición y soltarías una carcajada porque estamos en la cabaña en la que  vivieron Fox y la señora Martha Sahagún, y que después Peña Nieto convirtió en un lujoso spa”. 

Alma narró parte del proceso de recopilación y selección de los trabajos de su esposo: “Nos dejaste un desmadre” expresó ella, como lo diría el propio Helguera, recordando parte de su personalidad y sentido del humor. También recordó el último día de vida de su esposo, día en que hizo su cartón del día y grabó parte de su colaboración del programa El Chamuco Tv.

Invitó a la ciudadanía a disfrutar de las “Travesuras de Helguera: Un crítico de Los Pinos en Los Pinos”, una muestra que rinde homenaje a su esposo y su legado.

La secretaria de Cultura, Alejandra Frausto, destacó que el periodismo libre que se vive actualmente en México permite que una exposición como esta llegue a Los Pinos, un espacio donde vivieron los presidente neoliberales, esos que criticaba Helguera a través de su trabajo agudo y honesto. 

“Yo quiero pensar que en esta cabaña Fox decidió dejar de leer periódicos por un cartón de Helguera, hoy quiero pensar que un cartón, de los que van a ver aquí, qué fácil, te dejan sin aliento y sin ganas de volver abrir un un periódico, el periodismo libre, abierto que se vive en esta época no se ha vivido nunca, y gracias a esa libertad tenemos la posibilidad de gozar de este libro de historia contemporánea que es esta exposición”.

Adelantó que “Travesuras de Helguera: Un crítico de Los Pinos en Los Pinos” tendrá un libro y un catálogo de exposición, un trabajo minucioso que ha servido de duelo para la familia, amistades, lectores y colegas de Antonio Helguera

“Hoy es un día especial en Los Pinos, porque hoy regresan (Felipe) Calderón y (Vicente) Fox a su recámara”, ironizó Homero Fernández porque la exposición se montó en la  Cabaña 1 del hoy Complejo Cultural Los Pinos, la misma residencia en la que habitaron ambos expresidentes durante sus administraciones.

El director del CC Los Pinos, destacó que “esta exposición es un homenaje a Antonio, pero también a los moneros que son periodistas de verdad, comprometidos con la causa”.  

“Te vamos a extrañar Toño, como monero, como ideólogo, como uno de los líderes de este movimiento, de esta transformación; estarías fascinado viendo lo que está pasando, y lo que desearíamos por ver tu mirada hoy en día, aunque tus dibujos siguen siendo vigentes. Siempre serás el monero oficial de la lucha anti neoliberal”.  

Rafael Barajas, “El Fisgón” recordó que se cumple un año de no ver el trabajo de Antonio Helguera publicado en los diarios, y al mismo tiempo destacó que era un extraordinario caricaturista, uno de los mejores de las últimas décadas, a quien también calificó como amigo y hermano.

“Llevamos un año de no ver los cartones de Helguera cada vez que abrimos el periódico; pero esta exposición es justamente una oportunidad para resarcirnos de esta abstinencia (…) Sin lugar a dudas Antonio Helguera fue un extraordinario caricaturista, uno de los dibujantes más notables que hemos tenido en México en las últimas décadas y pues además era nuestro hermano, nuestro amigo entrañable y nuestro amigo de travesuras”. 

“Yo estoy convencido de que a él le encantaría está exposición, le encantaría que esta exposición, le encantaría que sus monos estuvieran expuestos justamente donde vivieron Vicente (Fox) y Martha (Sahagún), en donde vivieron Enrique (Peña Nieto) y La Gaviota (Angélica Rivera), y estoy  convencido, además, de que sus dibujos no han perdido ni un ápice de vigencia”. 

“Muchas de las caricaturas que vamos a ver en esta exposición fueron hechas hace décadas, y sin embargo parece que pudieron haber sido hechas ayer”, destacó el también caricaturista.  

La ceremonia se llevó a cabo en los jardines del Complejo Cultural Los Pinos, a un costado de la Cabaña 1, en donde se dieron cita familiares, amistades, compañeros de Antonio Helguera, entre ellos el José Monero Hernández, Rafael Pineda “Rapé”, el cubano radicado en México, Ángel Boligán Corbo, entre otros moneros reconocidos del ámbito periodístico de México.

Leer más

Cultura

EL ESPEJO DE EUGENIA. Fidel: 17 aproximaciones

Publicado

en

El pasado 19 de junio, en el ámbito del décimo quinto festival Viva la Izquierda, organizado por la Alcaldía de Iztacalco,  participé en la presentación del libro Fidel: 17 aproximaciones, obra editada por el CLACSO y el Fondo de Cultura Económica, que cuenta con la coordinación del costarricense John Saxe-Fernández. En un ambiente festivo se desarrolló de manera paralela la feria del libro organizada por la Brigada Para Leer en Libertad.  

La compilación de Saxe-Fernández es una suerte de compendio de miradas analíticas, tiernas, militantes o testimoniales sobre la trascendencia universal del comandante de la Revolución Cubana.

Te puede interesar

A casi seis años de su desaparición física, el soldado de las ideas sigue convocando a una feligresía que, pese a todas las infamias urdidas en su contra, jamás lo abandonó.

Fidel, a quien me atrevo a calificar como el Bolívar del siglo XX, de la misma manera que el Che fue la continuación esplendorosa de Garibaldi, conservó grata amistad con el poeta Roberto Fernández Retamar, a quien debemos el prólogo de la obra citada. Roberto nos introduce en la personalidad del líder cubano a partir de un acertado símil con el Libertador, de quien refiere la carta que escribiese desde Guayaquil al coronel Patricio Cambell:  (…) los Estados Unidos parecen estar destinados por la providencia para plagar de hambre y miseria a la América Latina. No existe antiamericanismo, sino antiimperialismo en los conceptos que Retamar subraya, porque menciona la admiración que Fidel sentía por Lincoln y Roosevelt, a los que habría que sumar Whitman, Twain, Melville.

Stella Calloni, entrerriana, nos lleva hacia la ceremonia de velación popular de Fidel y anuncia su estado transvital y la geografía del más allá: Ya eres su sombra, dice, en referencia a los enemigos que nunca renunciaron a su propósito de atentar contra la vida del comandante, sin lograr su objetivo criminal. Y una anécdota por demás ilustradora. Un diplomático europeo, al observar la impresionante multitud que acongojada y herida despedía a su guía, expresa: puedes mandar a marchar a treinta mil, pero nadie jamás puede obligar a llorar a dos millones de personas.

Katiuska Blanco hace una regresión para mostrarnos la infancia de Fidel en su pueblo de Birán, donde nace su amor por la Naturaleza, al igual que la educación que recibiera de los jesuitas. Uno de ellos, el padre Llorente, consignó: Fidel se distinguió en las letras, el deporte, su amor al campo, para terminar augurándole un gran  porvenir.

Varios testimonios nos refieren pasajes del personaje histórico que marcó el destino del comandante: José Martí. Quizá fue aquel verso del Apóstol el que guió la senda humanista de Fidel: Con los pobres de la tierra quiero mi suerte echar, y aquella otra sentencia martiana: Ni los pueblos ni los hombres respetan a quien no se hace respetar. Otra conducta ética insobornable en Fidel es el culto a la verdad, que anuncia desde el mismo triunfo revolucionario, al alertar al pueblo en mensaje del 8 de enero de 1959: 

Decir la verdad es el primer deber de todo revolucionario.  Engañar al pueblo, despertarle engañosas ilusiones, siempre traería las peores consecuencias, y estimo que al pueblo hay que alertarlo contra el exceso de optimismo.

Siempre lejano y refractario a la ostentación y oropel, el líder cubano, de acuerdo al ensayo de Pablo González Casanova, se negó a que se hablara de castrismo y prohibió el culto a la personalidad, porque hablaba de un mundo moral quizá incomprensible para la política siempre delineada por caciques y amos que se ampararon en verticales estatuas y no en la relación horizontal con sus pueblos.

Atilio Borón, que conoció personalmente a Fidel en 1985 en los mismos encuentros sobre la deuda externa en los que tuve el privilegio de charlar con el comandante, hace un símil sorprendente. Con lúdica herejía de por medio, lo presenta como el Moisés de nuestro tiempo, con la diferencia que las tablas que propuso contenían mandamientos sobre la dignidad, la libertad y hermandad entre los pueblos. Subraya Atilio la condición partera de Fidel, porque sin él, afirma, no habríamos asistido a la sinfonía política de la soberanía protagonizada por Chávez, Lula, Néstor, Cristina, Evo, Rafael, Chávez, Lugo, Mel, Tabaré, Mujica, y otros, entre los que es imprescindible nombrar en el presente a López Obrador y Gustavo Petro.

El uruguayo Carlos Fazio nos habla de un tema por demás importante: la batalla mediática. Cuando publicaciones como LIFE y Selecciones profundizaron en su campaña de intoxicación e infamia, Fidel ordenó que Radio Habana Cuba se convirtiera, como Casa de las Américas, en la portavoz de la verdad para relatar hechos como los acontecidos en Playa Girón, donde los cochinos encontraron su San Fidel.

Fidel y Chávez, Fidel y Torrijos, Fidel y Allende, Fidel y la religión, son artículos que demandarían un espacio que no cabe en estas páginas, y, plagiando al Che, no cabe emborronar cuartillas. Por ello, al cerrar este breve repaso por una obra que merece la mayor difusión, me permito compartir una anécdota sucedida en Quito, Ecuador, que quizá pueda ilustrar el impacto del comandante en el continente.

Invitado a la inauguración de la Capilla del Hombre, obra creada y diseñada por el artista Oswaldo Guayasamín, y financiada, entre otros aportes, por la solidaridad de artistas de diversos lugares del planeta,  Fidel, en salvaguarda de su seguridad, fue conducido por su séquito por la parte trasera del museo, donde aguardaba desde tempranas horas una delegación de chiquillos de la escuela República de Cuba. De repente, cuando el comandante se disponía a cruzar por el pasillo y sendero de piedra, la algarabía infantil dio paso a un suceso inolvidable. Los niños, de manera espontánea, se arrodillaron y persignaron, lo que motivó una mirada de asombro de Fidel que buscaba, oteando el horizonte, una explicación para semejante ritual, suerte de liturgia pagana. Desde la distancia, no obstante reconocer que no padezco de castroenteritis aguda, solo me atreví a vocear: yo también lo habría hecho, porque usted comandante, ardiente profeta de la aurora, pintó nuestro corazón con los colores de la justicia y la esperanza.

Leer más

Cultura

Adiós a Xavier Robles, escritor de más de 30 filmes, entre ellos “Rojo amanecer” y “Bajo la metralla”

Era un hombre de izquierda y de lucha, su trabajo da cuenta de ello; el día de su partida presentaría en Los Pinos su documental “Ayotzinapa: crónica de un crimen de Estado”

Publicado

en

El luto embarga a la comunidad cinematográfica y de la cultura de México, murió a los 73 años de edad FranciscoXavier Robles Molina, dramaturgo, guionista, actor y director de cine, escribió historias emblemáticas de la filmografía nacional, entre ellas “Rojo Amanecer”, “Las poquianchis”, “Bajo la metralla” y “Los motivos de Luz”.

El escritor de cine falleció este 24 de junio a los 73 años de edad a causa de complicaciones tras un accidente automovilístico. Hoy, día de su partida, tenía programado presentar en el Complejo Cultural Los Pinos su documental “Ayotzinapa: crónica de un crimen de Estado”.

Te puede interesar

“Con todo mi amor y mi admiración Padre Querido. Te amo hoy y siempre. Gracias por todas tus enseñanzas, el compromiso y la dignidad”, escribió su hija Paloma Robles en su cuenta de Facebook.

La Secretaría de Cultura, Cineteca Nacional, Filmoteca UNAM, entre otras instituciones, así como personalidades del cine y la cultura, compañeros, amistades y familia emitieron mensajes de condolencias por la pérdida del escritor y director de cine.  

Obra, trayectoria y legado de Xavier Robles

Xavier Robles nació el 25 de febrero de 1949 en Teziutlán, Puebla, se ganó el reconocimiento de la crítica, colegas y el público gracias a su trabajo enfocado en las problemáticas y luchas sociales, preocupaciones que lo llevaron a confeccionar historias y retratar otras de manera que dieran cuenta de las realidades del México que vio en diferentes épocas. Era un hombre de izquierda y de lucha, su trabajo da cuenta de ello. 

Por ello, su trayectoria está marcada por sus grandes obras y sus adaptaciones a la pantalla grande, así como sus interpretaciones como actor. 

Su carrera empezaría a tomar forma a sus 20 años cuando fue galardonado con el Segundo lugar del Concurso de Cuento de la revista “Punto de partida”, por su relato “Brenda”, con lo que quedaba de manifiesto su gran talento desde joven.

En 1976 colaboró al lado de Tomás Pérez Turrent en la adaptación cinematográfica de la cinta “Las Poquianchis”, dirigida por Felipe Cazals; a partir de esta fecha Xavier Robles se dedicó al guión cinematográfico.

Su ópera prima de ficción fue “Crímenes y TV”, una historia con la que plasmó las relaciones existentes entre la política, los excesos y las empresas electrónicas de comunicación, sin embargo, el filme que quedó inconcluso debido a presiones de inversionistas que se retiraron cuando el proyecto ya llevaba un mes de rodaje.

Tiene en su haber alrededor de 30 guiones filmados de los cuales sobresalen: “¡Qué viva Tepito!” (1981), presentado en el Festival Internacional de Cine de Panamá en 1981, donde le otorgaron premios al guión y premio especial a la película; “Bajo la metralla” (1983) galardonada con la Diosa de Plata por la prensa especializada mexicana; “Los motivos de luz” (1985), acreedora a la Concha de Plata en el XXXIII Festival Internacional de Cine de San Sebastián, España, 1985; y “Astucia” (1985), primer lugar por su adaptación por parte de la Dirección General de Radio, Televisión y Cinematografía (1984).

También destaca el guión de la película “Rojo amanecer” (1989), que hizo en colaboración con Guadalupe Ortega y dirigió Jorge Fons, fue la primera película de México en abordar abiertamente el tema de la Matanza de estudiantes en Tlatelolco, del 2 de octubre de 1968, un crítica el gobierno y una denuncia de la represión que se vivió en el país. 

Con este trabajo obtuvieron numerosos reconocimientos, entre ellos el Premio Especial del Jurado en el Festival de San Sebastián en 1990; del Premio Coral en el Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana, Cuba, 1990; de los Arieles a la Mejor Película, al Argumento Original, al Guión Cinematográfico (1991); Heraldos a Mejor Película y Mejor Guión (Robles y Ortega Vargas).

También escribió el guión de “Cementerio de papel” (2007), con el que aborda el tema de los desaparecidos y la existencia de presuntas pruebas contra el aparato gubernamental.

En cuanto a sus documentales, dirigidos por él mismo, destacan “Iztapalapa: La puerta del sol” (2005) y “Ayotzinapa: Crónica de un crimen de estado” (2014).

Sus últimas obras, realizadas en colaboración con su esposa, Guadalupe Ortega, fueron los documentales que él mismo dirigió, siendo “La luz del alba” (2021) su trabajo más reciente. 

Durante las últimas semanas, Xavier Robles había estado trabajando en una investigación sobre Plutarco Elías Calles, expresidente de México.

Su trayectoria abarcó más de 5 décadas, tiempo en el que se dedicó enteramente al trabajo de guionismo y dirección. Su obra fílmica está compuesta por más de 30 películas, sin embargo, se sabe que escribió cerca de un centenar de historias.

Xavier fue miembro vitalicio de la Sección de Autores del Sindicato de Trabajadores de la Producción Cinematográficas (STPC) y de la Sociedad General de Escritores de México desde 1976. En 1993 ingresó al Sistema Nacional de Creadores de Arte (SNC).

Desde 1994 impartió diplomados de guionismo cinematográfico para la Escuela de Escritores de la Sociedad General de Escritores de México (SOGEM). En enero de 2001 creó El Taller de Escritores Cinematográficos El Garfio, A. C., con un grupo de guionistas profesionales y alumnos de sus talleres y clases.

Coordinó numerosos cursos de guión cinematográfico para el Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC) de la UNAM, para la Maestría de Guionismo de la UIC, entre otras instituciones educativas y culturales del país.

Leer más

Tendencia