Todo lo que necesitas saber sobre la Declaración Anual

Impuestos Anuales

Pero temías preguntar. Sin miedos, éntrale al tema y ponte al corriente.

Como cada año, llega el momento de realizar la Declaración Anual de Impuestos 2014. Para los contribuyentes resulta un tema complicado, pero las personas físicas inscritas en el padrón de causantes tienen un plazo hasta el 30 de abril para realizarla y así evitar multas y conflictos con el fisco.

¿Quién debe hacer su declaración anual?

Las personas físicas -excepto aquellas del Régimen de Incorporación Fiscal (RIF)- son quienes deberán presentar su declaración 2014. Son aquellas personas que reciben ingresos por los siguientes conceptos:

  • Honorarios
  • Arrendamiento
  • Actividades empresariales
  • Enajenación y adquisición de bienes
  • Dividendos
  • Premios
  • Asalariados que obtuvieron ingresos por 400 mil pesos
  • Asalariados con ingresos adicionales a su sueldo

 

¿Qué gastos se pueden deducir?

Con la declaración anual también se pueden realizar deducciones de hasta 10% de los ingresos o cuatro salarios mínimos elevados al año (esto es, hasta 98 mil 243 pesos), lo que resulte menor. Los siguientes son los gastos con los que se puede obtener saldo a favor, tras presentar los comprobantes correspondientes:

  • Colegiaturas, de la siguiente manera: Preescolar ($14,200 pesos), Primaria (12,900 pesos), Secundaria ($19,900 pesos), Profesional Técnico ($17,700 pesos) Bachillerato o equivalente ($24,500 pesos)
  • Honorarios médicos y dentales
  • Medicinas incluidas en facturas de hospitales, análisis y estudios clínicos
  • Primas de seguros de gastos médicos
  • Gastos funerarios (pero únicamente la cantidad que no exceda del salario mínimo del área geográfica del contribuyente, elevada al año)
  • Donativos otorgados a instituciones autorizadas (no mayores al 7% de los ingresos acumulables del año anterior al que se declara
  • Intereses reales por crédito hipotecario de casa habitación no mayor a 1 millón 500 mil Udis
  • Depósitos en cuentas personales especiales para el ahorro
  • Pago de primas de contratos de seguros que tengan como base planes de pensiones
  • Adquisición de acciones de sociedades de inversión
  • Aportaciones complementarias para el retiro (con un máximo de 10% de sus ingresos acumulables en el ejercicio, sin que excedan el equivalente a cinco salarios mínimos de su área geográfica elevados al año)
  • Transporte escolar obligatorio de hijos o nietos

 

Es importante saber que nuestros impuestos forman parte de las contribuciones que reciben las autoridades encargadas de la recaudación. En 2014, los ingresos tributarios que se recibieron se distribuyeron de la siguiente manera:

  • No Tributarios (derechos y aprovechamientos): 27.12%
  • Organismos y empresas (tales como PEMEX, o la CFE): 27.15%
  • Impuesto Sobre la Renta (ISR): 24.10%
  • Impuesto al Valor Agregado (IVA): 16.75%
  • IEPS: 2.80%
  • Otros: 0.89%
  • Aranceles: 0.85%

Si tú eres un contribuyente, ya sea como Persona Física o Moral, el ISR es el impuesto que estás pagando. Asimismo, el IVA es la parte que pagamos por la compra de bienes y servicios formalmente establecidos. Un dato que es importante conocer es que el 60% de la población económicamente activa trabaja en la informalidad, de manera que no paga impuestos.

 

Más información en el siguiente video de A Tiempo 21, en el que Omar Jiménez nos explica qué porcentaje de nuestros impuestos forman parte de los ingresos tributarios:

 

Con información de El Economista.