¡Nuevo descubrimiento en el Templo Mayor!

Hallaron un túnel que podría conducir a cámaras funerarias.

Durante la primera “Mesa Redonda de Tenochtitlán”, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), informó que un equipo de arqueólogos mexicanos encontró en el Templo Mayor un pasillo subterráneo  que conduce a dos cámaras laterales donde se podrían encontrar restos de algunos gobernantes mexicas.

El equipo, liderado por el arqueólogo e investigador del INAH Leonardo López Luján, descubrió un estrecho pasaje de 8.4 metros aproximadamente, que conduce al centro de la plataforma circular conocida como Cuauhxicalco, lugar donde se cree que los restos de los tlatoanis eran incinerados.

“A partir de lo que señalan las fuentes respecto de que el Cuauhxicalco era un edificio de carácter funerario, lo que especulamos es que tras esas tapias puede haber dos pequeños cuartos donde estén contenidos los restos incinerados de algunos gobernantes tenochcas, quizás de Moctezuma I y sus sucesores, Axáyacatl y Tizoc, considerando las etapas constructivas reflejadas en esta construcción”, señaló el investigador.

Fuentes históricas presumen que de 1325 a 1521, los aztecas cremaban los cuerpos de sus gobernantes, pero no se había dado con el lugar donde depositaban las cenizas.

En 2013, los arqueólogos encontraron una lápida de andesita de 3 toneladas, que formaba parte del piso de la plaza. Una vez removida, hallaron un hueco donde había ofrendas rituales entre las que se encontraban cuchillos de sacrificios, huesos de águila, objetos de oro y restos óseos. En el fondo del túnel hallaron dos entradas cerradas, las cuales, al ser liberadas de tierra y piedra los investigadores intuyeron que conducían al corazón del Cuauhxicalco.

López Lujan, quien ha sido el director de las últimas cinco temporadas del Proyecto Templo Mayor (PTM) expresó su deseo por retomar la excavación a principios de 2016.

En la mesa redonda, participaron más de 50 especialistas, la mayoría de ellos investigadores del PTM, el Programa de Arqueología Urbana (PAU), de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la Universidad Prefectural de Aichi, El Aviario El Nido.

Se espera que la Mesa Redonda de Tenochtitlán se realice cada tres años.