Hoy vamos a sincronizar nuestros relojes con el Sol

planeta

Hoy 30 de junio habrá un segundo más de día. El qué y por qué lo encontrarás en la siguiente nota.

Esta noche en todo el planeta el tiempo que tarda la manecilla del reloj de pasar de las 11:59:59 a la media noche durara un poco más por órdenes del Servicio Internacional de la Rotación Terrestre, con sede en París, con el fin de corregir el desfase entre el tiempo en el que se basan los relojes y el periodo de rotación de la Tierra.

¿Por qué corregirlo? Por tres sencillas razones:

  1. Un día dura 86 mil 400 segundos, según el estándar de medición que la humanidad usa diariamente conocido como Tiempo Universal Coordinado (UTC).
  2. El día solar promedio (la duración media de un día, el tiempo que tarda la Tierra en dar la vuelta sobre su propio eje) dura 86 mil 400.002 segundos.
  3. Los científicos estiman que la última vez que el día solar medio duró exactamente 86 mil 400 segundos fue aproximadamente en 1820.

Nuestro planeta no es un sólido rígido, su rotación se ve afectada por la dinámica de núcleo interno de la Tierra, variaciones en los océanos, las aguas subterráneas y almacenamiento de hielo, más las mareas oceánicas y atmosféricas; de allí la necesidad de intercalar un segundo adicional para corregir las minúsculas variaciones de la duración del día que se van acumulando. Un ejemplo de esto son las variaciones atmosféricas a causa de El Niño, las cuales pueden desacelerar la rotación de la Tierra aumentando la duración del día en hasta un 1 milisegundo.

En la década de los 70 del siglo pasado se llegó a un acuerdo internacional en el que se reconocía la existencia de las dos escalas de tiempo: el periodo de rotación del planeta y el UTC. También se comenzó a utilizar relojes atómicos con la finalidad de tener una medición del tiempo mucho más precisa.

Éste será el vigésimo sexto segundo que se añade a los relojes desde que comenzó la práctica de los segundos intercalares en 1972.