Antoine de Saint-Exupéry, el padre de El Principito

antoine-de-saint-exupery

Hoy se cumplen 117 años del nacimiento del escritor francés.

Antoine de Saint-Exupéry nació el 29 de junio de 1900 en Lyon, Francia. Desde muy pequeño manifestó interés por la aviación y aprendió el oficio cuando prestó servicio militar. Fueron los viajes que realizó los que le sirvieron como inspiración para algunas de sus obras.

En 1926 publicó su primera novela breve, que no contó con mayor impacto, el mismo año obtuvo un contrato como piloto para una agencia privada. Tres años más tarde escribió su segunda novela Correo del Sur, y posteriormente escribió para varias revistas.
Como piloto se estrelló en numerosas ocasiones. La más conocida es la del 30 de diciembre de 1935, cuando cayó en el Desierto del Sahara. Esa vez, Saint Exupéry competía en una carrera en una ruta París – Saigón. Él y el mecánico aviador André Prévot sobrevivieron milagrosamente a la colisión, pero se quedaron rápidamente sin agua. Sus suministros les duraron sólo un par de días y debido al intenso calor del desierto, sufrieron alucinaciones y estuvieron al borde de la muerte. Fueron rescatados por un beduino al cuarto día de su desventura.

Fue esta hazaña la inspiración para escribir su obra cumbre El Principito, publicada el 6 de abril de 1943 y catalogada como una las mejores creaciones literarias del siglo XX. Ha sido traducida a más de 250 idiomas y otras tantas lenguas.

Fue el 31 de julio de 1944, cuando el escritor realizaba un vuelo de reconocimiento a bordo de un Lockheed Lightsning P-38 y desapareció en el Mediterráneo. Su cuerpo nunca fue hallado.



 

El principito en huasteco

El año pasado en el pueblo de San Francisco Chontla, en Veracruz, la lingüista australiana Ana Kondic llevó hasta esta comunidad el texto de “El Principito” en huasteco, pues es la única lengua en la que los mayores aprenden en esa comunidad.

 

Cinco frases memorables de El Principito

  • “Fue el tiempo que pasaste con tu rosa lo que la hizo tan importante”.
  • “Todos los mayores han sido primero niños (pero pocos lo recuerdan)”.
  • “Si vienes, por ejemplo, a las cuatro de la tarde; desde las tres yo empezaría a ser feliz”.
  • “Me pregunto si las estrellas se iluminan con el fin de que algún día, cada uno pueda encontrar la suya”.
  • “He aquí mi secreto, que no puede ser más simple: sólo con el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible a los ojos”.

 

Las grandes voces de la Ciudad de México, hombres y mujeres cuya trayectoria habla por sí sola, estrellas del cine, del teatro; mexicanos y personalidades de la vida citadina son entrevistados por Alix Bauer en Palabras Mayores; todos los jueves a las 20:30 horas.

***