Conéctate con nosotros

Cultura

EL ESPEJO DE EUGENIA: Las mujeres (I)

Por humanidad, fortuna, convicción o azar aparecieron otras voces. Hace dos mil quinientos años, Aristófanes escribió un alegato a favor de la intervención de las mujeres en la vida pública

Publicado

en

El Día Internacional de la Mujer, cada 8 de marzo, es una de las efemérides de mayor trascendencia por su carácter simbólico. Las Naciones Unidas instauraron en 1977 la conmemoración como tributo al suceso acontecido en el incendio de la fábrica Triangle Shirtwaist de Nueva York en 1911. Murieron abrasadas o asfixiadas ciento cuarenta y seis mujeres, la gran mayoría inmigrantes, que trabajaban en la confección de blusas. Las puertas de la factoría estaban clausuradas para que las obreras no pudiesen escapar del régimen esclavista a las que habían sido sometidas, con jornadas interminables, salarios de miseria, sin ningún derecho laboral ni seguridad social. 

Aunque con décadas de dilación, la ONU, heredera de la Liga de las Naciones, fue finalmente sensible a la demanda de organizaciones socialistas, sufragistas y feministas que habían impulsado la necesidad de conmemorar aquel suceso, irrefutable prueba de la explotación. La historia de la infamia proviene, sin embargo, de siglos atrás.

Te puede interesar

Se atribuye a Moisés la escritura del Génesis, en el cual el nombre de Eva está asociado a la perversión humana. Es ella  la portadora de la malignidad y el conjuro a través del mito de la manzana y la serpiente, con la consecuente corrupción humana hasta el fin de los siglos. 

También Lilith, en la tradición judía, es portadora del pecado, la traición, la falacia, el erotismo. Esa madre del adulterio y llama de los desvelos fue denostada por su naturaleza rebelde y convertida en demonia por el simple hecho de haber reclamado elemental equidad: ¿Por qué he de yacer debajo de ti?  Yo también fui hecha con polvo, y, por lo tanto, soy tu igual.

Así se configuró un patriarcado venal y vicioso, sobre la base de principios y normas que no han perdido hasta nuestros días su esencia de dominación.

Como correlato tardío del mito fatalista del paraíso terrenal, el poeta Hesíodo presentó su Catálogo de las mujeres, obra en la cual la primera mujer sobre la Tierra, Pandora, sucumbe a su curiosidad y abre la caja o jarra de la que escapan todos los males que habrían de agobiar a la Humanidad; de igual manera el poeta Simónides de Amorgos en su Yambo, en la que atribuye a las mujeres ser descendientes de zorras, adjudica a la naturaleza femenina la responsabilidad de las calamidades que debían soportar los hombres.  

En el siglo VI a.c. surgió la figura de la poeta Safo, nacida en Mitilene y muerta en la isla de Lesbos. Es quién en los diálogos amorosos le otorga voz a la mujer, ignorada y vilipendiada por la tradición helénica dominante. El escándalo fue mayúsculo al ver la luz sus versos consagrados a sus discípulas, hecho que suscitó que jueces condenen el amor entre mujeres, paradoja de la historia, porque los mismos que ensalzaron el ardor homosexual de los griegos, censuraron y persiguieron a Safo, al punto que la poeta debió exiliarse en Siracusa, Sicilia.

Por humanidad, fortuna, convicción o azar aparecieron otras voces. Hace dos mil quinientos años, Aristófanes escribió un alegato a favor de la intervención de las mujeres en la vida pública. El saludo del corifeo a Lisístrata reza: Llega la mujer más valiente de todas. Ahora te toca a ti aparecer inflexible y suave, buena y mala. Orgullosa y humilde, llena de mañas.

Por mucho tiempo, la exclusión de la mujer fue considerada natural y legal, estableciéndose normativas para ejercer la dominación, pero en el siglo V la enfermiza misoginia reapareció, más cruel y brutal, contando para su cruzada con la venia de la Iglesia Católica que, con su fanatismo, sentó las bases para el oscurantismo medieval.  En marzo de 415, el brutal asesinato de Hipatia de Alejandría, quien había demostrado sus altísimos conocimientos en matemáticas y astronomía, develaría una conspiración dirigida por el obispo Cirilo. Tras ser víctima de una atroz campaña de difamación, que hoy llamaríamos linchamiento mediático, Hipatia fue asesinada y profanada por una turba que utilizó fragmentos filudos de cerámica como cuchillos. Pero no se puede torcer el sentido de la luz, y su vida memorable y audaz fue años después honrada por hombres y mujeres que reivindicaron su legado científico y social.

Este breviario salta en el tiempo para citar a Christine de Pizan, poeta francesa de origen veneciano. Inserta en la Querelle des Femmes, reflexión poderosa sobre el quehacer y el destino de las mujeres en el Medioevo, escribe, en diálogo con la razón: Levántate hija mía. Sin más dilación vayamos al Campo de las Letras. Allí se fundará la Ciudad de las Damas.

El histórico despojo y la tiranía machista encontraría otras voces en los siglos venideros, pero también la respuesta de mujeres que en el mundo, y en nuestro caso particular, en México y América Latina, desafiaron conceptos, taras, estereotipos y complejos.

No nos sumaremos a la declaratoria de marzo como mes de las mujeres, porque es otra manifestación de hostilidad y aversión. ¿Acaso los restantes once meses no nos pertenecen? Sin embargo, y como colofón a esta primera entrega, cabe traer a nuestros días las figuras de quienes nacieron o partieron este mes, y que han llenado la memoria con vida heroica, asaltos, poemas o canciones, los casos de Josefa Ortiz de Domínguez, fallecida el 2 de marzo de 1829 en Ciudad de México; Aleksandra Kollontai, alumbrada el 29 en San Petersburgo, o las nacidas precisamente el 8 de marzo, fecha de presagio y destino:  la poeta uruguaya Juana de Ibarborou, que vino al mundo en 1892; la bandida María Gómez de Oliveira, María Bonita, quien nació en Bahía en 1911, o la poeta y cantautora Chabuca Granda, limeña, fallecida en Miami el 8 de marzo de 1983.

No es magro recurso invocar la casualidad o las efemérides, es simbología de un nuevo tiempo que, como veremos en las publicaciones futuras, nos permite alzar la frente a mujeres y hombres y augurar una vida digna, pero que no puede olvidar la injusticia de siglos. Cierro esta primera entrega con aquel reclamo de amor de Chabuca Granda que hoy musito y entono:

Han de ser breves mis siestas

Mis esteros despiertan con tus ríos

Pero, pero

Pero cómo serán mis despertares

Cada vez que despierte avergonzada

Tanto amor y avergonzada.  

Chabuca Granda; fragmento de canción Cardo o ceniza.

También puedes leer: EL ESPEJO DE EUGENIA: Las Mujeres II

Cultura

Más de 250 mil personas asistieron a la Marcha del Orgullo LGBTTTIQ+ de la CDMX

Claudia Sheinbaum dio el banderazo de salida, con lo que se convirtió en la primera autoridad de la Ciudad de México en asistir a esta marcha; reiteró que la capital “es una ciudad de derechos”

Publicado

en

Tras dos años de ausencia, por la emergencia sanitaria por la pandemia de COVID-19, este sábado 25 de junio se llevó a cabo la 44 edición de la Marcha del Orgullo LGBTTTIQ+ de la Ciudad de México, a la que asistieron 250 mil personas, indicó la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum

Fue alrededor de las 4:00 de la tarde cuando la mandataria publicó en sus redes sociales la cifra estimada, pero la personas continuaron arribando al Paseo de la Reforma, Avenida Juárez y Zócalo Capitalino, principales puntos de afluencia. 

Te puede interesar

La edición 44 de la Marcha del Orgullo LGBTTTIQ+  se llevó a cabo bajo el lema “¡Las calles son nuestras! por una diversidad libre de odio, violencia y machismo.

Desde antes de las 10 de la mañana el primer contingente se comenzó a congregar en el Ángel de la Independencia , estuvo integrado por los Comités Incluyente, Gay Pride Cdmx y Orgullo y Dignidad. Mientras que un segundo grupo partió de la Glorieta del Ahuehuete a las 10:30 am. Ambos avanzaron por Paseo de la Reforma, Avenida Juárez, Eje Central, 5 de Mayo y finalmente por el circuito Plaza de la Constitución o Zócalo, donde se montaron 2 escenarios para un concierto.

Al mismo tiempo iniciaron las actividades culturales en torno a esta celebración, con las presentaciones de Paty Cantú, Esteman, La Más Draga y Joaquín Bondoni , mientras que Ophelia Pastrana, Regina Orozco y Maca Carriedo fueron algunas de las conductoras de estas celebraciones.

A las 12:40 horas inició oficialmente la Marcha del Orgullo LGBTTTIQ+ 2022, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, dio el banderazo de salida, con lo que se convirtió en la primera autoridad de la Ciudad de México en asistir a esta marcha que ha cobrado mayor fuerza año con año.

La mandataria reiteró que la Capital “es una ciudad de derechos”, y saludó a la comunidad de la diversidad sexual presente. “¡Bienvenidos y bienvenides, todos!”.

“Después de dos años la marcha del Orgullo regresa a nuestras calles. En esta ciudad se trabaja por los derechos, el respeto y las libertades, por eso, les acompañamos, apoyamos y atendemos sus causas”.

Al pie del Ángel de la Independencia, la Jefa de Gobierno recibió un pliego petitorio de la comunidad  LGBTTTIQ+, con el que solicitan derechos como el acceso a la vivienda digna, salud integral, trabajo en condiciones seguras, educación integral de la sexualidad y sin prejuicios, acceso a la justicia, cero violencia y el derecho a un libre desarrollo de la personalidad.

Participaron 140 carros alegóricos que recorrieron el Paseo de la Reforma, comenzaron a llegar a la Avenida Juárez cerca de las 5:00 de la tarde, pero ya no avanzaron hacia el Zócalo debido a la gran cantidad de personas que inundaron las vialidades. 

La Secretaría de Seguridad de la Ciudad de México implementó un operativo que contó con más de mil 800 uniformados, apoyados con 355 policías de tránsito, 40 vehículos oficiales, 55 patrullas, 22 motocicletas y cinco grúas.

La Comisión de Derechos Humanos  de la capital (CDHCM) instaló la Base de Derechos Humanos con apoyo de la Brigada de Diálogo y Convivencia y monitoreo de puntos fijos a lo largo de la ruta de la marcha. 

Asimismo, la Brigada de Diálogo y Convivencia integrada por servidores públicos estuvo al tanto para brindar apoyo presencial, con el acompañamiento del Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación (Copred), la Dirección General de Diversidad Sexual y Derechos Humanos de la Secretaría de Inclusión y Bienestar Social (Sibiso) y la Instancia Ejecutora del Sistema Integral de Derechos Humanos (IESIDH).

La Secretaría de Salud de la CDMX (Sedesa) brindó 92 atenciones médicas menores en los dos módulos que instaló en el Parque Lineal y en la Plaza de la Mexicanidad, mientras que el Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM) atendió a 41 personas por cuestiones menores.

Tras el paso de los contingentes, 250 trabajadores de la Secretaría de Obras y Servicios (SOBSE) con 10 barredoras se encargaron de la limpieza y recolección de residuos en todas las calles de la ruta.

Leer más

Cultura

EL ESPEJO DE EUGENIA. Fidel: 17 aproximaciones

Publicado

en

El pasado 19 de junio, en el ámbito del décimo quinto festival Viva la Izquierda, organizado por la Alcaldía de Iztacalco,  participé en la presentación del libro Fidel: 17 aproximaciones, obra editada por el CLACSO y el Fondo de Cultura Económica, que cuenta con la coordinación del costarricense John Saxe-Fernández. En un ambiente festivo se desarrolló de manera paralela la feria del libro organizada por la Brigada Para Leer en Libertad.  

La compilación de Saxe-Fernández es una suerte de compendio de miradas analíticas, tiernas, militantes o testimoniales sobre la trascendencia universal del comandante de la Revolución Cubana.

Te puede interesar

A casi seis años de su desaparición física, el soldado de las ideas sigue convocando a una feligresía que, pese a todas las infamias urdidas en su contra, jamás lo abandonó.

Fidel, a quien me atrevo a calificar como el Bolívar del siglo XX, de la misma manera que el Che fue la continuación esplendorosa de Garibaldi, conservó grata amistad con el poeta Roberto Fernández Retamar, a quien debemos el prólogo de la obra citada. Roberto nos introduce en la personalidad del líder cubano a partir de un acertado símil con el Libertador, de quien refiere la carta que escribiese desde Guayaquil al coronel Patricio Cambell:  (…) los Estados Unidos parecen estar destinados por la providencia para plagar de hambre y miseria a la América Latina. No existe antiamericanismo, sino antiimperialismo en los conceptos que Retamar subraya, porque menciona la admiración que Fidel sentía por Lincoln y Roosevelt, a los que habría que sumar Whitman, Twain, Melville.

Stella Calloni, entrerriana, nos lleva hacia la ceremonia de velación popular de Fidel y anuncia su estado transvital y la geografía del más allá: Ya eres su sombra, dice, en referencia a los enemigos que nunca renunciaron a su propósito de atentar contra la vida del comandante, sin lograr su objetivo criminal. Y una anécdota por demás ilustradora. Un diplomático europeo, al observar la impresionante multitud que acongojada y herida despedía a su guía, expresa: puedes mandar a marchar a treinta mil, pero nadie jamás puede obligar a llorar a dos millones de personas.

Katiuska Blanco hace una regresión para mostrarnos la infancia de Fidel en su pueblo de Birán, donde nace su amor por la Naturaleza, al igual que la educación que recibiera de los jesuitas. Uno de ellos, el padre Llorente, consignó: Fidel se distinguió en las letras, el deporte, su amor al campo, para terminar augurándole un gran  porvenir.

Varios testimonios nos refieren pasajes del personaje histórico que marcó el destino del comandante: José Martí. Quizá fue aquel verso del Apóstol el que guió la senda humanista de Fidel: Con los pobres de la tierra quiero mi suerte echar, y aquella otra sentencia martiana: Ni los pueblos ni los hombres respetan a quien no se hace respetar. Otra conducta ética insobornable en Fidel es el culto a la verdad, que anuncia desde el mismo triunfo revolucionario, al alertar al pueblo en mensaje del 8 de enero de 1959: 

Decir la verdad es el primer deber de todo revolucionario.  Engañar al pueblo, despertarle engañosas ilusiones, siempre traería las peores consecuencias, y estimo que al pueblo hay que alertarlo contra el exceso de optimismo.

Siempre lejano y refractario a la ostentación y oropel, el líder cubano, de acuerdo al ensayo de Pablo González Casanova, se negó a que se hablara de castrismo y prohibió el culto a la personalidad, porque hablaba de un mundo moral quizá incomprensible para la política siempre delineada por caciques y amos que se ampararon en verticales estatuas y no en la relación horizontal con sus pueblos.

Atilio Borón, que conoció personalmente a Fidel en 1985 en los mismos encuentros sobre la deuda externa en los que tuve el privilegio de charlar con el comandante, hace un símil sorprendente. Con lúdica herejía de por medio, lo presenta como el Moisés de nuestro tiempo, con la diferencia que las tablas que propuso contenían mandamientos sobre la dignidad, la libertad y hermandad entre los pueblos. Subraya Atilio la condición partera de Fidel, porque sin él, afirma, no habríamos asistido a la sinfonía política de la soberanía protagonizada por Chávez, Lula, Néstor, Cristina, Evo, Rafael, Chávez, Lugo, Mel, Tabaré, Mujica, y otros, entre los que es imprescindible nombrar en el presente a López Obrador y Gustavo Petro.

El uruguayo Carlos Fazio nos habla de un tema por demás importante: la batalla mediática. Cuando publicaciones como LIFE y Selecciones profundizaron en su campaña de intoxicación e infamia, Fidel ordenó que Radio Habana Cuba se convirtiera, como Casa de las Américas, en la portavoz de la verdad para relatar hechos como los acontecidos en Playa Girón, donde los cochinos encontraron su San Fidel.

Fidel y Chávez, Fidel y Torrijos, Fidel y Allende, Fidel y la religión, son artículos que demandarían un espacio que no cabe en estas páginas, y, plagiando al Che, no cabe emborronar cuartillas. Por ello, al cerrar este breve repaso por una obra que merece la mayor difusión, me permito compartir una anécdota sucedida en Quito, Ecuador, que quizá pueda ilustrar el impacto del comandante en el continente.

Invitado a la inauguración de la Capilla del Hombre, obra creada y diseñada por el artista Oswaldo Guayasamín, y financiada, entre otros aportes, por la solidaridad de artistas de diversos lugares del planeta,  Fidel, en salvaguarda de su seguridad, fue conducido por su séquito por la parte trasera del museo, donde aguardaba desde tempranas horas una delegación de chiquillos de la escuela República de Cuba. De repente, cuando el comandante se disponía a cruzar por el pasillo y sendero de piedra, la algarabía infantil dio paso a un suceso inolvidable. Los niños, de manera espontánea, se arrodillaron y persignaron, lo que motivó una mirada de asombro de Fidel que buscaba, oteando el horizonte, una explicación para semejante ritual, suerte de liturgia pagana. Desde la distancia, no obstante reconocer que no padezco de castroenteritis aguda, solo me atreví a vocear: yo también lo habría hecho, porque usted comandante, ardiente profeta de la aurora, pintó nuestro corazón con los colores de la justicia y la esperanza.

Leer más

Cultura

Inauguran “Travesuras de Helguera” en Los Pinos, a un año de su fallecimiento

“Es muy difícil leer La Jornada sin ti”, afirmó Alma Muñoz al señalar que con esta exposición se tiene una oportunidad para encontrarse nuevamente con el trabajo de su esposo, Antonio Helguera

Publicado

en

A un día de cumplirse el primer aniversario luctuoso del caricaturista Antonio Helguera, se inauguró en el Complejo Cultural Los Pinos una exposición que rinde homenaje a su trabajo como caricaturista. 

Este sábado 25 de junio se abrió al público la muestra titulada “Travesuras de Helguera: Un crítico de Los Pinos en Los Pinos”, que consta de 295 piezas de la colección particular de la familia Helguera Muñoz, curadas por Rafael Barajas “El Fisgón”, de la mano de la viuda de Helguera, Alma E. Muñoz

Te puede interesar

La ceremonia estuvo encabezada por Homero Fernández, director general del Complejo Cultural Los Pinos; Alejandra Frausto Guerrero, titular de la Secretaría de Cultura; Alma Muñoz, viuda de Helguera y sus hijos Mariana y Pedro Helguera; Marina Núñez Bespalova, subsecretaria de Desarrollo Cultural; y Rafael Barajas, “El Fisgón”, amigo y compañero de trabajo de Antonio

Al inicio del acto participó Pedro Helguera, quien interpretó con dos amigos “Blackbird” de The Beatles, dedicada a su padre. 

“Es muy difícil leer La Jornada sin ti”, afirmó Alma E. Muñoz, viuda de Helguera al señalar lo mucho que se extraña la presencia de Antonio y su trabajo en el diario donde colaboró por 36 años, pero destacó que con esta exposición se tiene una oportunidad para encontrarse nuevamente con el trabajo de su esposo.   

“Finalmente apareció una oportunidad para reencontrarte a través de tu obra, de la cual se exhibe aquí una importante muestra; seguro exclamarías ‘No mames, no mames’ con la noticia de esta exposición y soltarías una carcajada porque estamos en la cabaña en la que  vivieron Fox y la señora Martha Sahagún, y que después Peña Nieto convirtió en un lujoso spa”. 

Alma narró parte del proceso de recopilación y selección de los trabajos de su esposo: “Nos dejaste un desmadre” expresó ella, como lo diría el propio Helguera, recordando parte de su personalidad y sentido del humor. También recordó el último día de vida de su esposo, día en que hizo su cartón del día y grabó parte de su colaboración del programa El Chamuco Tv.

Invitó a la ciudadanía a disfrutar de las “Travesuras de Helguera: Un crítico de Los Pinos en Los Pinos”, una muestra que rinde homenaje a su esposo y su legado.

La secretaria de Cultura, Alejandra Frausto, destacó que el periodismo libre que se vive actualmente en México permite que una exposición como esta llegue a Los Pinos, un espacio donde vivieron los presidente neoliberales, esos que criticaba Helguera a través de su trabajo agudo y honesto. 

“Yo quiero pensar que en esta cabaña Fox decidió dejar de leer periódicos por un cartón de Helguera, hoy quiero pensar que un cartón, de los que van a ver aquí, qué fácil, te dejan sin aliento y sin ganas de volver abrir un un periódico, el periodismo libre, abierto que se vive en esta época no se ha vivido nunca, y gracias a esa libertad tenemos la posibilidad de gozar de este libro de historia contemporánea que es esta exposición”.

Adelantó que “Travesuras de Helguera: Un crítico de Los Pinos en Los Pinos” tendrá un libro y un catálogo de exposición, un trabajo minucioso que ha servido de duelo para la familia, amistades, lectores y colegas de Antonio Helguera

“Hoy es un día especial en Los Pinos, porque hoy regresan (Felipe) Calderón y (Vicente) Fox a su recámara”, ironizó Homero Fernández porque la exposición se montó en la  Cabaña 1 del hoy Complejo Cultural Los Pinos, la misma residencia en la que habitaron ambos expresidentes durante sus administraciones.

El director del CC Los Pinos, destacó que “esta exposición es un homenaje a Antonio, pero también a los moneros que son periodistas de verdad, comprometidos con la causa”.  

“Te vamos a extrañar Toño, como monero, como ideólogo, como uno de los líderes de este movimiento, de esta transformación; estarías fascinado viendo lo que está pasando, y lo que desearíamos por ver tu mirada hoy en día, aunque tus dibujos siguen siendo vigentes. Siempre serás el monero oficial de la lucha anti neoliberal”.  

Rafael Barajas, “El Fisgón” recordó que se cumple un año de no ver el trabajo de Antonio Helguera publicado en los diarios, y al mismo tiempo destacó que era un extraordinario caricaturista, uno de los mejores de las últimas décadas, a quien también calificó como amigo y hermano.

“Llevamos un año de no ver los cartones de Helguera cada vez que abrimos el periódico; pero esta exposición es justamente una oportunidad para resarcirnos de esta abstinencia (…) Sin lugar a dudas Antonio Helguera fue un extraordinario caricaturista, uno de los dibujantes más notables que hemos tenido en México en las últimas décadas y pues además era nuestro hermano, nuestro amigo entrañable y nuestro amigo de travesuras”. 

“Yo estoy convencido de que a él le encantaría está exposición, le encantaría que esta exposición, le encantaría que sus monos estuvieran expuestos justamente donde vivieron Vicente (Fox) y Martha (Sahagún), en donde vivieron Enrique (Peña Nieto) y La Gaviota (Angélica Rivera), y estoy  convencido, además, de que sus dibujos no han perdido ni un ápice de vigencia”. 

“Muchas de las caricaturas que vamos a ver en esta exposición fueron hechas hace décadas, y sin embargo parece que pudieron haber sido hechas ayer”, destacó el también caricaturista.  

La ceremonia se llevó a cabo en los jardines del Complejo Cultural Los Pinos, a un costado de la Cabaña 1, en donde se dieron cita familiares, amistades, compañeros de Antonio Helguera, entre ellos el José Monero Hernández, Rafael Pineda “Rapé”, el cubano radicado en México, Ángel Boligán Corbo, entre otros moneros reconocidos del ámbito periodístico de México.

Fotos: Carlos Aguado Vieyra

Leer más

Tendencia