A petición de Guatemala, la UNESCO examinará el patrimonio cultural subacuático

La UNESCO reconoció siete ejemplos de buenas prácticas en esta materia, entre los que se encuentran Playa Bonita, en Campeche, y el Nevado de Toluca.

La UNESCO enviará una misión de expertos a Guatemala para examinar los sitios arqueológicos mayas que yacen en el fondo del lago de Atitlán; decisión que fue tomada en la Conferencia de Estados Partes en la Convención de la UNESCO sobre la Protección del Patrimonio Cultural Subacuático, reunida en París a finales del mes de mayo.

La misión tendrá lugar el próximo otoño boreal. Estará a cargo de expertos del Consejo Consultivo Científico y Técnico de la Convención (STAB) y la dirigirá la arqueóloga mexicana María Helena Barba Meinecke, responsable del programa de arqueología subacuática de la Península del Yucatán, del Instituto Nacional de Antropología e Historia de México (INAH).

El objetivo: evaluar los sitios arqueológicos sumergidos en el lago. De esta manera, especialistas nacionales podrán desarrollar capacidades técnicas y proponer un plan de gestión de este patrimonio, en colaboración con las comunidades locales.

El lago de Atitlán es el más profundo de América Central y está situado al suroeste de Guatemala. En 1996 se descubrieron varios sitios arqueológicos sumergidos en sus profundidades, en particular un pueblo maya conocido hasta ahora como Samabaj. Este pueblo, del que se han conservado restos de viviendas y monumentos religiosos, se encontraba al parecer en una isla que podría haber quedado sumergida tras un desastre natural, que podría ser una erupción volcánica o un corrimiento de tierras.

 


La Conferencia de Estados Partes invitó a sus miembros a proporcionar ejemplos de buenas prácticas de conservación del patrimonio subacuático: proyectos que aseguren una protección adaptada de los sitios arqueológicos, o una gestión sostenible de los mismos, en los que se haya hecho un esfuerzo particular para hacerlos accesibles al público con participación de las poblaciones locales.

 

La Conferencia de Estados Partes también designó siete ejemplos de buenas prácticas en materia de protección del patrimonio cultural subacuático.

  • Museo arqueológico subacuático de Playa Bonita, Campeche (México).
  • Participación de las comunidades locales en la protección de su patrimonio cultural en el Nevado de Toluca (México).
  • Programa PRCASC para la protección de 130 sitios del patrimonio subacuático del Mar de Cascaes (Portugal).
  • Investigación arqueológica en los pecios Cala Cativa I/Cap del Vol en Cataluña (España).
  • Prospección y excavación arqueológica del pecio Deltebre I en Cataluña (España).
  • Protección jurídica del patrimonio arqueológico subacuático de Andalucía (España).
  • Excavación y acceso al pecio de Bou Ferrer en Alicante (España).