Trastornos mentales en personas de la tercera edad

Entre 2015 y 2050 la proporción de la población mayor de 60 años se multiplicará casi por dos, pasando del 12% al 22%.

Las personas de 60 años de edad o mayores son miembros valiosamente activos en la sociedad, aunque la mayoría de las personas mayores tienen una buena salud mental, muchas corren el riesgo de presentar trastornos mentales, enfermedades neurológicas o problemas de consumo de sustancias, además de otras afecciones, como la diabetes, la hipoacusia o la artrosis.

A medida del envejecimiento, es probable que muchas de estas afecciones se presenten de manera conjunta pues entre la gente adulta son más frecuentes experiencias como el dolor por la muerte de un ser querido, un descenso del nivel socioeconómico como consecuencia de la jubilación, o la discapacidad, todos estos factores pueden ocasionarles aislamiento, pérdida de la independencia, soledad y angustia.

Los principales problemas mentales que presentan los adultos mayores son los diferentes tipos de demencias, el Alzheimer, la depresión y la ansiedad.

Depresión: Como ya lo habíamos mencionado en la edad adulta sufrir de este transtorno es común pues son más frecuentes las experiencias de muerte de un ser querido o pérdida de la estabilidad económica sumado a que también puede tener un origen biológico, es decir, causada por un desequilibrio químico en el cerebro.

Síntomas: A pesar de que no tienen que presentarse todos, los enfermos suelen presentar por lo menos cinco de estos.

  1. Infelicidad la mayor parte del tiempo.
  2. La tristeza es tan intensa que interfiere con la vida diaria.
  3. Pérdida del interés en la vida y no disfrutas de nada.
  4. Sentimiento de estar agotado pero a la vez, inquieto y agitado.
  5. Dormir poco.
  6. Se pierde el interés en el sexo.
  7. Sentimiento de irritabilidad.
  8. Pensamientos suicidas.

Ansiedad: La ansiedad es un sentimiento normal de temor ante situaciones difíciles pero, si es demasiado fuerte, puede paralizar a la persona.

Síntomas: El enfermo se siente preocupado todo el tiempo, cansado, irritable y duerme mal, físicamente presenta síntomas como dolores, temblores, respiración profunda, mareos, desmayos, indigestión y diarrea.

Demencia: Es la pérdida de la capacidad de las funciones intelectuales, existen varios tipos de demencias:

  • Demencia vascular o multi-infartos
  • Demencia en el Mal de Parkinson
  • Demencia postraumática
  • Demencia por VIH Sida
  • Demencia derivada de otras enfermedades

Síntomas:

  1. Pérdida de la memoria a corto plazo
  2. Desorden en tiempo y lugar
  3. Sentimiento de estar en una situación de riesgo
  4. Incapacidad para aprender
  5. Pérdida del lenguaje
  6. Perdida de control emocional
  7. Pérdida del comportamiento social
  8. Falta de motivación

Alzheimer: El mal de Alzheimer es una forma de demencia que afecta la memoria, el pensamiento y el comportamiento, considerándose una enfermedad crónico degenerativa.

Mal de Alzheimer de aparición temprana: Los síntomas aparecen antes de los 60 años. Este tipo es mucho menos común que el de aparición tardía. Tiende a empeorar rápidamente. La enfermedad de aparición temprana puede ser hereditaria. Se han identificado varios genes.

Mal de Alzheimer de aparición tardía: Esta es la forma más común de la enfermedad. Se presenta en personas de 60 años en adelante. Puede ser hereditario, pero el papel de los genes es menos claro.

Síntomas:

  • Cambios en la personalidad
  •  Deterioro en la capacidad de movimiento o al caminar
  •  Dificultad para comunicarse
  •  Bajo nivel de energía
  •  Pérdida de memoria
  •  Cambios de estado de ánimo
  •  Problemas de atención y orientación
  •  Incapacidad de resolver operaciones aritméticas sencillas