Recordemos la Heroica defensa del Castillo de Chapultepec

NIÑOS HEROES

El día de hoy se conmemora la 140 defensa del Castillo de Chapultepec por parte de los ‘Niños Héroes’.

Este 13 de septiembre conmemoramos la Heroica Defensa del Castillo de Chapultepec, en donde en el año de 1847 varias divisiones norteamericanas comandadas por los generales Pillow, Worth, Quitman Smith y Clarke. La historia recuerda la valiente actuación de los cadetes del Heroico Colegio Militar que ofrecieron su vida para salvar el lábaro patrio.

El Castillo de Chapultepec, estaba defendido por 832 soldados y un pequeño grupo de Cadetes del Colegio Militar. El general en ese momento era Nicolás Bravo secundado por el general José Mariano Monterde, Director del Colegio Militar. Los lamentables resultados son de sobra conocidos: la muerte de seis jóvenes cadetes, del coronel Xicoténcatl y de numerosos jefes, oficiales, soldados que ofrecieron sus vidas en defensa de la Patria Mexicana.

Fue el amanecer del 12 de septiembre cuando comenzó el cañoneo norteamericano. Era el principio del fin. Desgraciadamente, la concentración de soldados en la parte superior del cerro de Chapultepec, dio por resultado que muchos perecieran sin haber tenido siquiera la oportunidad de combatir.

Atendiendo los valores de honor, lealtad y patriotismo, los cadetes no dudaron en tomar las armas para defender la libertad de sus compatriotas, ofreciendo también lo más valioso que tenían: sus vidas.

Las vidas de Juan Escutia, Vicente Suárez, Agustín Melgar, Fernando Montes de Oca, Juan Francisco Márquez, Juan de la Barrera y muchos más no se truncaron en vano, su acto heroico fue ejemplar y nos transmitió una gran herencia de dignidad, de honor y de valor, pero principalmente de un profundo y diáfano sentimiento de amor por México.

Los jóvenes cadetes tenían entre 14 y 18 años; los instructores Oficiales a cargo tenían un poco más de edad, pero jóvenes todavía.

La proeza dejó marcadas dos claras lecciones a las futuras generaciones de mexicanos: una, de lealtad y patriotismo; y otra, de reflexión y prevención cuando se carece de unidad.

En aquel momento de batalla, un cañón yanqui, colocado en Tacubaya se dedicó a ocasionar daños considerables. Al mediodía el entonces presidente Adolfo López de Santa Ana (en la época actual considerado como traidor a la Patria, debido a que por su ineficaz capacidad de gobernar, México tuvo que ceder y perdió mucho territorio que mayoritariamente le fue robado.

México entregó  lo que actualmente son estados de la unión americana como: California, Arizona, Nuevo México y Texas, y todo debido a las guerras provocadas por la ambición yanqui) fue personalmente a Chapultepec.

Santa Ana se retiró y siguió el acoso de la artillería cuyo fuego no se detuvo sino hasta bien entrada la noche, los daños eran incalculables, en todos sentidos, las habitaciones del castillo estaban convertidas en hospital.

La historia recuerda en particular a seis de esos jóvenes que perdieron la vida en el combate. A estos jóvenes cadetes se les llama Niños Héroes de Chapultepec. Sus nombres: Agustín Melgar, Fernando Montes de Oca, Francisco Márquez, Juan Escutia, Juan de la Barrera y Vicente Suárez. Durante el siglo XIX se dio especial realce al Batallón de San Blas, del cual fallecieron casi todos sus soldados al pie del cerro defendiéndolo contra el ejército estadounidense.

En el Castillo de Chapultepec, hoy Museo Nacional de Historia, y sus alrededores se conmemora mediante placas los puntos donde murieron estos jóvenes defensores mexicanos conocidos como los Niños Héroes.

Con información de: Zahit Rios.

La información más completa de la Ciudad de México en Noticias 21. Entérate del acontecer de la capital mexicana en sus diversos espacios: lunes a viernes a las 07:00 y 21:00 horas; sábados y domingos a las 20:30 horas.

***