¿Qué cambiará en la CDMX con la Reforma Política?

mexmex

Repasamos, punto por punto, los cambios más importantes que tendrá ahora la Ciudad de México.

El cambio de Distrito Federal a Ciudad de México no sólo será de nombre, trae consigo una serie de modificaciones de las que debes estar al tanto. Alejandro Brofft platicó con Manuel Granados Covarrubias, Consejero Jurídico y de Servicios Legales de la Ciudad de México, para conocer un poco más a fondo sobre este tema. Ve el siguiente video de A Tiempo 21 y entérate de los siguientes pasos que tendrá que dar esta Reforma.

 

 Estos son algunos de los puntos más importantes de las cosas que cambiarán en la hoy Ciudad de México.

La Ciudad de México será una entidad federativa

A partir de la Reforma, la capital dejará de llamarse Distrito Federal y ahora se llamará Ciudad de México. Será una entidad federativa, con autonomía constitucional en todo lo concerniente a su régimen interior y a su organización política y administrativa.

Se eliminan las delegaciones

En la Ciudad de México se eliminará la figura jurídica de las delegaciones, que ahora serán “alcaldías”, tendrán “demarcaciones territoriales”, órganos políticos administrativos que se integrarán por un alcalde y por un concejo. Estos ejercerán durante tres años y serán electos por votación. Las 16 nuevas alcaldías accederán a recursos de fondos y ramos generales en los términos de la Ley de Coordinación Fiscal.

 

 

Seguirá siendo la capital del país

Así es, la Ciudad de México continuará siendo la capital de los Estados Unidos Mexicanos y sede de los Poderes de la Unión.

ALDF

La Asamblea Legislativa del Distrito Federal pasará a ser un Congreso local que tendrá la facultad de aprobar o rechazar reformas constitucionales.

Se crea la Asamblea Constituyente

Será distinta de la actual Asamblea Legislativa (ALDF) y será la encargada de aprobar la Constitución Política de la Ciudad de México antes del 31 de enero de 2017.

Estará formada por 100 diputados constituyentes, los cuales serán electos de la siguiente forma:

60 electos por el principio de representación proporcional mediante una lista votada en una sola circunscripción plurinominal.

14 senadores designados por el voto de las dos terceras partes de los miembros presentes en la Cámara de Senadores y a propuesta de su Junta de Coordinación Política.

14 diputados designados por el voto de las dos terceras partes de los miembros presentes de la Cámara de Diputados y a propuesta de su Junta de Coordinación Política.

6 designados por el Ejecutivo federal.

6 designados por el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México.

Todos los diputados constituyentes ejercerán su encargo de forma honorífica, por lo que no percibirán remuneración alguna.

 

Tendrá una constitución propia

La Asamblea Constituyente tendrá facultades para modificarla, de la misma forma que ocurre en los estados del país. La Constitución Política de la Ciudad de México establecerá las competencias de las alcaldías, dentro de sus respectivas jurisdicciones que entraría en vigor en el año 2017.  

 

Presupuesto Autónomo

Los diputados aprobarán su presupuesto anual y la Ciudad de México lo ejercerá de manera autónoma.

Además, las relaciones de trabajo entre la Ciudad de México y sus trabajadores se regirán por la ley que expida la Legislatura local, con base en lo dispuesto por el Artículo 123 de esta Constitución y sus leyes reglamentarias.

El Gobierno Federal mantendrá la responsabilidad del financiamiento a la educación y a los servicios de salud.

El Gobierno de la Ciudad, también será el encargada de revisar la cuenta pública del año anterior, por conducto de su entidad de fiscalización. Ésta será un órgano con autonomía técnica y de gestión en el ejercicio de sus atribuciones, y para decidir sobre su organización interna, funcionamiento y resoluciones, en los términos que disponga su ley.

Tribunal de Justicia Administrativa

El Tribunal de Justicia Administrativa será dotado de plena autonomía para dictar sus fallos y establecer su organización, funcionamiento, procedimiento y, en su caso, recursos contra sus resoluciones.

Con este cambio avalado el Tribunal tendrá que:

  • Dirimir las controversias que se susciten entre la Administración Pública local y los particulares.
  • Imponer en los términos que disponga la Ley, las sanciones a los servidores públicos por responsabilidad administrativa grave y a los particulares que incurran en actos vinculados con faltas administrativas graves.
  • Fincar a los responsables el pago de las indemnizaciones y sanciones pecuniarias que deriven de los daños y perjuicios que afectan a la Hacienda Pública de la Ciudad de México o al patrimonio de sus entes públicos.
  • Establecerá las normas para garantizar la transparencia del proceso de nombramiento de sus magistrados.