“Protejamos al peatón”: educación vial con mímica

peaton_730

La CDMX tiene una nueva forma de aprender vialidad: con mímica.

¿Qué pasaría si cambiamos la forma en que aprendemos? Muchas veces sucede que llevamos tanto tiempo realizando una acción de forma indebida que no nos hacemos conscientes de nuestro error. Siendo esto así, cuando llega un tercero para imponer otras formas de conducta que no son las propias, nuestra reacción puede ser variada: las ofensas, agresiones o la indiferencia son frecuentes cuando nos sentimos evidenciados.

Con la idea de romper las formas imperativas en las que se incita a los ciudadanos a cumplir las leyes, se lanzó, a través del Consejo Ciudadano de la Ciudad, el programa “Protejamos al peatón”, una nueva medida que vincula la teatralidad con la educación vial. Se trata de un grupo de mimos que se coloca en los cruceros de mayor afluencia y califica de manera positiva o negativa a los peatones, conductores y ciclistas de acuerdo al Reglamento de Transito.

Este ejercicio tiene una doble función: permite hacer un recordatorio a los peatones y conductores que los obliguen a concientizar la manera en que se relacionan con los otros ciudadanos y también a contabilizar el número de faltas que se cometen comúnmente.

“Se trata de que con medidas amigables y hasta simpáticas, de muy baja agresión, peatones y conductores de automóviles, camiones, motocicletas o bicicletas podamos convivir y mejorar, en lo que nos corresponda, la movilidad en estos puntos”

Dijo al respecto, el presidente del Consejo Ciudadano de la Ciudad, Luis Wertman, quien recalcó que la efectividad en materia de educación vial no se reduce al incremento en las multas y recargos por incumplir el reglamento o el miedo a una sanción; sino que también apela al sentimiento de pertenencia, aceptación y convivencia con el otro.

Este ejercicio se desarrollará de 10 a 13 horas en otros 58 cruceros, entre ellos Canal de Miramontes y Calzada del Hueso; Calzada de la Viga y Circuito Interior; Ermita Iztapalapa y Rojo Gómez; Mariano Escobedo y México Tacuba; Marina Nacional y Carrillo Puerto; San Antonio Abad e Izazaga.

¿Cómo reaccionarían ustedes si de pronto un mimo los hace notar que no están cumpliendo con el Reglamento de Transito? ¿Les parece una medida agradable para tomar conciencia?