Pablo VI y el obispo Óscar Romero fueron proclamados santos por El Papa

El obispo salvadoreño se convirtió en el primer santo de centroamérica.

En la plaza de la Basílica de San  Pedro  se llevó a cabo la canonización, donde durante tres días se mostraban las imágenes de los siete nuevos Santos. Al centro de las imágenes se encontraban las fotos del Papa Pablo VI, un hecho que provoca revuelo, pues hace pensar al Pontificado que los beatos se les considera sólo por el mérito de haber sido Papa.

A lado de la imagen de Pablo VI se encontraba la del obispo salvadoreño Óscar Romero, quien denunció ante el mundo los miles de asesinatos que los escuadrones de la muerte habían realizado, además de haber ayudado a los pobres durante su trayectoria como representante de la iglesia.

Esta mañana en el Vaticano también se canonizó a quien es considerada la primera santa boliviana, Nazaria Ignacia March; y a los sacerdotes italianos Francesco Spinelli, Vincenzo Romano y el laico Nunzio Sulprizio y de religiosa alemana María Katharina Kasper.

La ceremonia recibió a más de 50 mil creyentes, según la Gendarmería Vaticana.