Nada es imposible en Pyeonchang 2018

DV2CYiWWsAEHg37

Mark McMorris sufrió un severo accidente hace 11 meses pero se recuperó y participó en los Olímpicos de Invierno de Pyeonchang 2018.

El atleta canadiense Mark McMorris, estuvo al borde de la muerte hace 11 meses cuando sufrió un fuerte accidente mientras entrenaba. En marzo de 2017, se estrelló contra un árbol. Un helicóptero de rescate se adentró en las montañas de Whistler Backcountry para trasladar al deportista a un hospital.

Entre sus fracturas se encontraban una de mandíbula, ruptura de bazo, sangrado interno, tenía varios huesos rotos y un pulmón colapsado. Por lo cual, meses después publicó que estaba seguro de que iba a morir, cosa que no sucedió.

Fue sometido a una operación donde le colocaron una varilla de metal en la pierna. Con el tiempo se recuperó y volvió a entrenar.

Fue así como este fin de semana, McMorris se subió al podio de Pyeonchang al conseguir la medalla de bronce en su prueba al conseguir 85.20 puntos en su categoría para repetir lo conseguido en Sochi 2014.

La cuenta oficial de los Juegos Olímpicos tuiteó un mensaje acompañado de dos fotografías. En la primera aparece el deportista en la cama de hospital, después del grave accidente del pasado marzo. En la segunda, celebrando el bronce alcanzado en PyeongChang.

La información más completa de la Ciudad de México en Noticias 21. Entérate del acontecer de la capital mexicana en sus diversos espacios: lunes a viernes a las 07:00 y 21:00 horas; sábados y domingos a las 20:30 horas.
*