Mexicanos pierden hasta 11 días del mes en el transporte público

transporte 2

Los trabajadores de la Megalópolis destinan de 2 a 4 horas diarias para transportarse de casa al trabajo.


De acuerdo a un estudio realizado por los académicos José Alberto Lara y Gabriela Estrada, de la Universidad Iberoamericana, los capitalinos y habitantes de la Megalópolis que trabajan en la Ciudad de México, pierden de 5.5 a 11 días de trabajo por mes transportándose de sus hogares a los centros donde laboral ¿A qué se debe esto?

Para encontrar estos resultados, los académicos tomaron en cuenta que un trabajador promedio trabaja 8 horas al día, de lunes a viernes. Esto da un total de 22 días laborados mensualmente.

Teniendo como base de su estudio estas cifras, Lara y Estrada descubrieron que:

  • Una persona trabaja 176 horas al mes.
  • Los trabajadores destinan de 2 a 4 horas diarias para transportarse de casa al trabajo.
  • Al mes se gastan 44 horas sólo en traslados (en el caso que sólo sean 2 horas diarias). Los que viven más lejos del trabajo gastan 88 horas.
  • 44 horas invertidas en el transporte se traducen en 25% del salario mensual del trabajador.
  • 44 horas invertidas en el transporte se traducen en 5.5 días que se dejan de trabajar.
  • 88 horas invertidas en el transporte se traducen en 50% del salario mensual del trabajador.
  • 88 horas invertidas en el transporte se traducen en 11 días que se dejan de trabajar.
  • Las personas que perciben 6 mil pesos de sueldo al mes, deben invertir 15% de su salario en transporte.

Los investigadores sostienen que el problema deriva en que los hogares de estos trabajadores se localizan en lugares cada vez más alejados de la zona metropolitana.

Pero que los tiempos de traslado no son el único problema. Lara y Estrada aseguran que el crecimiento de la Megalópolis está provocando costos irreversibles al ecosistema del Valle de México, ya que la presión sobre los bosques aledaños y la fragmentación de sus ecosistemas genera pérdida de los servicios ambientales, la infiltración del agua y la transformación del bióxido de carbono en oxígeno.