Matrimonio entre parejas del mismo sexo en la CDMX: a 5 años

Matrimonio Gay

El matrimonio civil igualitario en la Capital es posible desde hace cinco años. ¿Qué ha pasado desde entonces?

Vigente luego de las modificaciones al artículo 146 del Código Civil y al Código del Procedimientos Civiles que fueran aprobadas el 21 de diciembre de 2009, el matrimonio entre personas del mismo sexo en el Distrito Federal se volvió una realidad. La reforma cambió la manera en que se refería la Ley al matrimonio, que a partir de entonces es “la unión libre de dos personas para realizar la comunidad de vida, en donde ambos se procuran respeto, igualdad y ayuda mutua”. El 29 de diciembre de ese año la reforma se publicó en la Gaceta Oficial del Distrito Federal -se puede consultar aquí– y en marzo de 2010 fue que entró en vigor.

Pero, ¿qué ha sucedido desde esos días? Así ha sido el matrimonio igualitario en números, de acuerdo a información compartida para Capital 21 por la Dirección General del Registro Civil del Distrito Federal:

Infografía-Matrimonios

Consultamos a cinco integrantes de la comunidad LGBTTTI de la Ciudad de México, y les hicimos tres preguntas sobre este tema, para conocer su punto de vista. Lo interesante, desde luego, es la diversidad de puntos de vista. A continuación, lo que nos respondieron.

Sergio Téllez-Pon 1

Twitter: @tellezpunk “Tengo 34 años recién cumplidos y soy escritor, o eso intento, o al menos de eso vivo.”

 

Yvonne Dávalos 1

Twitter: @yvonchasd “Tengo 39 años y hago video juegos educativos en Caldera Estudio.”

 

Wenceslao Bruciaga

Twitter: @wencesbgay “Tengo 36 años. Soy escritor y periodista. Tengo una columna en Milenio, que se llama El Nuevo Orden.”

 

Cristian Galo1

Twitter: @CriSzis “31 años, dirijo la sección GAY de ElBigData.mx y escribo relatos en soyhomosensual.com soy periodista y bloguero.”

 

Miguel Cane

Twitter: @aliascane “Soy escritor y critico de cine. Tengo 40 años.”

Matrimonio entre personas del mismo sexo: sí, no, y por qué
@tellezpunk: Sí y no. Sí porque es uno de los propósitos que se planteó el movimiento gay desde finales de los años 70, de manera que es un logro más de esa larga lucha. No porque ese logro ha creado, desde mi punto de vista, cierta comodidad en los gays que ha hecho que se olviden otras demandas que creo prioritarias.
@yvonchasd: Sí, porque en una sociedad igualitaria, todos los ciudadanos, sin importar raza, género, orientación sexual o credo, tienen las mismas obligaciones y por ende, se les deben garantizar los mismos derechos.
@wencesbgay: No lo veo mal desde el punto de vista legal pero la legislación del matrimonio gay en México -en todos los estados en los que se ha aprobado- se da bajo los términos de los heterosexuales. De pronto se convirtió en una obsesión y se ha dejado a un lado el tema de prevención de VIH y otras enfermedades de transmisión sexual.
@CriSzis: Aunque el matrimonio es una figura jurídica heteronormativa, se trata de la única opción para que las parejas gays tengan igualdad de derechos con las parejas heterosexuales. Sin embargo, pienso que es un concepto arcaico que debería evolucionar hacia la diversidad. Los homosexuales tenemos vidas sexuales más abiertas y regirnos por un estándar heterosexual nos pone límites que nunca hemos tenido.
@aliascane: Sí. Porque aunque no quiera personalmente casarme, creo que debe ser un derecho (o una opción) universal.
¿Crees que el matrimonio entre personas del mismo sexo ha servido a la comunidad?
@tellezpunk: Ha servido, claro, para hacer una sociedad más plural, diversa, democrática, respetuosa del otro-distinto. Han servido para crear conciencia en otros estados que ya están impulsando y demandando las bodas gays en sus estados: si sucede en el DF es justo que suceda en otras partes.
@yvonchasd: Está muy bien que la comunidad LGBT ahora se pueda casar, pero falta preguntarse si han disminuido la discriminación y la violencia motivadas por la homofobia.
@wencesbgay: Ahorita ya hay cosas como el Seguro Popular que ya te puede dar un servicio individualmente. En lo que los activistas están insistiendo es en los derechos. Entonces, hay que casarnos con los indígenas o con los homeless, que son esa parte de la población homosexual vulnerable que de verdad necesita los beneficios del Estado. Entonces, son matrimonios por conveniencia.
@CriSzis: No lo creo, según cifras de la Encuesta de Discriminación 2013 de COPRED, los gays son el segundo grupo más discriminado de la Ciudad de México. Por lo tanto la legalización del matrimonio igualitario no ha disminuido la homofobia entre los capitalinos. La legalización del matrimonio gay más que conciliar, ha enfrentado a la sociedad.
 
@aliascane: Sí ha servido. Ha normalizado una percepción pública y ha dado seguridad y dicha a mucha gente que merece ser feliz con su opción de vida.

 

Sobre la adopción de niños por parte de parejas homosexuales, ¿qué opinión tienes?
@tellezpunk: Me remito a una investigación que leí hace unos años de una organización siquiátrica estadounidense: decía que los niños criados por parejas gays son tan normales como los criados por parejas heterosexuales, lo único que se pedía los niños crecieran bien tanto en una como en la otra era amarlos, es decir, evitar el maltrato infantil, ofrecerles buena educación en escuelas de buena calidad y tener al alcance los medios económicos para su crianza. Si se cumplían esos tres mínimos requisitos, decía esa investigación, los niños eran completamente normales. Así que, basado en eso, estoy totalmente de acuerdo en la adopción de niños por parte de parejas gays.
@yvonchasd: Mientras haya las reglas básicas; amor, respeto y amabilidad, los hogares homoparentales son tan deseables como los hogares heterosexuales. Yo quiero adoptar un ser humano.
@wencesbgay: Me da igual, siempre que me preguntan eso yo les respondo un poco lo de Trainspotting: “no entiendo esa necesidad de pagar colegiaturas”. No me creo ese discurso de que si adoptas un hijo éste va a ser gay; incluso si eso fuera cierto, so what? Porque eso no explicaría por qué parejas heterosexuales tienen hijos gays.
@CriSzis: Creo que las parejas que deseen adoptar niños para formar una familia deben ser evaluadas minuciosamente, independientemente si se trata de parejas homosexuales o heterosexuales. Los homosexuales somos tan capaces como los heterosexuales para educar, proteger y amar a niños que necesiten una familia.

@aliascane: Hay miles de niños que merecen ser felices. Si un hogar los va a proveer de amor y oportunidades de crecer, no importa si es una familia convencional u homoparental. Lo importante es el amor.