Marcelo Odebrecht aseguró que su empresa pagó 4.15 mdd a Lula da Silva

lula-da-silva

Aunque su testimonio está bajo sigilo, fue filtrado a los medios de comunicación.

El empresario brasileño Marcelo Odebrecht afirmó ante Sérgio Moro, juez encargado de las investigaciones del caso de corrupción de Petrobras, que Lula da Silva recibió pagos encubiertos por parte de su empresa entre 2012 y 2013, cuando ya no era mandatario.

Preso desde junio de 2015, Odebrecht reveló que Lula es en realidad el beneficiario de los pagos descubiertos en las libretas de contabilidad bajo el nombre de “amigo”. También dio a conocer que hizo pagos al Instituto Lula, dirigido por el exmandatario, para la compra de un terreno en el que debía construirse un edificio que sería sede de la entidad. En respuesta, el Instituto Lula emitió un comunicado en el que rechazó las acusaciones.

Odebrecht también había entregado cerca de 16 millones de dólares para la campaña electoral en 2010 de Dilma Rousseff, sucesora de Lula en el cargo. El pago se realizó mediante el entonces ministro de Hacienda, Guido Mantega, quien aparecía en la libreta de contabilidad del grupo como “post-italiano”, junto con su antecesor, Antonio Palocci quien era llamado “italiano”.

Palocci, quien fue ministro con Lula y Roussef, fue el principal interlocutor del gobierno con el grupo Odebrecht, y fue acusado por el empresario de usar su influencia para favorecer los intereses de la constructora, de la que habría cobrado 40 millones de dólares.

Es la primera declaración del empresario ante la justicia, después de llegar a un acuerdo para delatar la trama de corrupción alrededor de la petrolera estatal Petrobras, a cambio de obtener una rebaja en su condena de 19 años.