La prioridad en la Cumbre Europea no es el Brexit

Así lo aclaró la canciller alemana Angela Merkel, quien buscará trabajar, al lado de Emmanuel Macron, para fortalecer a Europa.

“El futuro de la Unión a Veintisiete es la prioridad, no el Brexit”, espetó la canciller alemana Angela Merkel este jueves en la Cumbre Europea. Mientras que la primera ministra Theresa May ha aceptado esta semana todas las condiciones de negociación de Bruselas, además de que ha otorgado el derecho a todo ciudadano que haya llegado antes del Brexit a quedarse en Reino Unido.

Por el contrario, el trato de Merkel con Emmanuel Macron es diferente. La canciller alemana está dispuesta a aceptar concesiones, propuestas por su homólogo francés, a su plan de austeridad para Europa que dictó desde 2010. Ambos dan muestras de unidad en la búsqueda para reforzar el euro e impulsar una política de seguridad y defensa en tres meses. Los esfuerzos también se dirigen frente a la política comercial en la era Trump.

Ante esto, May ha tenido que bajar la guardia. La primera ministra británica presentó un bosquejo de su propuesta sobre los derechos de los europeos que habitan en Reino Unido. Con tres millones de ciudadanos europeos en su territorio, este país reconocerá el derecho a quedarse a los ciudadanos que lleven cinco años de residencia hasta la fecha de corte que se establezca para el Brexit. Quienes no sumen este periodo en ese momento, tendrán derecho a permanecer y a ser acreditados para buscar la residencia permanente. La propuesta formal se presentará este lunes.

En cuanto a la fecha de corte, May no ha sido clara, únicamente ha dejado ver que aceptará fijarla en algún punto entre el momento en que Reino Unido notificó el deseo de salir de la Unión Europea, el 29 de marzo de 2017, y la salida efectiva, prevista para el 30 de marzo de 2019. Los Veintisiete son más severos, su postura admite que la fecha sea la salida real, cuando el territorio británico pierda sus derechos como miembro de la UE.

Otro de los temas tratados en la Cumbre Europea fue el futuro de las dos agencias europeas que se encuentran en Londres y tendrán que ser reubicadas: la Autoridad Bancaria Europea y la Agencia del Medicamento, a la que opta Barcelona. Los 27 países podrán presentar hasta el próximo 31 de julio sus candidaturas para acoger ambas agencias. Las sedes serán elegidas en noviembre, luego de un proceso de negociación.

Estas son las condiciones que el Parlamento Europeo tendrá que aprobar sobre la salida del Reino Unido:

  • Debe conferirse prioridad a los intereses de los ciudadanos.
  • Las negociaciones deberán celebrarse de buena fe y con total transparencia.
  • No puede producirse ningún tipo de compromiso entre la seguridad y la futura relación económica.
  • Debe garantizarse la continuidad del proceso de paz en Irlanda del Norte y evitarse la creación de obstáculos al cruce de la frontera con este país.
  • El Reino Unido debe cumplir todas las obligaciones adquiridas, incluidas las presupuestarias.
  • Las directrices generales de la futura relación UE-RU sólo podrán debatirse cuando se hayan logrado avances sustanciales en las negociaciones acerca del divorcio.
  • Reino Unido no obligará a ningún ciudadano de la Unión Europea a dejar el país tras el divorcio.

Los diputados adoptaron las prioridades del Parlamento para el comienzo de las negociaciones con una mayoría abrumadora: 516 de 751.