La CDMX ya tiene una Ley de Mejoramiento Barrial

barr

El Mejoramiento Barrial pasa de ser un programa a ser una ley. La participación vecinal es ahora una garantía en la CDMX.

El día de ayer se solidificó la iniciativa que desde el 2007 ha asignado presupuestos a las comunidades del Distrito Federal para mejorar sus barrios. La ahora Ley de Mejoramiento Barrial es un paso importante en la política social de la capital, pues permite a los ciudadanos decidir en qué proyectos invertir los recursos de la comunidad para el beneficio de todos.

En los últimos ocho años la iniciativa de Mejoramiento Barrial, en calidad de programa social y no de ley, ha recibido 8 mil 577 propuestas de mejoramiento, y asignado mil millones de pesos a la realización de 520 proyectos que han beneficiado al rededor de un millón de personas. Esta nueva etapa como Ley, inició con la asignación de presupuestos a 160 proyectos cuyos recursos fueron entregados durante la ceremonia de promulgación.

“Vamos de la mano trabajando en esta Ley de Mejoramiento Barrial y Comunitario. Hay que aprendernos el nombre porque así la vamos a exigir. Y esta tarea la tenemos que hacer juntos, con ustedes; estoy seguro que lo vamos a lograr” dijo Miguel Ángel Mancera.

En la promulgación de esta ley participó el secretario de Desarrollo Social, José Ramón Amieva, quien abundó en los beneficios y objetivos de la misma, como la participación vecinal, el seguimiento de proyectos, pero sobre todo, el ejercicio correcto de los presupuestos.
Asimismo reveló que la mayor parte de estos apoyos se han invertido en infraestructura social e imagen urbana: creación de centros comunitarios, rehabilitación de camellones, plazas, canchas deportivas, áreas verdes, luminarias, andadores y escaleras.

Sin duda una iniciativa que protege la injerencia ciudadana en las decisiones que se toman en la Capital Social, como recalcó el Jefe de Gobierno, que se nombra a partir de este tipo de acciones que modifican la política y tienen repercusión directa en la calidad de vida de los mexicanos.