#GuíaCapital: 4 Cervezas x 4 Cervecerías orgullosamente capitalinas

cheves_portada

Esta semana te mostramos cuatro de las mejores cervezas artesanales hechas en la Ciudad de México y las mejores cervecerías en donde puedes disfrutar de toda la experiencia que implica su creación.

Antes de la degustación, un poco de historia…

Nacida en la región que hoy ocupa Irán hace 9 mil años, la cerveza ha tenido un viaje trepidante a lo largo de la historia de la humanidad, evolucionando con ella hasta lograr la perfección y calidad que ahora conocemos. Salió de su cuna en el Oriente Medio para conquistar Sumeria, Egipto, y luego Roma; de ahí se extendió a los países barbaros enemigos del imperio, incluida Galia (eran Francia, Bélgica, el oeste de Suiza y zonas de los Países Bajos y Alemania). Cuando llegó la Edad Media (con ayuda de los monjes católicos) terminó de dominar Europa y cuando los españoles arribaron al nuevo mundo, con ellos llegó esta bebida espirituosa.

De acuerdo a la investigadora del INAH, María del Carmen Reyna, fue “cuando el monarca Carlos V autorizó que en la Nueva España se pudiera elaborar cerveza, misma que se producía en una fábrica establecida en Amecameca, que dirigía el español Alfonso de Herrera”. Su producción duró muy pocos años debido a que su elaboración era costosa y pequeña, así que después de eso se decidió seguirla trayendo en barco desde España.

Fue hasta concluida la Independencia, con la oleada de inmigrantes europeos y norteaméricanos que la cerveza tuvo su primer boom en México, debido a que estos preferían la “cheve” que el (también delicioso) pulque, bebida que era el non-plus-ultra de aquel tiempo. La investigadora Reyna explica: “En la primera mitad del siglo XIX, los europeos empezaron a establecer fábricas artesanales, pero tenían que traer maestros cerveceros para poder elaborarla, a quienes se les pedía firmar un contrato en el que se establecía que no debían enseñar aquí la técnica porque era algo casi secreto”.

¡Ay que padre la historia de las cheves! ¿Pero y en la Ciudad de México?

De acuerdo con la historiadora, las primeras cervecerías que hubo en la Ciudad fueron:

  • La de una familia española de apellido Cantolla; ésta estaba en la calle Revillagigedo, pero quebró al poco tiempo de abrir.
  • La del Ex Convento de San Agustín, ubicado en Isabel la Católica y República de El Salvador, que operó de 1829 a 1861, cuando se llevó a cabo la desamortización de bienes eclesiásticos y se cerró el establecimiento. Sí: la Iglesia le rentaba parte del convento a la cervecería.
  • Misma historia con la cervecería del Hospicio de Pobres, hospital que necesitaba recursos para la atención de huérfanos y enfermos, y que rentó el espacio a los maestros cerveceros. Estaba ubicada en Balderas y Avenida Juárez.

Antes del primer trago díganos, ¿ya sabe qué se va a tomar?

Los ingredientes básicos que intervienen en la elaboración de esa bebida son:

  • Agua
  • Cereales: generalmente cebada o trigo
  • Levaduras
  • Lúpulo (Humulus lupulus)

Estos son los ingredientes básicos, pero su combinación y forma de preparación puede variar a grados inimaginables. Es gracias a ello que podemos disfrutar de una infinita variedad de cervezas.

Mucha historia, pero, ¿y la guía?

Los amantes de la cerveza saben que con esta bebida se trata de todo, menos de emborracharse. Beber cerveza se trata de disfrutar todos los sabores, matices, texturas y experiencias al paladar que te puede ofrecerte esta milenaria bebida. ¿Ya se te antojó? Pues no perdamos más tiempo y demos paso a nuestra Guía Capital dedicada a la cerveza.

Cervecería Tlatoanis / Cerveza Tzolkin

Nuestra primera parada es en Cervecería Tlatoanis, un espacio que goza de una vista privilegiada del primer cuadro de la Ciudad de México, además ofrecen cerveza artesanal 100% mexicana, que es hecha a mano con ingredientes y una fermentación natural muy parecida a la elaboración del vino y con gran variedad de estilos. A tan solo dos años de haber abierto sus puertas al público, Tlatoanis ha crecido en su oferta de cervezas: ahora cuenta con 56 etiquetas.

¿De todo esto que me recomiendan pedir?
Hablamos con Alonso Roldán Ruiz, bartender de Tlatoanis, y nos recomendó disfrutar de Tzolkin, una cerveza producida en la delegación Gustavo A. Madero por Ulises Sánchez, un joven de 27 años amante de esta bebida. “Esta cervecería maneja estilos diferentes desde muy claros y frescos como el estilo Ale hasta pesados y robustos hechas con café orgánico como el estilo Robust Porter.

¿Y me la tomó y ya?
No. Para maridar tu Tzolkin Robust Porter te recomendamos pidas un buen corte de carne sazonada con especias fuertes.

Y el lugar qué tal ¿Qué más me voy a encontrar?
Encontrarás cervezas “hechas con amor”. Te recomendamos que también pruebes “19º Norte” y “Chanek”, cervezas capitalinas de la mejor manufactura.

Ok, me convenciste, ¿cómo llego?
Tlatoanis esta en Monte de Piedad #11, 4to. Piso, colonia Centro. Frente al Zócalo, no hay pierde.

 

Crisanta Cervecería Garage / Crisanta Porter

Además de ser uno de los mejores lugares para tener una cita romántica, “La Crisanta” es un referente de todos aquellos que gustan de la buena cerveza y reconocen su lugar como pieza clave en la gastronomía contemporánea. Pero no todo es cerveza aquí, la comida es deliciosa y también venden otros productos artesanales como salsas y mermeladas. Todos los productos de Crisanta Cervecería Garage son fabricados en el mismo local.

¿De todo esto que me recomiendan pedir?
Nadie conoce mejor la carta de Crisanta que sus meseros, así que hablamos con Mauricio Gálvez, uno de ellos para que nos recomendara que beber y la opción es la cerveza de la casa: Crisanta Porter, un derivado del estilo stout que tiene notas de chocolate amargo, café expreso y caramelo. Tienen un cuerpo pesado y 4.5° de alcohol, una delicia.

¿Y me la tomó y ya?
Si quieres, pero la puedes acompañar perfectamente con las enchiladas de pollo con salsa de chocolate que hacen en el lugar. Seguro salivaste como nosotros sólo de oír que algo así existía.

Y el lugar qué tal, ¿qué más me voy a encontrar?
Una carta de platillos muy amplia y buen ambiente, los viernes y sábado hay jazz en vivo. También puedes encontrar cervezas Jack, Calavera, Minerva, Cucapa y Tempus. Te recomendamos que también tomes una de sus nuevas “güeras”: Nacho Canales, una cerveza estilo Pale Ale de notas afrutadas marinada con unas carnitas de atún.

Ok, me convenciste, ¿cómo llego?
Se encuentra en Avenida Plaza de la Republica No. 51. Col. Tabacalera, atrás del Monumento a la Revolución.

 

Escollo / Escollo Roja de Agave

Este local se ubica en la colonia Roma Norte, aunque, como existe la creencia de que la el maestro cervecero debe ponerle a su creación el nombre de su lugar de origen, la nomenclatura de la calle de Escollo (calle ubicada en la delegación Álvaro Obregón) fue elegida para nombrar a esta cervecería. Comenzó como una empresa productora, pero hoy también es un restaurante-bar en el que no sólo encontrarás cerveza artesanal y una carta pensada para maridar las bebidas que ofrecen, también ofrecen muy buen mezcal.

¿De todo esto que me recomiendan pedir?

Escollo produce cuatro estilos de cerveza en barril y uno embotellado (Pilsner). Hablamos con Juan Monroy, trabajador, entusiasta y aprendiz del maestro cervecero de Escollo, para que nos recomendara alguno y la elegida fue: Escollo Roja de Agave, una bebida estilo Amber Ale que se hace a partir de caramelos tostados y un adjunto de la piña de mezcal, que la convierten en una cerveza fresca y agradable con notas ahumadas únicas. Una cerveza que te recuerda a la a tierra mojada.

¿Y me la tomó y ya?

La Escollo Roja de Agave es muy fresca, y sola es deliciosa, pero si quieres una fiesta de fuegos artificiales en tu boca pide una torta de chamorro y luego un pan de elote para acompañar. ¿Te suena raro? Para nada.

Y el lugar qué tal, ¿qué más me voy a encontrar?

Tienen varias marcas y estilos de cerveza artesanal, pero te recomendamos que tomes las otras de la casa: La Blonde que es una cerveza clara, ligera con toques frutales; la Porter, que tiene notas tostadas, cuerpo medio y por el tipo de la malta tiene notas sabor a café y la Imperial Stout, que tienen cacao y es una cerveza más robusta, con 9º de alcohol.

Ok, me convenciste; ¿cómo llego?

Está en la calle de Querétaro 182, colonia Roma Norte.

 

La Graciela / Graciela Mina Staut

Creada hace 3 años como una taberna en la que se pudiera beber cerveza creada expresamente para el consumo local, La Graciela se ha dado a la tarea de crear 15 estilos de cerveza diferentes que sirven escalados, conforme se agota uno. Se hacen solo 60 litros de un estilo y una vez terminada prepara uno diferente, y así se va experimentando con nuevos estilos. La idea es que siempre que los visites pruebes algo diferente.

¿De todo esto que me recomiendan pedir?

Ernesto Gutiérrez, supervisor y beer somelier de La Gracela nos recomienda, para esta época del año, pedir una Mina Staut. Esta es una cerveza navideña con notas de malta tostada, café, cacao y menta. Es una cerveza que sólo podrás encontrar en esta época del año, si no aprovechas tendrás que esperar otros 12 meses para probarla.

¿Y me la tomó y ya?

De preferencia no. Pídela con un chamorro marinado en cerveza stout, que es cerveza ahumada. Una combinación fuerte y refrescante.

Y el lugar qué tal, ¿qué más me voy a encontrar?

Cervezas de estilos muy variados: suave, fuerte, amarga, afrutada y una nueva sorpresa culinaria cada que vayas. Además, hacen talleres cada 15 días para que aprendas hacer cerveza artesanal en tu casa.

Ok, me convenciste; ¿cómo llego?

Están en la calle de Orizaba 161, en la colonia Roma.

 

 

Por Edgar Olivares y Rita Sólis