GDF reactivará las 45 plazas comerciales del Centro Histórico

PAT MERCADO

Más de 100 millones de pesos serán invertidos en el nuevo proyecto de reordenamiento del comercio ambulante.

El Gobierno de la Ciudad de México busca rescatar las 45 plazas comerciales que existen en el Centro Histórico para que alrededor de 800 toreros que trabajan en la zona puedan desarrollar legalmente su trabajo como vendedores, así lo dio a conocer en conferencia de prensa la Secretaria de Gobierno capitalina, Patricia Mercado.

 

Como parte de este programa de reordenamiento del comercio ambulante en el primer cuadro de la capital, Mercado anunció que se construirán 9 plazas más, las cuales contarán con una inversión de 150 millones de pesos.

“Estamos viendo otras propuestas de nuevas plazas que se pueden hacer en este cuadrante para poderles ofrecer a estos, que finalmente son trabajadores, alternativa de un trabajo digno en estas plazas o, incluso, en espacios nuevos que ya la Autoridad del Centro Histórico tiene estudiados”.

De acuerdo con la funcionaria, uno de los grandes retos que tiene el gobierno local es compaginar el ejercicio de los derechos de la ciudadanía, como el de libre tránsito, con el derecho al trabajo, por lo cual, en lo subsecuente el comercio sólo será permitido en las áreas comerciales autorizadas.

Mercado Castro explicó que desde el pasado 23 de julio la Secretaría de Seguridad Pública de la CDMX desplegó un operativo para retirare a los comerciantes del Perímetro A, comprendido entre las siguientes calles:

  • Avenida Izazaga, (entre Pino Suárez a Eje Central)
  • Avenida Juárez
  • El Carmen
  • Correo Mayor
  • Moneda
  • Pino Suárez
  • 20 de Noviembre
  • 5 de Febrero
  • Madero
  • República de Brasil
  • Tacuba
  • República de Chile
  • Donceles
  • Mixcalco
  • Leona Vicario
  • Manuel Doblado
  • Lecumberri
  • República de Uruguay
  • 5 de Mayo
  • Seminario
  • Eje Central (de Arcos de Belén a Perú)

Mercado Castro Aseguró que el GDF reconoce a las organizaciones que representan al comercio en vía pública y, de igual manera, reafirma su convicción de que la mayor parte de las personas que ejercen esta actividad lo hacen para sostener a sus familias y así hacen valer su derecho al trabajo. “Asumimos la responsabilidad de encontrar mecanismos que permitan insertar a estas personas a la actividad productiva en condiciones de trabajo digno”, señaló.