¡Felices 25 años, Café Tacuba!

¡Felices 25 años, Café Tacuba!

Hoy se festejan los 25 años de Café Tacuba. Hoy rescatamos algunos extractos de una de las primeras entrevistas que dio la banda de Satélite, a inicios de 1990. Entérate de cómo se formaron, cuáles son sus influencias y por qué se llaman así.

Poco antes de 1990, se conformó Café Tacuba, banda que originalmente se llamaba Alicia Ya No Vive Aquí. En esos años, cuando en la Capital existían pocos espacios para que sonara rock y música alternativa, se fue formando un movimiento que vio nacer a algunas de las bandas que con el tiempo ganaron relevancia: Maldita Vecindad y los Hijos del Quinto Patio, Santa Sabina, entre otros. Entre ellas se encontraba Café Tacuba, agrupación que se negaba a ser catalogada como rockera y prefería ser llamada una banda de música mexicana contemporánea.

Los dejamos con esta entrevista publicada en el número 2 de la revista La Pusmoderna por Rogelio Villarreal, editor de la revista y actual editor de Replicante, a quien agradecemos el permiso para reproducirla.

CaféTacubaLaPusModerna

[…] los de Café Tacuba son herederos naturales de una vasta tradición musical y popular recreada con una visión inteligente y contemporánea. Al contrario de muchos otros grupos reconocen y asumen la influencia innegable y determinante de Pedro Infante y hasta de Juan Gabriel, y así quieren que se les escuche. Romper los estrechos esquemas del rock en tu idioma y hacer ver al público que música y cultura corren parejas. Una breve charla con ellos:

Rogelio: ¿Cómo se originó Café Tacuba?

Rubén: El grupo se formó hace más o menos un año. Antes Joselo, Enrique y yo teníamos un grupo que se llamaba Alicia ya no vive aquí, pero era algo completamente diferente. Nunca pasamos de los ensayos, tampoco salimos a tocar a ningún lado.

[…]

Enrique: Yo tocaba el bajo eléctrico y teníamos baterista. También quisimos meter teclados pero no encontramos a nadie.

Rubén: Sí, comprendimos que por falta de recursos nunca íbamos a sonar como queríamos, así que tronamos.

Rogelio: Fue un cambio drástico el de Alicia a Café Tacuba…

Joselo: Totalmente. Después que tronó Alicia estuvimos un buen rato sin hacer nada. Entonces le dije a Rubén: “Oye, yo toco la guitarra acústica y tú cantas, vámonos a la calle o a los bares a tocar boleros de Los Panchos y canciones de Agustín Lara, cosa por el estilo”. A Quique también le interesó la onda, él tocaría el contrabajo. Descubrimos el melodión de mi hermana todo roto y vimos que podíamos hacer algo interesante pero no sabíamos quién podría tocarlo.

Rogelio: Fue cuando invitaron a Emmanuel.

[…]

Rubén: Sí, ya le habíamos echado el ojo a él. Y lo preferimos porque la formación del grupo se basa más en la amistad.

Emmanuel: Pero nadie me lo había pedido, ya todo mundo lo sabía menos yo: “Oye, ¿que no vas a tocar con Café Tacuba?” ¡Si ni siquiera me han invitado!

Rogelio: ¿Y por qué Café Tacuba?

Rubén: Una vez fui a comer al Café Tacuba y se me ocurrió que sería excelente que un grupo se llamara así. Se los platiqué y me dijeron que estaba bien. Pasó algún tiempo y cuando discutimos qué nombre tomar vimos que Café Tacuba se ajustaba al concepto que queríamos manejar, lo mestizo: el café, un producto que trajeron los españoles, y Tacuba, una palabra náhuatl, y como casi todos los mexicanos somos mestizos queríamos que nuestra música reflejara esa condición.

TacubosNota222

Rogelio: ¿Y esa decisión de no tener baterista?

Joselo: Entre todos nuestros amigos no había nadie que tocara la batería, o al menos no como nosotros lo necesitábamos, y eso de poner un anuncio solicitando uno no nos gustaba.

[…]

Rogelio: Hay algunas imágenes recurrentes en Café Tacuba: en sus escenografías siempre aparecen Agustín Lara como Juan Diego y María Félix como la Virgen de Guadalupe…

Rubén: Sí, creemos que son de los símbolos más gruesos del mestizaje y de la cultura popular; son referencias inequívocamente nacionales.

Rogelio: Y su música es todo esto más la influencia de los grupos extranjeros…

Joselo: Sí, a mí me han influido mucho los Smiths, Violent Femmes

Enrique: Y también grupos como Everything but the Girl, Aztec Camera, que tienen influencia del jazz y han recurrido a instrumentos acústicos. De alguna manera es lo que hacemos pero con lo que tenemos a la mano, lo nuestro.

[…]

Rogelio: Muchas de sus canciones tienen una estructura melódica muy marcada, y también son muy románticas. Quizá a la gente les guste su música porque están recuperando mucho de lo que tenían las canciones de los 40…

Ruben: Chance… Hay una infinidad de cosas que ya se han hecho aquí y que apenas se conocen […]

Joselo: Todo eso lo hemos descubierto en los discos viejos de nuestros papás, eso ha sido importantísimo para nosotros: desde el momento mismo en que ves la portada y te acuerdas cuando la viste de niño, y lo pones, todo rayado, es muy chingón.

Rogelio: Esa curiosidad es determinante. Mucha gente de su edad ya no pela ese tipo de música para nada… Toda la historia musical de México, que es riquísima.

Joselo: Y por puros prejuicios, por su misma educación.

[…]

Rogelio: Es conocida tu pasión por Los Bukis y Los Tigres del Norte

Rubén: Sí, creo que rescatan mucho de la tradición musical mexicana. La otra vez estaba oyendo una canción de Los Tigres, “Es un regalo nomás”, y noté que se parece muchísimo a algunas piezas de música indígena de un lugar cerca de Toluca, y eso me emocionó mucho. Mucha gente lo niega o lo desconoce pero esas influencias son muy fuertes todavía.

Joselo: Aunque, claro, hay varios grupos que también entienden y aceptan, a su manera, las referencias de la música mexicana. Hay otros que no entienden nada de nada.

Rubén: Y que además no tienen nada que decir. Están más preocupados por estar a la moda y tocar lo que está de moda, parecerse a tal o cual grupo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *