Extradición de Duarte podría tardar más de 60 días

duarte

El gobierno de México tiene 60 días para pedir su extradición, el tiempo de ésta dependerá de si Duarte la acepta.

La extradición de Javier Duarte podría tardar más si no la acepta, así lo informó esta tarde en conferencia Alberto Elías Beltrán, subprocurador de asuntos internacionales de la Procuraduría General de la República (PGR).

El gobierno de México tiene 60 días para presentar la solicitud de extradición, pasado este lapso, se abrirá una audiencia en la que al exgobernador de Veracruz se le informan los delitos que se le imputan. Si la acepta, un juez guatemalteco evaluará que se cumplan todas las condiciones para ser entregado a las autoridades mexicanas. Esto reduciría el tiempo de su extradición.

En caso de no ser aceptada por Duarte, el proceso continuará en el desahogo de pruebas, hasta que el Tribunal Quinto de Sentencia Penal de Narcoactividad y Delitos contra el Ambiente de la Ciudad Capital de Guatemala extregará el expediente al Ministerio de Relaciones Exteriores de Guatemala, para la extradición.

Duarte fue detenido este sábado en Guatemala por la Procuraduría General de la República (PGR), era buscado por la orden de aprehensión librada en su contra el 14 de octubre de 2016, por su probable responsabilidad en la comisión de los delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

 

La pista que ayudó en su detención fue su concuño, José Armando Rodríguez Ayache, quien realizó un viaje privado este fin de semana, desde Toluca a Guatemala, con los tres hijos de Duarte. Al inspeccionar el equipaje, las autoridades detectaron sobres con miles de euros.

Duarte se encontraba hospedado con su esposa Karime Macías en el hotel de lujo La Riviera de Atitlán, ubicado en el Municipio de Panajachel, Departamento de Sololá. Desde hace tres días, las autoridades guatemaltecas y mexicanas seguían de cerca su pista.

El exgobernador fue arrestado en torno a las 20:00 horas, informó a The Agence Press Manuel Noriega, subjefe de Interpol en Guatemala. Duarte recibió una llamada de la fiscalía mexicana en la que se le aclaró que había sido localizado y se le pedía salir de la habitación para ser detenido.

Noriega añadió que Duarte salió de forma voluntaria, no iba armado y no se le incautó nada. La esposa de Duarte no fue detenida ya que no existe ninguna petición en su contra.

 

 

Las autoridades guatemaltecas lo presentaron ante un juez, que lo informó sobre los cargos en su contra y decidió su traslado.

En una breve conversación telefónica con The Associated Press, Duarte ha declarado no tener comentarios acerca de su detención o estado de salud.

La PGR informó en su comunicado que ha pedido este sábado a la Secretaría de Relaciones Exteriores, que se presente por vía diplomática la solicitud de detención provisional con fines de extradición del ex gobernador de Veracruz al Ministerio de Relaciones Exteriores.

El gobierno de México deberá presentar solicitud de extradición de Duarte antes de que se cumpla el plazo de 60 días.