El Palacio Postal cumplió 109 años

palacio.5

El Palacio Postal de la CDMX, un monumento arquitectónico centenario.

El Palacio Postal, sede de Correos de México, cumplió 109 años este 17 de febrero.

En la actualidad, pese a los medios de mensajería digital, se entregan tres millones de piezas postales en promedio al día, cuando en 1907; recién abiertas sus puertas, manejaban 134 millones al año.

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) informó que el Palacio Postal, ubicado en las calles de Tacuba y Eje Central del Centro Histórico, fue declarado Monumento Artístico de la Nación el 4 de mayo de 1987, por su valor estético.

A inicio de siglo, la correspondencia postal era el medio primordial para la comunicación en el país, por lo que se tomó la decisión de erigir un edificio capaz de manejar tales volúmenes de correspondencia.

El 14 de septiembre de 1902 inició la construcción del Palacio Postal conocido también como La Quinta Casa de Correos, ya que la institución ocupó antes cuatro inmuebles ubicados en las calles Del Parque, Santa Teresa, San Francisco y Moneda, en el centro de la Ciudad de México.

Este proyecto fue encargado al arquitecto italiano Adamo Boari mientras que la construcción estuvo a cargo del ingeniero mexicano Gonzalo Garita.

Se acordó que para la construcción del edificio se utilizarían los estilos Plateresco e Isabelino y es por la combinación de ambos, que el edificio es considerado una ecléctica obra arquitectónica.

El Palacio Postal resguarda en su interior verdaderas obras de arte a lo largo y ancho de su imponente construcción, entre las cuales sobresalen los frescos de Bartolomé Gallotti ubicados en la sala que lleva el mismo nombre.

El emblemático inmueble de la Ciudad de México también resguarda la Biblioteca Postal, que refugia documentos para conocer la historia del Correo en México, desde el establecimiento del Oficio de Correo Mayor en 1580, en la Nueva España.

Actualmente, el Palacio Postal ofrece los servicios de:

  • Correspondencia
  • Mensajería y paquetería con Mexpost

que incluyen la venta de estampillas, envío de cartas y tarjetas, servicio exprés de mensajería y paquetería, renta de apartados postales, expedición de cartillas de identidad postal, giros postales, cajas para la entrega de mercancías y productos de filatelia, entre otros.

Además de poder utilizar el servicio Postal Mexicano, los visitantes pueden admirar los detalles arquitectónicos del edificio y visitar la exposición permanente de objetos postales y filatélicos que muestran la evolución que ha tenido el servicio postal en nuestro país.

El inmueble también funge como espacio cultural, ya que es parte del programa “Noche de Museos” el último miércoles de cada mes y ha sido sede de varias exposiciones artísticas.