Egresados de la UNAM crean videojuego para generar conciencia ecológica

baby-bee

Además de educar al jugador sobre la importancia de las abejas, también lo ayuda a desarrollar habilidades matemáticas, de una forma sencilla y atractiva.

Egresados de la Universidad Nacional Autónoma de México desarrollaron Baby Bee, un videojuego que, de manera sencilla y atractiva, educa al jugador sobre el modo de vivir de las abejas y la importancia de cuidarlas, para evitar su extinción como principal polinizador.

La premisa de este videojuego es ser no sólo cuestión de ocio, sino que además de informar sobre la importancia de las abejas, también brinda la posibilidad de desarrollar habilidades matemáticas, de razonamiento, lógica e inteligencia espacial.

El videojuego es parte del proyecto de maestría de Carlos Vladimiro González Zelaya, egresado y académico de la Facultad de Ciencias de la UNAM, en el que colaboró con un equipo de cuatro jóvenes más. “Se trata de simetría rotacional, es la base teórica y la mecánica fundamental del juego”, informó.

Así, el reto es lograr con pocos movimientos que el personaje principal, una abeja bebé, se mueva entre laberintos para llegar a las flores, su alimento, y de esta manera llegar a convertirse en una abeja adulta.

En la realización del proyecto también participó Jaime R. Montoya, quien se encargó del arte del videojuego. Anteriormente estuvo nominado al Ariel en 2001 y ganó un León de Oro en Cannes 2006 por el spot Gorila.

Actualmente está disponible en siete idiomas: francés, inglés, chino, ruso, portugués, catalán y español. Además, ya se puede descargar en teléfonos inteligentes con sistema operativo iOS y Android, la mitad de los niveles están libre de costo y de publicidad para incentivar al usuario a continuar aprendiendo acerca de la vida de las abejas.

 

La información más completa de la Ciudad de México en Noticias 21. Entérate del acontecer de la capital mexicana en sus diversos espacios: lunes a viernes a las 07:00 y 21:00 horas; sábados y domingos a las 20:30 horas.
***