Conoce las medidas del “Plan de Austeridad de la CDMX”

image_183

Desde el ahorro en papelería, hasta la restricción de llamadas a celulares: el Plan de Austeridad de la CDMX busca optimizar los gastos de la administración.

La CDMX está renovando sus mecánicas de administración con dos objetivos muy claros: no elevar los gastos que la ciudadanía invierte en el gobierno y optimizar los gastos que ya realiza. Es decir, usar mejor nuestros impuestos.

Parte de esta iniciativa se ve reflejada en el “Plan de Austeridad de la CDMX”, anunciado por Miguel Ángel Mancera, Jefe de Gobierno de la capital, que consiste en “una revisión de las estructuras y de las políticas de adquisición para hacerlas más eficientes”.

¿Cómo se logrará esto?

Se tratará de un reajuste total, una “reingeniería” de la operación de la administración, como lo explicó el Jefe de Gobierno de la CDMX.

¿Cuál es el objetivo?

Se busca generar un ahorro de entre mil 200 y mil 300 millones de pesos.

“Las prioridades de la administración del 2016 serán el no incremento de impuestos, mantener el gasto de inversión que propicie el desarrollo económico de la Ciudad de México y cuidar que los niveles de servicio y la calidad de los programas sociales no se vean afectados”, explicó Miguel Ángel Mancera.

¿Cómo afectará a los trabajadores de la administración?

Por principio de cuentas, el mandatario capitalino aclaró que no habrá recorte de personal:

“No se va a crecer, pero tampoco se va a despedir a nadie”, señaló. “Vamos a hacer ingeniería financiera y vamos a aplicar las Condiciones Generales de Trabajo que tenemos con el Sindicato”, agregó Miguel Ángel Mancera.

Por otra parte sí mencionó que se analizará la posibilidad de compactación de plazas no ocupadas y el congelamiento de las vacantes, para liberar la mayor cantidad de fondos mal implementados.

¿Cuáles serán las acciones concretas?

A continuación enlistamos las modificaciones que se incorporarán a la operación del Gobierno de la CDMX con el “Plan de Austeridad de la CDMX”:

  • El pago de nómina se hará vía tarjeta.
  • Se evitará la dispersión de recursos a través de cheques o efectivo.
  • El pago vía nómina permitirá que los pagos que realice el gobierno de la ciudad coincidan exactamente con el sistema que tiene el Control de Personal.
  • Se eliminará la impresión de alrededor de 13 millones de recibos de nómina a partir de enero de 2016, que se entregarán en formato electrónico con la opción de que el trabajador pueda imprimir su recibo si así lo desea.
  • Las adquisiciones serán mediante consolidación.
  • Se reducirá el gasto en papelería.
  • No se presupuestará combustible para vehículos dedicados a áreas administrativas, salvo en aquellas consideradas sustantivas: seguridad, salud y procuración de justicia.
  • Se busca disminuir la impresión de copias innecesarias de oficios, memorándums y demás documentación administrativa a través del fomento de medios electrónicos.
  • Habrá una reducción en el presupuesto para gastos de congresos, convenciones, exposiciones, publicidad, seminarios y eventos. Se usará como referencia el presupuesto anterior y ninguna actividad de este tipo podrá superar seis por ciento en este rubro.
  • Se prohiben los nuevos arrendamientos, salvo aquellos que representen una mejora en el precio.
  • Se optimizará el consumo de energía eléctrica y agua.
  • Se restringirán las llamadas a celulares.
  • Se reducirá 10 por ciento el servicio de fotocopiado.
  • Se cancelará el gasto para adquisición de equipo de oficina, salvo que este represente una reducción de costos o sea necesario para cumplir convenios con la federación.
  • No se adquirirá ningún vehículo que no sea para las áreas sustantivas: seguridad, salud y procuración de justicia.
  • Tendrán prioridad las obras públicas relacionadas con la demanda de servicios de la población, no habrá obras estéticas, a menos que se trate de equipamiento urbano, mantenimiento o un proyecto integral de espacio público.

Un buen ejemplo de cómo se utilizarán los recursos que se obtengan de este recorte son proyectos como del Fondo de Atención a los Desastres Naturales en la Ciudad de México “FONADEN CDMX”, que fue mencionado por el Jefe de Gobierno, quien indicó que en próximos días se presentará la documentación que detalle su operación.

“Es creado por la Ciudad de México con la optimización de nuestras finanzas (…) Estará integrado por el Subfondo de Estabilización de Ingresos, de dos mil 100 millones de pesos y un Subfondo para Contingencias para desastres de 900 millones de pesos”, detalló Miguel Angel Mancera sobre el “FONADEN CDMX”.

La creación y el uso de estos subfondos convierte a la CDMX en una entidad pionera en este tipo de administración que, según el Jefe de Gobierno, será obligatoria para todos los estados de la República Mexicana. Al interior de la CDMX, Mancera, exhortó a las próximas jefaturas delegaciones a crear un fondo propio para prever gastos y contingencias que afecten la economía de las comunidades.

¿Ustedes qué opinan sobre este tipo de medidas?