Científicos realizan exploración inédita en la Antártida

antarctica

Preocupados por el derretimiento de algunas zonas de este continente, un equipo internacional de científicos viajaron a partes nunca antes exploradas.

Algunas partes de la Antártida se derriten más rápido que otras zonas del planeta. Ante esta preocupación, un equipo de científicos, provenientes de 22 países, se dio a la tarea de conocer cómo esto impactará la región, su abundante vida animal y el resto del mundo, ya que este continente y el Océano del Sur influencian todo el sistema climático global.

De diciembre de 2016 a marzo de 2017, los 55 científicos, invitados por el recientemente formado Instituto Polar Suizo, circunnavegaron el continente en lo que fue un viaje inédito, pues nunca se había realizado un recorrido como éste en una sola temporada. En la expedición, se estudió la biología, climatología y oceanografía del lugar.

 

Acerca de la Antártida y el Océano del Sur

El Océano del Sur es el único que rodea todo el planeta, tiene algunas de las olas más grandes y los vientos más fuertes de todo el mundo. A pesar de ser frío, con una temperatura de entre 3 y -1.5 °C, es uno de los océanos más fructíferos del planeta. Esto debido a que contiene grandes poblaciones de phytoplankton. Globalmente, estos microorganismos producen la mitad del oxígeno del planeta y son la base de la red alimenticia marina.

Por su parte, la Antártida contiene 90% del hielo y el 70% de toda el agua fresca del planeta. El continente presenta una hoja de hielo que mide más de cuatro kilómetros de ancho, por lo cual, si llegara a derretirse, los océanos se elevarían casi 60 metros. Sin embargo, aún es incierto cómo este cuerpo responde al calentamiento global y cómo contribuye a la elevación del nivel del mar.

 

Los hallazgos

Para realizar lo anterior, los investigadores lanzaron un robot sumergible, de cinco millones de dólares, para explorar una parte del glaciar. El aparato está equipado con cámaras HD y tecnología para tomar muestras de agua. Los hallazgos que arrojó fueron inesperados: en lugar de descubrir un acantilado de hielo, el equipo encontró una caverna submarina gigante, entre la lengua del glaciar. “No esperábamos esto, especialmente a estas profundidades”, declaró el biólogo Guillaume Massé.

Pero, ¿qué hay detrás de este descubrimiento? Los científicos encontraron que el agua de esa área estaba a una temperatura más alta de lo esperado y que había una evidencia sorprendente de derretimiento. Esto coincide con otros hallazgos en esta zona: corrientes cálidas fluyen hacia el sur, dando como resultado un aumento en el derretimiento glacial.

Aunado a esto, descubrieron burbujas de agua salada en los núcleos perforados de los glaciares. Éstas son producto de las nevadas en la Antártida, que forman una delgada capa de hielo que atrapa las burbujas y preserva en el hielo. Gracias a estas formaciones, los científicos pueden reconstruir detalles de nuestro pasado climático en hasta 800 mil años hacia atrás, incluyendo niveles de dióxido de carbono y la temperatura. Además, arrojaron información valiosa de cómo el calentamiento del océano afecta el hielo.

Entre los hallazos, también se encontró que en el este de la Montaña Siple, la Península Antártida se calienta más rápido que cualquier otro sitio en el planeta. Incluso, los científicos notaron que los pingüinos Adélie han abandonado sus lugares de nido para moverse al sur, quizás en busca de otros lugares más fríos para anidar.

En 2010 una enorme masa de hielo del Glaciar Mertz, con medidas de 75 por 35 kilómetros, se desprendió después de ser empujado por un iceberg. Ahora los investigadores buscan conocer qué efecto tendrá esto en la vida marina y si este evento puede tener relación con el cambio climático.

 

Con información de Al Jazeera.

 

A través de experimentos científicos y datos curiosos en ​¡Qué Rayos! ​podrás descubrir, reafirmar conceptos básicos de ciencia y mantenerte a la vanguardia en tecnología. Acompaña a Pizu y Paola Kuri, todos los martes a las 18:00 horas.

***