CDMX forma parte de las 100 Ciudades Resilientes

Mancera800

Se destinará el 10% del presupuesto anual para transformar a la capital del país en una urbe resiliente.

Durante la Cumbre Mundial de Directores de Resiliencia, organizada por la Fundación Rockefeller, el Jefe de Gobierno de la CDMX, Miguel Ángel Mancera, firmó la Declaración de Compromiso 100 Ciudades Resilientes” en la que se comprometió a destinar el 10% del presupuesto anual para impulsar acciones en beneficio de la población en materia de movilidad, gestión del agua y residuos sólidos.

Debido a éste compromiso, durante los próximos 5 años, la CDMX recibirá apoyos por parte del grupo 100 Ciudades Resilientes por 5 millones de dólares. El monto servirá para cubrir los esfuerzos realizados en la transformación de la capital, en una urbe resiliente, una ciudad que tenga la capacidad de superar situaciones adversas.

“Estamos hablando de una estrategia de programas sociales, de movilidad y por supuesto, también de gestión, tanto de residuos sólidos, como de gestión del agua. El alcance de este compromiso es más o menos de 17 mil millones de pesos. Es un compromiso muy importante, pero que vamos a destinar de manera transversal con todas las áreas de esta estrategia resiliente”, señaló Miguel Ángel Mancera.

La resiliencia no sólo implica combatir las afectaciones del Cambio Climático, también abarca el tener mejores prácticas de gobierno y atender temáticas en materia de transporte, seguridad y convivencia, por ello, se trabajará de manera coordinada para impulsar actividades que lleven a adoptar éste tipo de modelo en la capital.

 

Como parte del compromiso, el mandatario capitalino informó sobre la creación del primer Fondo para la Gestión del Agua, que mostrará avances a principios del próximo año.  

Al cuestionarlo sobre el tema de la mariguana y su legislación, el Jefe de Gobierno respondió:

“La Ciudad de México lo va a impulsar con toda decisión, sin ambigüedades de si estamos a favor o estamos en contra. Estamos a favor del uso medicinal; ni siquiera tenemos que crear albergues o grandes lugares, simplemente los productos que ya están probados, esos productos deben llegar aquí a la salud”.

Hoy día, el uso de ésta sustancia se mantiene prohibido a pesar de que muchos tratamientos, probados en distintas partes del mundo, han mostrado su efectividad.

“Me parece que ahí tenemos que hacer resiliencia y ahí también tenemos que dar el resultado”, expuso.