Al menos 44 muertos en dos atentados contra iglesias coptas en Egipto

El ISIS se atribuyó la autoría de los ataques, según la agencia Amaq.

Al menos 28 personas murieron y más de 70 resultaron heridas en un ataque con bomba en la Iglesia copta de San Jorge de Tanta, localidad situada a 120 kilómetros al norte de El Cairo.

Pocas horas después se produjo un ataque suicida ante la catedral de San Marcos de Alejandría, que causó la muerte de 16 personas y 41 heridas, según el último balance del ministerio egipcio de Sanidad.

Los ataques se realizaron justo antes del inicio de las celebraciones del Domingo de Ramos, para comenzar la Semana Santa, y 20 días antes de la visita del papa Francisco. De acuerdo con fuentes de la agencia oficial de noticias egipcia MENA, la explosión se produjo con un artefacto de fabricación casera.

El primer ministro egipcio Sherif Ismael ha condenado lo ocurrido y mostró la determinación del Gobierno egipcio de acabar con el terrorismo en el país. Tras lo sucedido, el presidente Abdelfatá el Sisi ordenó el desliegue del Ejército para proteger infraestructuras importantes en todo el país.

Los cristianos coptos representan el 10 % de la población de Egipto, con aproximadamente nueve millones de fieles, es el segundo mayor grupo religioso del país árabe.