10 tips para éste regreso a clases

clases

¡Que no te agarren las prisas! ya se acerca el inicio a clases, si aún no has comprado los útiles escolares, toma nota.

El nuevo ciclo escolar está a la vuelta de la esquina y eso significa una cosa: útiles escolares. La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) estima que el gasto de los artículos establecidos en las listas de útiles de la Secretaría de Educación Pública (SEP) podría ir de los $145.63 a los $249.31, si escogemos lo más económico.

Antes de realizar alguna compra, checa los consejos que te damos en Capital 21.

1. Búsqueda

Es bastante común encontrar en casa plumas, lápices, colores, gomas y un sinfín de útiles escolares de años pasados. Puedes pedirle a tus niños que los busquen juntos y al finalizar, darás un premio a quien junte más. Te sorprenderás de todas las cosas que ya tienes y por las que no gastarás ni un peso.

2. Haz un inventario

Compara la lista de útiles proporcionada por la escuela y haz un inventario. Anota todos los artículos a manera de listado y ve tachando todos los que encontraste en casa.

3. Reutiliza

Estamos seguros que el ciclo escolar pasado tu hijo dejó muchos cuadernos a la mitad, ¿por qué no los reutilizas? Corta las páginas usadas, adorna la portada de una manera distinta y voilá. Checa el estado que tienen las mochilas y uniformes de tus niños, y pregúntate: ¿es necesario cambiarlos?

4. Compras al mayoreo

“Pero a mi hijo sólo le pidieron tres plumas…” Sí, lo sabemos, pero si compras por mayoreo, a la larga ahorrarás una cantidad significativa. Ideal para insumos como plumas, lápices, gomas, etc., materiales que los pequeños pierden con frecuencia. De este modo no tendrás ir y venir una y otra vez de la papelería.

5. Compara precios

Date una vuelta por los mercados, tiendas y supermercados. Ve con tiempo y no desesperes, compara precios y si no están a la vista, pregunta. Muchas veces los mejores precios están en donde menos lo imaginas.

En la página de la Profeco puedes consultar los precios de más de 400 artículos escolares, así como también de libros de texto, uniformes y tenis.

6. Rebajas y ofertas

El ciclo escolar inicia el 24 de agosto, por lo que para el mes de septiembre podrás aprovechar las rebajas de tiendas y supermercados. O bien, acude a las Ferias de Regreso a Clases, donde garantizan descuentos y costos bajos. La Profeco tiene preparada una del 8 al 16 de agosto en Iztapalapa.

Y recuerda, conserva siempre tu nota o ticket para cualquier duda o aclaración.

7. Olvídate de las marcas

Qué importa si una goma es de una marca o de otra, lo importante es su ultilidad. Un cuaderno de 100 hojas puede llegar a costar hasta ¡70 pesos!

Tip: Compra cuadernos económicos y fórralos junto con los niños, deja que ellos elijan la decoración. Ahorrarás más de lo que imaginas.

8. ¿Lujo o necesidad?

Separa lo que realmente necesitas de lo que te gusta. Un consejo: no lleves a tus pequeños de compras. Sabemos que los amas y estarás dispuesto a complacer todos sus caprichos, esa es la razón principal para ir solo, no gastarás en cosas innecesarias ni en artículos de moda.

Y lo principal, apégate a la lista. 

9. Intercambio

¿No encontraste algún libro? ¿Ya no alcanzaste a comprar el uniforme? No te preocupes, puedes intercambiar libros y prendas con padres de familia de otros grupos. Si conoces a alguien que necesite algo que ya no utilizarás, dónalo. Hoy por ellos, mañana por ti.

10. Marca los útiles

Haz etiquetas con los personajes favoritos de tus niños y pégalas en sus libros. Se creativo y marca colores, plumas, lápices y todo el juego de geometría. Los niños muchas veces son despistados y suelen perder las cosas, puedes coser en la parte trasera del uniforme (donde viene la etiqueta) el nombre de tus hijos, así será más fácil identificarlo.

Como nos importas y queremos lo mejor para ti y tu familia, aquí va un consejo extra…

Crea un fondo de ahorro

Si estás leyendo ésta nota es porque ya te agarraron las carreras, pero puedes ir preparando el próximo año para que no te pase lo mismo: crea un fondo para imprevistos. Al finalizar tus compras, haz una lista (sí, otra) de todo lo que gastaste, para que tengas una idea del ahorro que necesitas para el próximo ciclo escolar.